Análisis Resultados electorales el ejido La aritmética del 9+4 mira a Cs en El Ejido... y Cs mira a Madrid

  • Góngora citó ayer a los líderes de la oposición para iniciar el diálogo, aunque, dice, “no descarto gobernar en solitario”

  • Cs se remite por el momento a las directrices que marque el Comité Nacional de su partido

  • Góngora: "Espero que el resto de formaciones entiendan estos resultados y que estén por la labor de facilitar el gobierno del Partido Popular, que es lo que los ejidenses han elegido de una forma clara"

Comparecencia de Francisco Góngora en la noche electoral Comparecencia de Francisco Góngora en la noche electoral

Comparecencia de Francisco Góngora en la noche electoral / D. A. (El Ejido)

No puede ser más tentadora la idea para Paco Góngora y su equipo tras conocerse el resultado de las elecciones locales en El Ejido: entenderse con Cs desde el minuto 1 y no depender de nada más para poder afrontar una legislatura sin sobresaltos. 9+4 igual a 13. Lo tiene en su mano, aunque la pelota, claro, no está en su tejado, ni tampoco lo está del todo en el del candidato ‘naranja’, Cecilio Vargas.

Nadie obvia que el de entenderse con Vox es el Plan B. Si Cs hubiera sacado tres ediles la suma con los 9 de Góngora no daría 13, el número que marca el sosiego en el pleno ejidense. Pero sacaron 4. Lo justo para ponerse de acuerdo sin necesitar de más cuentas y, en cierta manera, para alejarse del otro posible ‘socio’, que arrastra esa vitola de partido ultra que les acompaña en cada lugar o elecciones a las que se presentan

A la derecha del alcalde de los últimos ocho años y de los cuatro próximos, siete ediles recién llegados al Ayuntamiento, sin experiencia política y algo decepcionados por no haber ganado los comicios, aunque en el fondo satisfechos con un resultado que no deja de ser histórico y que, de hecho, celebraron de madrugada entre sus más fieles. Pero nadie obvia que el de entenderse con Vox es el Plan B. Si Cs hubiera sacado tres ediles la suma con los 9 de Góngora no daría 13, el número que marca el sosiego en el pleno ejidense. Pero sacaron 4. Lo justo para ponerse de acuerdo sin necesitar de más cuentas y, en cierta manera, para alejarse del otro posible ‘socio’, que arrastra esa vitola de partido ultra que, quiera o no quiera la gente de Vox, les acompaña en cada lugar o elecciones a las que se presentan.

Así que el Partido Popular mira a Cs, su socio de gobierno preferente en la Junta de Andalucía, la institución a la que tanto ha apelado durante la campaña el PP ejidense, gobernada ahora por la derecha y que, en función de las expectativas y de los hechos que ya se están viendo en sus primeros meses –un ejemplo es el desbloqueo del proyecto de la Cañada de Ugíjar por parte de la administración autonómica, firmado en plena campaña electoral–, va a ser un importante aliado de municipios ‘amigos’ como El Ejido, tan necesitado de inversiones y proyectos lustrosos. Mira el PP a Cs, sí, pero Cs por el momento mira para otro lado: hacia Madrid y su ejecutiva nacional, que es la que, según arguyen en la formación liberal, marcará las pautas.

La primera parte de la negociación con sus dos potenciales ‘muletas’ tendrá que ver con la investidura, aunque ésta la tiene prácticamente garantizada Góngora, por obra de la aritmética. Nadie puede suponer que haya algún pacto ‘anti natura’ para que el representante popular no sea alcalde, e incluso la ‘amenaza’ de la que se habló en la campaña sobre la petición de la ‘cabeza’ del candidato popular para lograr apoyos se diluye como un azucarillo y ni siquiera depende del candidato de Cs, partido que, pese a que ha experimentado un gran aumento pasando de 1 a 4 ediles y casi triplicando sus votos en estos comicios, será el que tenga una representación menor en el pleno, frente a los 5 de PSOE, 7 de Vox y 9 de Partido Popular. El ‘meollo’ de la negociación no será ese, sino un pacto de legislatura que evite el bloqueo institucional. De eso se hablará profusamente en las próximas semanas.

“Nuestra línea es pensar siempre en el interés general del municipio, con cordura, con sensatez y propuestas en positivo. Y hay algo que no va a variar en los próximos cuatro años: Hemos querido siempre contar con la oposición, y habrá que conformar gobierno. En los próximos días hablaremos con todos y vamos a seguir con esa línea, con ese talante dialogante y tratando de conformar un gobierno que sea estable, porque la estabilidad es muy importante para poder sacar adelante todos los proyectos”, afirma sin medianías el candidato del Partido Popular.

“Estamos contentos y satisfechos, pero tenemos por delante conversaciones y tenemos que dar estabilidad al gobierno municipal”, reiteró tras conocer su victoria en las urnas. “Espero que el resto de formaciones entiendan estos resultados y que estén por la labor de facilitar el gobierno del Partido Popular, que es lo que los ejidenses han elegido de una forma clara. Yo no descarto gobernar en solitario, pero dependerá del resto de movimientos de las otras formaciones políticas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios