Senator Hotels & Resorts

El medio ambiente y las personas, en el corazón de Senator

  • La responsabilidad social de la cadena hotelera lleva a reducir en casi un 50% su huella de carbono en 2018

José María Rossell recogiendo el premio de Diputación a Senator por su responsabilidad social José María Rossell recogiendo el premio de Diputación a Senator por su responsabilidad social

José María Rossell recogiendo el premio de Diputación a Senator por su responsabilidad social / Javier Alonso (Almería)

Además de su propio desempeño comercial como empresa, Senator Hotels & Resorts no deja de lado el cuidado del entorno en que desarrolla su actividad, que abarca directamente a sus 38 hoteles así como las localizaciones donde se ubican. Esta acción ha sido reconocida por la Diputación Provincial de Almería, que recientemente concedía a la cadena hotelera el premio de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en la modalidad de Gran Empresa. Y es que si en números la compañía cerraba 2018, último ejercicio auditado, con un récord en la facturación alcanzando un incremento del 5,12% respecto a 2017, el pasado ejercicio no ha sido menos relevante en cuanto a la sostenibilidad, un asunto de máximo interés en la toma de decisiones, convirtiéndose en un elemento estratégico del modelo de gestión del grupo tal y como se refleja en su memoria RSE. “Nuestro horizonte para los próximos años será avanzar hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el apoyo de la Agenda 2030 que lidera Naciones Unidas. Trabajamos, además, en la consecución de principios éticos y universales de turismo responsable y sostenible promovidos por la Organización Mundial de Turismo (OMT) y el Pacto Mundial de Naciones Unidas basados en los derechos humanos, normas laborales, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción”.

El triángulo conformado por el medio ambiente, las personas en la empresa y la acción social es la base sobre la que se erige la labor de Senator Hotels & Resorts. Respecto al primer vértice, la firma trabaja continuamente para garantizar un modelo de turismo sostenible, para ello cuenta con un equipo especializado, el Comité de Gestión Ambiental. Una de sus líneas de trabajo es el plan de reducción de emisiones de efecto invernadero, con la medición de su huella de carbono; en este ámbito la compañía inscribió en 2017 su huella de carbono en el registro del Ministerio de Transición Ecológica. “En 2018, se consiguió reducir nuestra huella de carbono casi un 50% respecto al 2017, mientras en el 2019 seguimos en una buena dinámica e incluso se prevé bajar aún más nuestras emisiones respecto al 2018”, explica Alejandro Serrano, responsable de Certificación y Eficiencia Energética de la empresa.

"En 2019 seguimos en una buena dinámica y prevemos bajar aún más nuestras emisiones"

Otro de los factores clave ha sido la adquisición de energía verde certificada para la descarbonización de la actividad hotelera, cuyo resultado ha sido muy positivo ya que ha logrado reducir sus emisiones de C02 de electricidad en un 62% respecto al 2017, utilizando energía verde en el 63% de establecimientos. En esta línea, Serrano adelanta que el objetivo es tener todos los establecimientos 100% con garantía de origen renovable, “estamos atentos a cómo evoluciona el mercado para ver la posibilidad de que en todos nuestros establecimientos sus emisiones de carbono respecto al consumo eléctrico sean cero”.

Por otro lado, la empresa ha reforzado su estrategia de reducción de consumos y aumento de la eficiencia energética, para lo cual, está llevando a cabo la realización de un análisis y clasificación ordenada por establecimiento sobre oportunidades de ahorro.

La gestión del agua también es fundamental en la compañía, por ello controla el consumo de todas sus instalaciones a través de un contador general. Entre las medidas adoptadas por el grupo en esta materia se encuentra el ahorro de agua en espacios ajardinados a través de la sustitución de césped por jardines xerófilos, del riego por goteo o suelos acolchados para evitar la evapotranspiración. Pero la lista de pasos dados por Senator a favor del medio ambiente no concluye aquí, sino que continúa con la gestión óptima de los residuos, compras respetuosas con el medio ambiente, sustituyendo botellas de agua por agua osmotizada en fuentes para reducir el uso de plásticos a lo que se suma la sustitución de bolsas de plástico por otras de materiales reciclados y apostando por perchas de madera certificada de bosques sostenibles o pajitas biodegradables. Además, en el caso de los jardines, la compañía promueve la economía circular produciendo compost a partir de la materia orgánica generada en los mismos.

En la cadena hotelera trabajan 1.884 empleados de media de 41 nacionalidades, creciendo un 18% en tres años, además, el grupo contempla el principio de composición equilibrada de mujeres y hombres, siendo la estabilidad de la plantilla una prioridad para la empresa. Como el personal es una parte vital para la compañía, ésta realizaba en 2018 una encuesta sobre el clima laboral con cuyos resultados potenciar los factores que generen bienestar. Asimismo, el 100% de los trabajadores de Senator está cubierto por convenio colectivo.

En lo relativo a la integración de la perspectiva de género y de igualdad de oportunidades, la firma elaboró en 2016 el ‘I Plan de Igualdad en la Empresa 2017-2021’. De acuerdo a su informe de RSE, en su primer año de aplicación se llevaron a cabo 117 acciones correspondientes a los diez ejes que vertebran el mismo, entre los que se encuentra el acceso al empleo, formación, política salarial, promoción, conciliación de la vida laboral, personal y familiar o violencia de género; respecto a los último la empresa firmó un convenio de colaboración entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para promover la inserción laboral de mujeres víctimas de la violencia de género, denominado: ‘Empresas en red contra la Violencia de Género’, así en 2018 se produjo una contratación dentro de este convenio. En este sentido, la compañía anima a sus colaboradores a la corresponsabilidad.

En Senator Hotels & Resorts son conscientes de que la gestión de los recursos humanos es una baza fundamental de su ventaja competitiva. En esta línea, la compañía oferta cursos muy completos, ofreciendo formación en distintos bloques como la específica del puesto de trabajo, de idiomas o habilidades directivas; en la memoria se destacan los Programas de Desarrollo Directivo, centrados en mejorar las áreas de gerentes y responsables, tanto en el ámbito técnico como en la gestión del talento. En cifras, la compañía dedicó 135.178 horas en 2018 a la formación frente a las 2.511 de 2017, éstas repercutieron en 2.283 alumnos.

La acción social es el tercer vértice; en este sentido, la cadena hotelera está trabajando en un plan específico para pasar de acciones aisladas a una acción coordinada, pero mientras tanto no ha estado de brazos cruzados. Por un lado, intenta colaborar y concienciar a sus huéspedes de la importancia de crear bienestar, así ha creado iniciativas como ‘Abrazos solidarios’, por la que por cada foto que apareciera en sus redes sociales dando un abrazo a una de sus mascotas, Senator Hotels & Resorts donaba 1 euro a la Asociación Menudos Corazones, o ‘Donando un euro’, con el objetivo de recaudar fondos para el banco de Alimentos de Almería desde 2015. Además, año tras año, la empresa entrega de importantes cantidades de productos no perecederos gracias a la colaboración de empresas proveedoras y huéspedes, recaudando más de 90.000 kilos. Dentro de éste ámbito, también se promueven las acciones de voluntariado por parte de los equipos de animación de la cadena en actividades sociales locales, como es la limpieza de playas por parte de trabajadores y familiares de Senator Hotels & Resorts.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios