Finanzas

Año clave para la construcción de la mayor planta europea de microalgas

  • La empresa Biorizon encara la última fase para que estas instalaciones vean la luz. “Investigación e inversión son imprescindibles para sobrevivir en los mercados”, apunta su director, David Iglesias

Imagen aérea de cómo quedarán, una vez concluidas, las instalaciones de destinadas a una producción de microalgas en la que se lleva tiempo trabajando. Imagen aérea de cómo quedarán, una vez concluidas, las instalaciones de destinadas a una producción de microalgas en la que se lleva tiempo trabajando.

Imagen aérea de cómo quedarán, una vez concluidas, las instalaciones de destinadas a una producción de microalgas en la que se lleva tiempo trabajando.

Biorizon Biotech inicia el año con nuevos proyectos y la ilusión de avanzar en otros en marcha, como es el caso de Sabana, un proyecto europeo ilusionante que tiene a Almería como centro de referencia. A lo largo de estos 12 meses cobrará fuerza la construcción de la planta de producción de microalgas, que será la mayor de Europa.

David Iglesias, director de la empresa almeriense, señala que “estamos ahora mismo inmersos en la construcción de la planta que ya empezamos el pasado año y encaramos la parte final de esa construcción. Estamos con muchísimas ganas de avanzar, de ponerla en marcha lo antes posible y empezar a producir lo que ya nos están demandando nuestros socios europeos que son esas cepas de microalgas nuevas que ya llevamos estudiando desde los últimos dos años y medio”.

“El proyecto -explica- lo lidera la UAL, Gabriel Acién, y trabajamos con el Ifapa y Palmerillas y luego nosotros tenemos socios de varios países europeos y varios centros de investigación muy potentes a nivel europeo. Es un gran consorcio que moviliza en torno a los 12 millones de euros de inversión. Una parte muy importante se va a quedar en Almería y yo como almeriense me siento orgulloso además por el interés que tiene”.

En relación con el futuro uso de las microalgas en la agricultura, pone de relieve que los agricultores almerienses “no se asustan de nada, siempre están abiertos a los cambios, a introducir mejoras como el uso de las microalgas. Tenemos muchos agricultores de España y de Portugal que vienen a visitarnos y se sorprenden de lo que somos capaces de hacer a diario. Para mí es un orgullo mostrarles que estamos a la cabeza somos punta de lanza”. La inversión en tecnología es la única manera de sobrevivir. Así lo considera Biorizon Biotech para nuestro modelo agrícola, que es internacional y ha sido reconocido por un organismo de Naciones Unidas como modelo de agricultura sostenible. “En Almería -destaca- tenemos capacidad de inversión, de riesgo, de mejorar. Hay empresas de mucho valor con mucha presencia fuera y hay que aprovecharlo, ponerlo en valor”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios