Cultura

Álvaro de Luna: "Fue en Almería donde comencé a amar de verdad el cine"

  • El veterano actor está en Almería donde tiene uno de los papeles protagonistas de la película 'Al Sur de Guernica' de Silvia G. Argente

Álvaro de Luna ha regresado a Almería donde es uno de los protagonistas de Al sur de Guernica una película de Silvia G. Argente, cuyo teaser se está rodando en distintas localizaciones de la capital. La idea es rodar hasta el viernes y pasado el verano regresar a Almería para grabar la película.

El actor, conocido por su participación en Curro Jiménez donde hizo el papel de El Algarrobo está a punto de cumplir 79 años y se encuentra muy feliz de volver a una ciudad, donde ya estuvo en varias ocasiones para rodar algunos capítulos de Curro Jiménez e incluso alguna película del género spaghetti western.

"Últimamente me da miedo coger el periódico por las mañanas, se me han ido en estos dos últimos años mis mejores amigos. Pepe Sancho, Sancho Gracia, Juan Luis Galiardo, Carlos Larrañaga, que era amigo desde niños, todos se han ido", confesaba ayer Álvaro de Luna en el Hotel NH de Almería, donde estará hasta hoy por la tarde.

El personaje de El Algarrobo marcó durante toda su vida a Álvaro de Luna. "Es curioso, porque estuve a punto de no hacerlo porque TVE no quería que yo hiciera El Algarrobo, sino el papel de El Fraile que hizo Paco Algora. Pero, Sancho Gracia se empeñó en que yo hiciera ese papel, y luchó mucho y al final lo consiguió. Estoy encantado porque me dio una posibilidad importantísima para empezar a entender que la cámara me quería".

El spaghetti western, término que no le gusta utilizar a Álvaro de Luna también marcó sus inicios en el cine. "En Almería rodamos una de las mejores películas de spaghetti western que yo recuerde. Recuerdo que se titulaba Antes llega la muerte dirigida por Joaquín Luis Romero Marchent, donde también participó Jesús Puente y Fernando Sancho. En Almería tengo que reconocer que comencé a amar el cine".

Álvaro de Luna inició estudios de Medicina y siendo muy joven era un gran deportista y atleta. "Tengo que reconocer que en mi vida la interpretación llega de un modo casual. Recuerdo que buscaban gente para una película y no tenía ni idea de interpretación, pero en el colegio yo había hecho esgrima. Yo montaba a caballo, me hice muy amigo de Medina, el que traía los caballos y que llevaba gitanos. De esa forma entré en el mundo del espectáculo. Eso me sirvió para viajar por varios países, vivir en Italia y volví a España en 1965".

El actor considera que "el teatro te compromete excesivamente y tiene una gran responsabilidad directa con el público que está en la sala. Ahora estoy ensayando una obra en Madrid que se estrenará en septiembre. A mi el paso al mundo del espectáculo me lo da la televisión, no me lo da el cine".

Con respecto a la película Al sur de Guernica de Silvia G. Argente manifiesta que "es una historia impresionante, una historia que arranca de un recuerdo terrible y de un hecho real, pero que luego esos diferentes personajes sacan lo mejor y lo peor cuando están en un momento extremo. Yo cuando leí el guión me quedé fascinado y no pude decir que no a este proyecto".

Álvaro de Luna explica que "estoy en manos de Silvia en esta película. Si no te pones en las manos del director te equivocas. Pero por mucho que tengas un recorrido de cosas que te hayan ocurrido, en este caso, es la directora la que marca los tiempos. La película tiene algo muy a favor, y es que es distinta a todo el cine que se hace, puede tener hasta miedo y terror".

El actor fue durante años un asiduo de las tertulias del Café Gijón en Madrid. "Cuando llega la televisión desaparecemos los actores de los cafés, porque se trabajaba mucho y había que ensayar mucho y estudiar de un día para otro". El actor se mostraba feliz de regresar a Almería.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios