Cultura

Bédar, Rodalquilar y Mojácar acogen el rodaje de la serie ‘Stanley Hillis’

  • Basada en la vida del criminal holandés está protagonizada por Jeroen Spitzenberger

Rodaje de la serie ‘Stanley Hillis’ en las inmediaciones del Chiringuito Tío Pepe en El Zapillo el pasado viernes. Rodaje de la serie ‘Stanley Hillis’ en las inmediaciones del Chiringuito Tío Pepe en El Zapillo el pasado viernes.

Rodaje de la serie ‘Stanley Hillis’ en las inmediaciones del Chiringuito Tío Pepe en El Zapillo el pasado viernes. / Carmen Osorio

El rodaje de la serie holandesa Stanley Hillis basado en la vida de Stanley Marshall Hillis, nacido en La Haya en 1946 y fallecido en Ámsterdam en 2011 concluye hoy en tierras almerienses. Han sido cuatro días intensos de grabación en distintas localizaciones de toda la provincia.

El pasado viernes, el rodaje se centró en el paraje de El Chorrillo en Sierra Alhamilla y en el chiringuito Tío Pepe en la zona del Zapillo, así como en Pescadería. El sábado, el rodaje se centró a lo largo del día en el municipio de Bédar. Ayer domingo, la grabación estuvo en Bédar y en una tienda del Paseo Marítimo de Mojácar. Hoy lunes, concluye el rodaje en la carretera AL-5107 de Mojácar a Carboneras y en la carretera AL-4200 entre Rodalquilar y San José y en el Restaurante La Palma en Las Negras. Las escenas rodadas en el chiringuito Tío Pepe estaban ambientadas en los años 70 mientras el resto se centraban en los años 90.

Se trata de una serie dramática sobre Stanley Hillis, considerado uno de los grandes criminales de Amsterdam. Asesinado en 2011 su caso no está cerrado ya que no se sabe quien fue el autor de su muerte. Ahora llega una serie basada en su vida que interpreta el actor Jeroen Spitzenberger.

La serie se basa en la vida de Stanley Hillis, un holandés que al final de su juventud se fue a Francia para servir en la Legión Extranjera. En ese tiempo se mostró como una persona tímida, pero de excelente trato. Cuando regresó a los Países Bajos, comenzó su carrera criminal como ladrón de bancos.

Hillis comenzó su carrera criminal como ladrón de bancos. Cometió varios robos. Logró escaparse dos veces de la prisión. Tras la última fuga contó su vida en televisión. Hillis disfrazado con peluca y gafas de sol, fue entrevistado en su escondite. Fue una entrevista muy seguida en televisión.

Hasta finales de 2005, tenía un negocio inmobiliario en Ibiza con Evert Hingst. El 11 de marzo de 2006 se supo que la liquidación de Hingst el 31 de octubre de 2005 fue registrada por la cámara de seguridad de su vecino Hillis. El 21 de febrero de 2011, Hillis recibió un disparo en su automóvil alrededor del mediodía en el Watergraafsmeer. Murió en el acto. La productora en España de la serie que hoy acaba su grabación es Aty Soesbergen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios