Cultura

'Pe' y 'Pa', personajes de2009

Este 2009 ha sido el año de Penélope Cruz y Robert Pattinson. Mientras la primera ha consagrado su carrera profesional con un Óscar y numerosos reconocimientos por parte de los críticos, el protagonista de Crepúsculo ha tocado por primera vez el éxito con la punta de los dedos y con Luna Nueva, la segunda parte, la saga se ha confirmado como un auténtico fenómeno de masas. Ambos son jóvenes, guapos y carismáticos. Y el triunfo les ha sonreído este 2009. ¡Qué más se puede pedir!

Para Penélope, sin duda, éste ha sido 'su' año. Le han sonreído tanto el trabajo, ya que ha ganado un Óscar por su interpretación como actriz de reparto en Vicky, Cristina Barcelona, de Woody Allen, como el amor. Su relación con Javier Bardem, que comenzó como un romance, se ha consolidado en los casi dos años que llevan juntos y se ha convertido en una de las más estables del panorama nacional. También se les tiene gran cariño en Hollywood, donde triunfan cada uno por su lado y llevan una discreta vida de pareja.

Al principio de su relación se 'resistían' a dejarse ver juntos, más aún cuando había fotógrafos o prensa presentes. A estas alturas y cuando la madre del propio Bardem ya lo califica como una unión 'oficial', su amor es definitivo.

A pesar de todo, los paparazzi no han dejado de perseguirles en todo este tiempo, ni la prensa de atribuirles compromiso, boda o incluso embarazo. De hecho, lo más cómico de la situación es que desde el pasado verano suenan con fuerza rumores de un posible embarazo de Penélope que, como ninguno de los actores ha dicho nada para desmentirlo, no se ha comprobado que es incierto hasta que el propio paso del tiempo no ha puesto las cosas en su sitio.

Lejos de quedarse 'ensimismada' con el Óscar y otros premios que le llovieron por su trabajo con Woody Allen, la protagonista de Jamón, jamón (la película de Bigas Luna en la que conoció a Bardem, en la década de los 90) pretende ahora volver a meterse en el bolsillo a crítica y público con su impresionante actuación en la adaptación del musical Nine, en la que comparte escenas con otras actrices oscarizadas, como Judi Dench o la mismísima Sofía Loren.

Otra compañera de reparto es la también ex de Tom Cruise, Nicole Kidman, con la que -aparte de no tener nada que envidiarle en cuanto a trayectoria- se dice que ha hecho muy buenas migas durante el rodaje. Con Kate Hudson también, con la que, aparte de amistad, comparte la tarea de 'caldear' el ambiente en esta producción que no dejará impasible a nadie.

El también actor, aunque no español sino inglés, Robert Pattinson, tampoco escatima ocasiones para dejar boquiabiertas a sus admiradoras, que ya se cuentan por millones desde que interpretó el papel de Edward Cullen, un vampiro que se enamora de una joven normal (Kristen Stewart), en la famosa saga de Crepúsculo.

La vampiromanía se adueñó del país desde su estreno, a finales de 2008, y este año ha sido el de su consagración con una segunda parte, Luna nueva, que ha reventado las taquillas de medio mundo, también las españolas.

Así, este cantante-modelo-actor de tan sólo 23 años de edad, que ya había participado en grandes producciones como Harry Potter y el cáliz de fuego, saltó a la primera línea de la actualidad y a las carpetas de millones de quinceañeras.

Unos meses antes del 'boom' nadie le hubiera dicho a este londinense, hijo de una administrativa en una agencia de modelos y de un importador de coches antiguos, que las adolescentes se iban a morir por sus huesos con tan sólo poner 'ojitos' en una película en la que, dicho sea de paso, sale con la tez más blanca y más ojeras de lo que puede considerarse atractivo.

Pero el corazón de las adolescentes no entiende de lógica y, a mediados de noviembre, cuando el actor vino a España al estreno de Luna nueva, eclipsó al resto de intérpretes y se dio un auténtico baño de multitudes.

Miles de jóvenes se agolparon en los cines Kinópolis de Madrid para ver de cerca a su ídolo. A la presentación de la secuela de Crepúsculo asistió el trío protagonista, en el que se encuentran Robert Pattinson, Kristen Stewart y también Taylor Lautner, otro guapo joven que, con su papel de hombre lobo, también ha logrado atraer la atención de un público mayoritariamente femenino.

Las 1.500 entradas que se repartieron gratuitamente para poder acceder, posteriormente, al Palacio de Vistalegre para una gala se agotaron pocos minutos después de comenzar a distribuirse. La locura por los vampiros de moda llegó a tal extremo que muchas jóvenes llegaron a aguardar durante horas y desafiando al frío imperante a las puertas de la taquilla donde se iban a repartir.

Si existiera una lista de más afortunados en sus carreras, por tanto, Pe y Pattin figurarían a la cabeza este 2009. Teniendo en cuenta que cada uno tiene su edad y su trayectoria (la española, mucho más amplia), ninguno de los dos puede quejarse de un año sin suerte ni éxito profesional. Todo lo contrario.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios