DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

El manuscrito

Manuel López Muñoz

La utilidad del latín y el griego

Podría incluso recordar que el japonés "arigato" viene del portugués "obrigado" y del latín "obligare

El pasado 27 de febrero, en la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados y, por delegación, en el Congreso mismo se vivió una experiencia asombrosa: los grupos parlamentarios aprobaron algo por unanimidad, sin bronca ni enfrentamientos. ¿Qué era aquello que suscitó tan grande maravilla? Instar al Gobierno a solicitar de la UNESCO que declare el Latín y el Griego parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Se trata de una idea que, surgida de la Sociedad de Estudios Latinos y, sobre todo, de José María Maestre, su Presidente, defendió el latinista Emilio del Río, Diputado del Partido Popular. Es algo que no va contra nadie y que busca sólo que a esas dos lenguas se les reconozca la aportación que hicieron y siguen haciendo a nuestro mundo, de Oriente a Occidente y del Norte al Sur.

Esa aportación se hace cada día en los centros de enseñanza en los que el profesorado lucha contra delegaciones, direcciones, directrices y talibanes para seguir ayudando a formar personas. Luchan contra quienes consideran que la educación está para formar mano de obra, luchan contra quienes creen que los saberes de base perjudican a los especializados y luchan contra todo tipo de Torquemadas de barrio que se oponen a lo que sea por tener alguien que les preste oídos. Podría mencionar cómo ayudamos a educar el razonamiento. Podría referirme al surgimiento de la democracia en Atenas, al desarrollo de la Oratoria en Grecia y Roma, a la existencia de mitos y relatos que siguen vivos hasta en los videojuegos, a la lengua que usamos para pensar y vivir, al enorme número de palabras de raíz latina que contiene el inglés, a que las Ciencias tienen un extensísimo vocabulario latino y griego… Podría incluso recordar que el japonés "arigato" viene del portugués "obrigado", a su vez, derivado del verbo latino "obligare". Podría decir todo esto como latinista y Catedrático de Latín de la Universidad de Almería, pero quiero referirme a algo más que podemos apuntar en la cuenta de nuestras materias: la consideración del Latín y el Griego como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ha logrado que todos los grupos políticos del Congreso se hayan puesto de acuerdo. El Latín y el Griego han demostrado su capacidad para crear consensos donde casi siempre existe la bronca tabernaria. Y todavía habrá botarates que vayan por ahí farfullando que las Clásicas no sirven de nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios