Juan José Bonilla, coordinador de Vox en El Ejido "No estoy en Vox por venganza"

  • 16 preguntas al hombre fuerte de Vox en El Ejido, que perdió a su padre a manos de un inmigrante en el año 2000, suceso que desencadenó una ola de disturbios durante días

  • "Vox no va a llegar con un furgón y va a sacar a los inmigrantes, pero la inmigración debe ser regulada”

Juan José Bonilla, abogado, agricultor y ahora coordinador de Vox en El ejido. Juan José Bonilla, abogado, agricultor y ahora coordinador de Vox en El ejido.

Juan José Bonilla, abogado, agricultor y ahora coordinador de Vox en El ejido. / Anyo (El Ejido)

Comentarios 1

Juan José Bonilla habla por primera vez para un medio de comunicación tras ser designado coordinador de Vox en El Ejido, el único municipio de España donde el partido de derechas ha ganado unas elecciones. Sucedió el pasado 2 de diciembre en las Autonómicas, cuando la formación que lidera Santiago Abascal fue la lista más votada en el municipio.

Aquel día, asegura Bonilla, entendió que debía dar el paso y armar un bloque sólido para que el ‘voto útil’ lo sea de verdad en el pueblo que lo vio nacer. Aunque lo tiene presente cada día, el asesinato de su padre a manos de un inmigrante en el año 2000, que generó importantes disturbios durante días en El Ejido, no tiene nada que ver con el paso adelante que ha decidido dar. Así lo defiende y lo defenderá hasta el final.

–¿Qué le ha seducido de Vox y por qué ha dado este paso?

–Sus ideas me gustan, su proyecto político me entusiasma y me siento muy identificado con lo que defiende. Lo que sucedió el 2 de diciembre con las autonómicas fue un punto de inflexión para mucha gente, que vimos que aquello del ‘voto útil’ funciona. Yo votaba al PP, pero había y hay un desencanto generalizado por la no actividad de los políticos locales. Como vecino ejidense, veo que el Ayuntamiento de El Ejido ha dejado de lado a los ciudadanos.

–¿Cree que llega a un partido con fecha de caducidad?

–Vuelvo al concepto de voto útil. Vox le permite a la gente quitarse el miedo de que va a tirar su voto a la basura. Ahora más que nunca estamos viendo que esto va adelante y esperamos que no va a ser algo pasajero, como puede ser el caso de Podemos, u otros partidos, que se desinflan.

–¿Y a un partido ‘demonizado’, de ‘extrema derecha’?

–Vox le dice a la gente lo que necesita escuchar y que nadie se atreve a decir. Ese es el hartazgo de la gente, que se les tilde de extrema derecha cuando no es así. No sabemos cómo nos van a recibir el resto de partidos, porque será nuestra primera vez en las Municipales. Nosotros debemos centrarnos únicamente en trabajar mucho para llegar al momento de la convocatoria electoral con una buena lista de candidatos, un programa electoral municipalista bueno, que a la gente le guste y vea que es el momento de dar el cambio.

–Tras ganar las Autonómicas, ¿cuál es su aspiración real en las municipales?

Bonilla, en su despacho profesional, ubicado en el centro de El Ejido Bonilla, en su despacho profesional, ubicado en el centro de El Ejido

Bonilla, en su despacho profesional, ubicado en el centro de El Ejido / Anyo

–Ahora mismo la meta que nos marcamos es todo lo que sea posible. Trabajar, primero, pero cuando uno va a política no juega a perder o a empatar, va a ganar. La intención tiene que ser y es ganar. Si tuvimos un resultado tan bueno en diciembre, ¿por qué vamos a aspirar a menos?

–¿Estarán abiertos a pactos con el PP en El Ejido?

–Nada de eso se nos pasa por la cabeza. Ahora no toca hablar de eso.

–¿Será usted el candidato?

–Tampoco toca ese tema. De momento soy el coordinador y mi tarea es aglutinar gente y propuestas, escuchar los problemas y carencias que nos cuentan los vecinos. Y seguir creciendo en afiliados. Necesitamos gente que verdaderamente tenga ganas de trabajar por su pueblo, que no venga a buscar otro tipo de expectativas o cosas que no van a conseguir aquí. Es un proyecto muy ilusionante y he de decir que he recibido mucho empuje y ánimo en la calle.

–¿Cuál es su hoja de ruta?

–El primer objetivo a día de hoy es conseguir afiliación, lograr que la gente se una al proyecto. En diciembre había menos de 20 afiliados. Ya vamos por 150 y es un goteo diario. Conseguir que una persona se afilie a un partido político es complicado y pese a ello yo recibo gente todos los días que quiere afiliarse, que me llama por teléfono o viene a verme al despacho. Me buscan a mí o a otros compañeros del partido.

Fundamentalmente buscamos hacer una estructura sólida, que se está configurando en El Ejido, y trabajar en la elaboración de nuestras propuestas políticas que se incluirán en el programa. Eso es lo básico ahora. Vamos a abrir ya una oficina electoral en el centro, la próxima semana, un punto de reunión para toda la gente, no solo afiliados, que quieran pasar y nos cuenten sus problemas y carencias, ya sean de Las Norias, de Almerimar, de Ejido Centro… de cualquiera de los núcleos.

Conocer de primera mano las peticiones y propuestas de los vecinos antes de presentar el programa es fundamental, sin perjuicio de que estamos en un partido nacional, en el que lógicamente desde Madrid se marcan las líneas generales, pero no debemos obviar que El Ejido tiene sus propias circunstancias, su idiosincrasia propia, que tenemos que plasmar en el programa.

El coordinador de Vox posa en una calle ejidense. El coordinador de Vox posa en una calle ejidense.

El coordinador de Vox posa en una calle ejidense. / Anyo

–¿Le molesta que se le recuerde el asesinato de su padre?

–Es algo que forma parte de mi vida, un suceso muy trágico. Éramos una familia unida y que funcionaba perfectamente. Gente humilde y trabajadora. En cuestión de segundos te quedas sin padre, asesinado, y eso te cambia absolutamente la vida, te lo cambia todo. Pero esa circunstancia no ha condicionado en absoluto mi decisión y es algo que quiero dejar claro: no tiene absolutamente nada que ver. Lo digo y lo diré en cada entrevista, porque sé que se me va a volver a preguntar.

Yo no estoy como coordinador de Vox para buscar venganza. Tengo trabajadores inmigrantes en mi invernadero, actualmente uno originario de Mali y otro de Senegal, a los cuales les he formalizado sus ‘papeles’, muchos de mis clientes como abogado son inmigrantes, y quien me conozca, que es mucha gente en El Ejido, lo sabe. Yo dependo de los inmigrantes.

–¿Podrían volver a suceder hoy los disturbios que se originaron tras los crímenes del año 2000?

–Aquello fueron unas circunstancias muy desagradables, porque se concatenaron dos muertes, de mi padre y otro agricultor, y pocos días después una chica en Santa María del Águila. Esperemos que esos hechos no se vuelvan a repetir, pero sí quiero decir que a día de hoy ninguna administración ha hecho nada por corregir aquella situación. La situación sigue siendo la misma, el agricultor se encuentra desamparado y la situación de desamparo de los ciudadanos de El Ejido es la misma.

–¿Tiene El Ejido un problema con la inmigración?

–Sí, lo creo. El problema de la inmigración merece muchas horas de charla, no es algo que se pueda solucionar en un rato. Desgraciadamente, las administraciones competentes no han puesto medios para solucionar el problema, no ya de la inmigración en El Ejido, sino en toda la provincia. Roquetas, Vícar, La Mojonera, Níjar... y muchos lugares más. Los pocos que nos atrevemos a abrir negocios en El Ejido nos tenemos que someter a un control exhaustivo de concesión de licencias, permisos, fianzas… y desgraciadamente el sentir general es que se abren establecimientos por inmigrantes que no tienen ese control o ese seguimiento. El comercio local desaparece, la gente se está yendo a Almerimar, se está yendo a Aguadulce… a otras zonas. No es solo culpa de los actuales gestores del ayuntamiento, pero pienso que es un problema que las administraciones no saben mejorar.

Juan José Bonilla, en el invernadero de su familia. Juan José Bonilla, en el invernadero de su familia.

Juan José Bonilla, en el invernadero de su familia. / Anyo

–Mucha gente tilda de hipócritas a los agricultores del Poniente, por votar a Vox pese a necesitar a los inmigrantes.

–¿Sólo hipócritas? A los agricultores nos acusan de muchas cosas más. Lo que ocurre es que el agricultor necesita mano de obra cualificada. Sucede en muchos casos que el agricultor tramita una documentación, como he hecho yo, y al poco el trabajador se va a otra zona donde tenga mejores condiciones. El agricultor se queda con cara de tonto. Aquí necesitamos mano de obra cualificada. Los agricultores estamos cansados de ser perseguidos por el Seprona o por la inspección de trabajo porque nos vemos abocados a acudir a rotondas o zonas de concentración de inmigrantes para buscar mano de obra, que ni está cualificada ni puedes dar de alta porque no tiene documentación. Ese es un problema muy de fondo que las administraciones no han sabido solucionar. La mano de obra, una vez que consiguen documentación legal, se va a otras zonas y eso hay que corregirlo por parte de la Administración. Si un agricultor tramita una documentación hay que procurar que ese trabajador siga con ese agricultor, que se ha encargado de enseñarlo. Si un agricultor necesita por hectárea equis trabajadores dependiendo del tipo de cultivo, hay que proporcionárselos. Lo que no puede ser es perseguir al agricultor, multarlo con 6.000 o 9.000 euros mientras la mano de obra no está ni regularizada ni cualificada.

–¿Qué propone Vox para revertir esa situación?

–Que se cumpla la ley. No se trata de que Vox va a llegar con un furgón y va a sacar a todos los inmigrantes. Hay que ser muy cuidadosos con este tema porque sé que estamos en el punto de mira. Yo quiero dejar claro que hay que regular la inmigración. Almería necesita mano de obra, esa es la realidad, sea española o sea extranjera. Vuelvo a repetir, yo he regularizado documentación para poder tener trabajadores inmigrantes.

El problema es que la Administración no pone los medios. Hay que regularizar un contingente de gente que sea necesaria. Los que no sean necesarios, pues señores, si no hay trabajo y no hay documentación hay que cumplir las leyes, que lo dicen muy claro a través de la Ley de Extranjería: si no hay documentación hay unos trámites para ser expulsado o unas prohibiciones de entrada. Y las normas hay que cumplirlas.

–Si entran en el gobierno local, ¿cómo van a articular esto?

–Todo eso irá detallado en el programa electoral y es algo que no puedo detallar ahora. Desde la administración local no se dispone de competencias, pero sí se puede desde Almería apretar a la administración central para encontrar una solución definitiva que no sea lo que tenemos actualmente.

–¿Vendrá Santiago Abascal a El Ejido en campaña?

–Eso espero, que venga él y los máximos cargos que puedan acompañarnos. Queremos organizar un gran acto multitudinario. Ahora vienen, además, varias campañas electorales y las generales están ya ahí.

Entrada a su despacho profesional, que comparte junto a su mujer. Entrada a su despacho profesional, que comparte junto a su mujer.

Entrada a su despacho profesional, que comparte junto a su mujer. / Anyo

–¿Cree que El Ejido volverá a ser un vivero de votos para Vox como en las Autonómicas?

–Con independencia de que han puesto la fecha justo en el domingo grande de San Marcos, en la fiesta de nuestro pueblo, creo que sí, que si las Autonómicas fueron una sorpresa, las Generales lo pueden ser más. Yo hablo con mucha gente y en diciembre sabía que había mucha gente que iba a votar a Vox, pero me sorprendió aquel éxito en las urnas, y quien diga que no le sucedió así, no dice la verdad.

–¿Cómo se vive sin Facebook ni redes sociales?

–La mar de bien. No las he necesitado para nada hasta ahora y espero seguir así. No me seducen. Yo remanezco de la sierra, soy un hombre tradicional. No necesité conocer a mi mujer con redes sociales, voy de frente y me gusta el contacto personal. Tampoco me gusta exhibirme con fotografías, si he estado o he comido en tal o cual sitio, si he viajado a no sé dónde...

Mi tarjeta de visita está aquí para quien la quiera, en papel. Cada tarde estoy en mi despacho, atiendo a todo el mundo cara a cara, previa concertación de cita. Me dice mucha gente que no soy ‘normal’ por ello y yo digo... pues vale. Si a día de hoy hay algún perfil mío en redes sociales, tenga por seguro que es falso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios