El doble crimen generó una ola de disturbios El hijo de un asesinado por un marroquí en el 2000, nuevo coordinador de Vox en El Ejido

  • Juan José Bonilla, abogado de 42 años, es el nuevo responsable de la formación política en el municipio, en sustitución de Francisco Cara

  • Su padre, Tomás Bonilla, fue uno de los dos agricultores asesinados en el año 2000, crímenes que generaron importantes disturbios en El Ejido

  • Puede ser el candidato a las municipales, aunque por el momento el partido no ha confirmado el nombre de ningún candidato

Juan José Bonilla López Juan José Bonilla López

Juan José Bonilla López / D. A.

Comentarios 1

El Comité Ejecutivo Provincial de Vox en Almería ha nombrado a Juan José Bonilla López como nuevo coordinador del partido en El Ejido. Este abogado ejidense de 42 años, que también es agricultor, será el encargado de armar el proyecto de la formación de cara a las próximas elecciones municipales, aunque por el momento no existe confirmación de que vaya a ser el candidato. Sustituye a Francisco Cara, la cabeza visible de la formación hasta ahora.

Desde la coordinación general de Vox Almería se desliga aquel suceso trágico de la decisión actual, aunque a nadie se le escapa el peso que tiene un hecho que, sin duda, marcó la vida de Juan José Bonilla y de su familia

El nuevo responsable de Vox en El Ejido llega al cargo con un pasado trágico, ya que hace 19 años y una semana que un inmigrante de origen marroquí, Cherki Hadij, que por entonces tenía 25 años, degolló a su padre, Tomás Bonilla Romero, que además era su patrón en el invernadero que regentaba. El crimen sucedió poco después de haber asesinado, como recoge la sentencia que lo condenó a 35 años de cárcel, a José Ruiz Funes, quien poco antes le había recriminado que estuviera apedreando a un perro.

Una tercera muerte violenta, la de la joven Encarnación López también a manos de un inmigrante –con sus facultades mentales mermadas– fue el desencadenante final de una importante ola de disturbios de base xenófoba que durante varias jornadas consecutivas convirtieron en desagradable protagonista al municipio ejidense, generándose un importante revuelo mediático en todo el país.

Su nombramiento viene a producir un cambio sustancial para Vox, que pretende dar un paso más a nivel organizativo; ganar músculo y fuerza y consolidar algo que ni siquiera existía hace apenas unos meses

Las nuevas responsabilidades de Juan José Bonilla no llevan aparejadas que vaya a ser el candidato elegido para representar a Vox en las próximas Elecciones Municipales, aunque es más que probable que así sea. Este extremo no está confirmado y de hecho Vox todavía no ha dado a conocer ningún nombre de candidatos en la provincia, pues se encuentran en pleno proceso de configuración de equipos y ampliación de militancia.

Desde la coordinación general de Vox Almería se desliga aquel suceso trágico de la decisión actual, aunque a nadie se le escapa el peso que tiene un hecho que, sin duda, marcó la vida de Juan José Bonilla y de su familia. Vox fue la fuerza más votada en El Ejido en las pasadas Elecciones Autonómicas. De hecho, fue el único municipio de Andalucía en el que esta formación obtuvo más votos que ningún otro partido.

La presión migratoria que vive el municipio y toda la comarca del Poniente, donde justamente Vox se está haciendo fuerte y tiene un mayor número de afiliados y simpatizantes, lo es en buena medida por una de las bazas ideológicas más importantes (y polémicas) con las que se presenta el partido de Santiago Abascal: una nueva y profunda regulación de la inmigración.

El nombramiento de Bonilla como cooordinador de Vox en El Ejido viene a producir un cambio sustancial para esta formación, que pretende dar un paso más a nivel organizativo. Ganar músculo y fuerza y consolidar algo que ni siquiera existía hace apenas unos meses. Era Francisco Cara quien hasta ahora se ocupaba de estas labores en el municipio y que estuvo al frente de la exigua representación del partido en El Ejido cuando Vox fue la fuerza más votada en las autonómicas. Por entonces la formación contaba con apenas una veintena de militantes, cifra que se está multiplicando exponencialmente, y que ya va camino de los 200.

Seguir aumentando el número de afiliados y crear un equipo de trabajo sólido será el primer reto que tendrá Juan José Bonilla en las próximas semanas, antes de que se dé a conocer la lista con la que Vox comparecerá a las elecciones municipales, en las que partirán con expectativas de entrar con varios ediles en la corporación local ejidense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios