Política municipal

El mundo al revés en Gérgal: el PSOE salva el presupuesto del PP, rechazado por su socio de legislatura

  • Los cuatro concejales del PSOE, partido que intentó en enero desalojar al alcalde del PP del cargo, le dan su apoyo, mientras el teniente alcalde y el portavoz de su partido se lo niegan

  • Moción de censura trampa en Gérgal

Imagen del pleno en el que se votó la moción de censura en Gérgal, el pasado enero. Imagen del pleno en el que se votó la moción de censura en Gérgal, el pasado enero.

Imagen del pleno en el que se votó la moción de censura en Gérgal, el pasado enero. / Javier Alonso

La política municipal origina de vez en cuando situaciones realmente kafkianas y harto inverosímiles, y en ese ámbito el municipio de Gérgal está siendo un filón en la presente legislatura.

El alcalde gergaleño, Miguel Guijarro (PP), que sigue en el cargo porque se frustró sobre la bocina la moción de censura que lo iba a desalojar de la alcaldía el pasado 31 de enero, ha sacado adelante el presupuesto municipal para 2020 (que incorpora todas las medidas de ayudas a vecinos y empresas en el marco de la crisis por la pandemia de la Covid-19, tanto propias como de otras administraciones) con los votos favorables de la oposición (PSOE) y el rechazo de su socio de legislatura, el que fuera cabeza de lista de Cs José Mateo, actual teniente-alcalde, edil de Cultura y Deportes y con quien existe un acuerdo para cederle la alcaldía a partir de febrero de 2021. Su ‘no’ fue el único voto negativo a las cuentas.

Para terminar de completar el surrealista cuadro vivido durante el Pleno de presupuestos celebrado esta semana, el propio portavoz del Partido Popular y compañero de Guijarro, Bienvenido Gómez, se abstuvo en la votación.

Miguel Guijarro: "Resulta que la responsabilidad y coherencia de la oposición ha hecho que esto salga adelante, porque si los concejales del PSOE se hubieran dedicado a hacer política, esto no sale… es que manda narices"

Guijarro no sale de su asombro: “en nueve años que llevo como alcalde en minoría, una cosa así es la primera vez que me pasa, es que por más que lo pienso, no lo entiendo y todavía no he salido de la perplejidad. Resulta que la responsabilidad y coherencia de la oposición ha hecho que esto salga adelante, porque si los concejales del PSOE se hubieran dedicado a hacer política, esto no sale… es que manda narices”.

Según Guijarro, “los que más cerca tienen que estar resulta que son los que más lejos están”, en referencia al propio José Mateo, a quien le achaca su poca altura de miras: “tal como estamos lo que tenemos que garantizar es los servicios básicos. Ahora estamos para estar con la gente, ayudar en todo lo posible y ya haremos más; si no quieres apoyar, abstente, pero no votes en contra del presupuesto municipal con todas las ayudas que lleva. Si este presupuesto no se aprueba y se prorroga el de 2019, no podríamos poner en marcha todos los programas de ayudas que llegan por la crisis sanitaria; un gobierno sin presupuesto no puede funcionar, y más en una situación como la que tenemos”.

Se refiere Guijarro a ayudas directas de la Junta, al Plan AIRE o a los distintos programas de la Diputación, integrados en el ‘Plan Almería’, que suponen también ingresos extraordinarios por la crisis de la COVID-19.En Gérgal el partido más votado fue el PSOE, que cuenta con 4 concejales, 3 tiene el PP y 2 Cs. En la votación del presupuesto hubo seis votos favorables: los 4 del PSOE, el del alcalde y el del tercer edil ‘popular’; dos abstenciones, del segundo edil de Cs y el portavoz del propio PP; y un voto en contra, el del teniente alcalde José Mateo (Cs).

"un gobierno sin presupuesto no puede funcionar, y más en una situación como la que tenemos”

El acuerdo que posibilitó que Guijarro siguiera como alcalde tras las últimas municipales fue con Cs, y el mismo recogía un reparto de la alcaldía, dos años cada uno. Pero el pasado enero el PSOE planteó una moción de censura con el apoyo inicial del propio José Mateo, que finalmente no prosperó, tras haber alcanzado éste un segundo acuerdo con Guijarro, que dejó los intentos socialistas en nada. Dicho acuerdo ulterior contemplaba que Mateo asumiría la alcaldía desde febrero de 2021, y que desde agosto (es decir, desde este lunes 3 de agosto) Guijarro daría un paso al lado y sería su compañero de partido y portavoz popular, Bienvenido Gómez, quien ahora se ha abstenido en el presupuesto, el que pasaría a ser alcalde.

Sin embargo, según relata el propio Guijarro, Gómez “renunció poco después” a cualquier cargo, por lo que, en teoría, seguirá el actual alcalde en el cargo hasta febrero, cuando, si se cumple el acuerdo, pasará Mateo a ser el nuevo regidor. El embrollo es morrocotudo y el propio Guijarro reconoce que “no sé lo que va a pasar, yo estoy hecho un lío”. No es para menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios