DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

HUÉRCAL DE ALMERÍA

Un museo del flamenco en Buenavista

  • La Peña El Ciego de la Playa cumple este año un cuarto de siglo, en el que ha recibido a las figuras más grandes del cante, la guitarra y el baile

Norberto Torres, Emilio Fernández y Gerardo Parra, en la Peña Flamenca El Ciego de la Playa de Huércal de Almería Norberto Torres, Emilio Fernández y Gerardo Parra, en la Peña Flamenca El Ciego de la Playa de Huércal de Almería

Norberto Torres, Emilio Fernández y Gerardo Parra, en la Peña Flamenca El Ciego de la Playa de Huércal de Almería / Javier Alonso (Huércal de Almería)

En el barrio de Buenavista-Las Zorreras, junto al colegio, hay duende. Mucho duende. Por allí han pasado muchas de las grandes figuras del flamenco andaluz, de la escuela jerezana y también ha sido un trampolín para los artistas huercaleños. La Peña Flamenca El Ciego de la Playa cumple este 2020 un cuarto de siglo, 25 años en los que se ha convertido en un museo de este arte.

Norberto Torres y Emilio Fernández, socios número uno y dos, respectivamente, de la peña, han sido sus únicos presidentes en estos 25 años. Norberto fue el primero y luego pasó a ser secretario, tomando Emilio su relevo. “Al segundo año”, coinciden, pero les corrige Gerardo Parra, quien se incorporaría como tesorero en el año 2000, para decirles que fue precisamente en ese año en el que se produjo el cambio. Desde entonces, Fernández, Torres y Parra lideran esta peña que, en sus momentos álgidos, ha llegado a superar el centenar de socios.

Tomatito, palabras mayores, fue el primero, junto a Miguel Vargas, en actuar en la peña, todavía en los tiempos en los que no existía la actual sede. Fue en el Salón de Actos del CEIP Buenavista, donde también comenzó a celebrarse el circuito provincial en el que comenzaba a despuntar un joven Titi, entonces con 17 años, y que con el paso de los años ha sido uno de los artistas que más veces se ha subido al escenario de la peña.

Una escuela de guitarra, boletines, semanas culturales, jornadas, mesas redondas... las actividades comenzaron a sucederse sin descanso. “Seguimos el concepto del flamenco como cultura”, relata con su marcado acento francés -nació en Saint-Fons, Lyon, y llegó a Huércal en 1984- Norberto Torres, quien a pesar de ser guitarrista -uno de los mayores expertos en guitarra flamenca de toda España- es quien lleva la voz cantante de la entrevista. “Siempre hemos defendido el flamenco no como divertimento sino como cultura andaluza y gitana y como parte de nuestra identidad. El flamenco es el flamenco y el divertimento es el divertimento. Ir a una romería está muy bien, pero el flamenco es otra cosa y una peña es otra cosa. Es una de las culturas musicales más importantes y la UNESCO lo ha reconocido como patrimonio. En nuestros recitales prima el silencio y el saber escuchar. Puedes tomar una copa pero a partir de que empieza el recital, se apagan las luces, se cierra la puerta y la barra y queda el silencio, solo los olés y jalear, que forma parte del ritual. Es como ir a la ópera, la ópera de los pobres, es la cultura popular con su dignidad”.

Del Salón de Actos del CEIP Buenavista pasaron al del CEIP 28 de Febrero, donde Gerardo era profesor. Luego, algunos recitales en el Bar Centro y también en el Restaurante La Maestranza antes de que el Ayuntamiento de Huércal de Almería les diera una subvención y un almacén municipal junto al CEIP Buenavista, donde desde entonces tienen su sede, que han transformado los propios socios con su esfuerzo para que quedara “muy andaluz”.

Por su escenario, o bien en los festivales que han organizado, han pasado muchos de los grandes artistas del flamenco. José Mercé, Diego el Cigala, José el Francés, Chonchi Heredia, Diego del Morao, Moraíto Chico, El Torta, Capullo de Jerez, Terremoto,... Muchos de ellos lucen en las fotos que adornan toda la sala. “Hemos procurado de que fuera un museo del flamenco de Almería e integrar a Almería dentro del mapa andaluz del flamenco”.

También las figuras locales. Allí debutó la hija del Tomate, Mari Ángeles. Niño Josele, Luis el de la Venta, Juan Gómez, José Sorroche -al que se homenajeará este año-, El Carrete, Pirri, Antonio el Genial, Cristo Heredia, Rocío Segura, Inka Díaz o Inés de Inés. “En las peñas es donde tienen que empezar a rodarse los artistas jóvenes”, explican.

Todo ello ha consolidado a Huércal de Almería como referente en el flamenco: el municipio es el único que cuenta con dos festivales, uno de baile y otro de cante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios