Día de Reyes Magos

Los juguetes de Soriano llevan 65 años regalando ilusión a los niños de Los Vélez

  • Pascual Soriano heredó la carpintería de su padre y en 1956 decidió fabricar juguetes de madera

Pascual Soriano con los juguetes de madera que elaboraba en los años 50. Pascual Soriano con los juguetes de madera que elaboraba en los años 50.

Pascual Soriano con los juguetes de madera que elaboraba en los años 50. / V. Visiedo P.

Aunque a los niños del siglo XXI les suena a prehistoria, mucho antes de los videojuegos, los peluches de pulpos o los dispositivos electrónicos los árboles de Navidad de la provincia se llenaban el 6 de enero con juguetes mucho más modestos, pero seguramente también más valorados. Y es que no todos podían tener un camión, un tractor o una miniescoba con su recogedor.

Afortunados eran los niños de la comarca de Los Vélez de los años 50 y 60, que gracias al ingenio de Pascual Soriano podían tener juguetes de madera que él mismo elaboraba en su taller de carpintería de la calle Carril de Vélez-Rubio. “Los niños podíamos tener juguetes gracias a que él los hacía, sino imagínate, en un pueblo del norte de Almería tan lejos de todo y en una España tan pobre”, cuenta Alfonso Núñez, uno de los vecinos del pueblo. Es más, “posibilitaba que cualquiera pudiera comprarlos, ya que daba facilidades de pago”, añade.

Corría el año 1956 cuando Pascual Soriano tuvo la idea de convertirse en colaborador de los Reyes Magos, o lo que para los anglosajones sería un elfo de Santa Claus. Entre mueble y mueble se puso a hacer juguetes. “Cogí ideas de juguetes que ya existían e inventé otros, como un simple recogedor pequeño con escoba que fue un gran éxito”, cuenta. Esos mismos camiones, tractores, carretillas y recogedores pueden verse expuestos en el gran bazar que es hoy Expo Centro Soriano, en la plaza San Nicolás.

Muebles Soriano en una foto de hace muchas décadas. Muebles Soriano en una foto de hace muchas décadas.

Muebles Soriano en una foto de hace muchas décadas. / Expo Centro Soriano

Pascual Soriano y sus hermanos Gabriel y José habían heredado la carpintería de su padre Antonio “El Rojo”. Un negocio que ya surtía de muebles a los cortijos y casas de la zona en 1914 y que aún sigue con vida más de un siglo después. De hecho, siendo apenas un niño Pascual perdió varias falanges trabajando la madera. Un riesgo con el que conviven los carpinteros. En su gremio, como en el de los montañeros, es raro encontrar a alguien que cuente con todos sus dedos intactos.

Allí, el esa carpintería, entre sierras, lijadoras y demás herramientas decidió colgar los juguetes que iba elaborando en sus ratos libres. La iniciativa tuvo éxito entre sus vecinos y aquel primer año, 1956, vendió juguetes por valor de 600 pesetas. “Para el recogedor, había una mujer, Juana María la gitana, que me hacía escobas de palma y me las vendía a 1 peseta; luego yo vendía la escoba y el recogedor por 10 pesetas”, recuerda. Las ventas se multiplicaron en los años siguientes: 1.800 pesetas en el año 57, 3.800 pesetas en el 58… Todas las cifras las conserva anotadas en una libreta que ya es también una reliquia.

Es una de las jugueterías de referencia en Almería y Murcia. Es una de las jugueterías de referencia en Almería y Murcia.

Es una de las jugueterías de referencia en Almería y Murcia. / V. Visiedo P.

Luego comenzó a comprar muñecas de cartón que también vendía y poco a poco lo que era una carpintería se convirtió en juguetería —sin dejar nunca de lado la fabricación y venta de muebles, rama del negocio que continuó luego uno de los hermanos Soriano— . Desde hace décadas es uno de los jugueteros de referencia en la provincia de Almería: “aquí viene gente de todas partes de la provincia y de Murcia buscando juguetes que no encuentran por otro lado”, asegura Pascual Soriano. De hecho, mientras visitamos la tienda para hacer el reportaje llegan varios compradores desde Almería capital. “Ves, como te decía, no solo vendemos por Los Vélez”, sentencia el carpintero.

Y es que a sus 78 años, Pascual Soriano sigue estando muy activo. Nunca ha dejado la carpintería, aunque ahora el negocio de la tienda está en manos de sus hijos. Incluso algunos nietos ya han echado una mano, por lo que ya son cuatro las generaciones de Soriano que, de una forma u otra, han estado involucrados en la juguetería desde 1914. El patriarca es además quien diseña cada año la decoración navideña de la fachada. Miles de luces y figuritas iluminan Expo Centro Soriano y nunca es igual que el año anterior. No se puede concebir una Navidad en Vélez-Rubio sin la fachada iluminada de Soriano. Es la ilusión de niños y mayores.

La fachada de Expo Centro Soriano esta Navidad de 2020. La fachada de Expo Centro Soriano esta Navidad de 2020.

La fachada de Expo Centro Soriano esta Navidad de 2020. / Expo Centro Soriano

Este año la principal novedad de la decoración ha sido un portal de belén con figuritas infantiles en el centro de la fachada, suspendidas en una enorme urna elaborada por el propio Pascual. “Prefiero hacer lo que necesito, una estantería, una urna, o lo que sea. ¿Dónde voy a encontrar para comprar justo algo con las características que quiero?”, dice.

Hoy Expo Centro Soriano es un enorme comercio que aúna bazar, juguetería y armería en dos plantas llenas de artículos. “Cada día levantamos la persiana con la misma ilusión que en los primeros años”. Es una empresa familiar pero que también da trabajo a una comarca tradicionalmente ganadera y agrícola. Su labor va más allá de la comercial o económica. Tiendas Soriano, nombre con el que ahora se han lanzado a la venta online, es un referente social y cultural para toda la comarca de Los Vélez. Colaboran con todo tipo de iniciativas. Es más, el día 5 de enero suelen invitar a todos sus vecinos a unas copas y tentempiés tras la cabalgata de Reyes Magos y se hacía una subasta. “Son parte de nuestra tradición navideña”, cuenta uno de los vecinos. Este año, por culpa de la COVID-19 no podrá celebrarse como siempre.

Esta noche de 5 de enero, los niños de Vélez-Rubio y de toda la comarca se irán a la cama ilusionados, esperando que los Reyes Magos visiten sus casas. Nadie sabe qué dejarán debajo de cada árbol pero lo que sí es seguro es que antes habrán pasado por Expo Centro Soriano para recoger los juguetes. Unos modernos, seguramente digitales, que harán a los pequeños tan felices como lo fueron los niños de los 50 y los 60 con los camiones y recogedores de madera de Pascual Soriano.

La tienda también es una de las armerías que más vende en España. La tienda también es una de las armerías que más vende en España.

La tienda también es una de las armerías que más vende en España. / V. Visiedo P.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios