Berja

La pantera de Castala se muda a Granada

  • El Ayuntamiento de Ventas de Huelma en la provincia vecina ha activado un dispositivo de búsqueda con agentes de la Guardia Civil, Seprona y hasta un helicóptero tras la denuncia este fin de semana de un presunto avistamiento de este felino

  • En 2013 en el Parque Periurbano de Berja se denunció un avistamiento similar

La pantera de Castala se muda a Granada La pantera de Castala se muda a Granada

La pantera de Castala se muda a Granada

Han pasado ya siete años desde que en julio de 2013 tuviese lugar una denuncia de avistamiento de una pantera en el entorno del Parque Periurbano de Castala, en Berja. Un hecho que provocó un revuelo generalizado en la localidad de la comarca del Poniente y que llevó a las administraciones competentes a iniciar en agosto una búsqueda por parte de la Guardia Civil y agentes de Medio Ambiente por el Parque Periurbano. Tras varios días con el dispositivo abierto y después de no obtener resultados fiables de la existencia del animal, se decidió no continuar.

Y ahí se quedó la historia. Hasta que este fin de semana el Ayuntamiento de Ventas de Huelma (Granada) ha alertado de la presencia en el municipio de una pantera negra, animal salvaje al que buscan agentes de medio ambiente de la Junta y un operativo especial del Seprona y la Guardia Civil. 

El consistorio ha utilizado sus redes sociales para alertar de la presunta presencia en los tres últimos días de una pantera, según el aviso de alerta que dieron el viernes por la tarde unos vecinos que aseguran haber visto al felino en un camino cercano al castillo municipal.

Tal es así, que hoy fuentes de la Guardia Civil han indicado que a los medios del Seprona y de Seguridad Ciudadana desplegados, en colaboración con Medio Ambiente, se suma un helicóptero en la tarde de este lunes, y se prevé incorporar, de cara a la noche, cámaras térmicas, al objeto de asegurar que "efectivamente existe" este animal en las inmediaciones de Venta de Huelma.

Un nuevo episodio de este felino que a muchos virgitanos le ha hecho plantearse la posibilidad de que la pantera de Castala pueda ser, siete años después, la misma que la que estos días atemoriza a los vecinos de la localidad de Ventas de Huelma. Una remota posibilidad pese a que entre ambas localidades media una distancia en carretera de más de 130 kilómetros y que la vida media de estos animales es de 10-15 años por lo que, de ser el mismo ejemplar, estaría ya en un estado de madurez bastante avanzado.

De momento, no hay imágenes del felino pero el interés suscitado es similar al que en su día generó en Berja y que un año más tarde volvió a reactivarse cuando un vecino de Dalías grabó un vídeo en el que aparece el animal o uno similar en tamaño. La historia, como un año antes, acabó en nada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios