Semana Santa

El Silencio recibió al Perdón con emoción

¿Han leído el comienzo de la crónica de la procesión de El Amor? Pues vale también para el Vía Crucis procesional de la Hermandad Juvenil del Stmo, Cristo del Perdón, además con el sufrimiento agravado de tener voto de silencio todo el Martes Santo y no poder des-ahogarse con nadie. Y es que, una vez que ha amanecido, solo pueden comunicarse a través del Manifiesto que, un año más y van 42, lanzan a los almerienses amantes de la Semana Santa.

El de este 2022 tenía un lema: “La luz de la esperanza en Cristo comienza desde el Perdón. Recuerda y cambia”. Hay párrafos tan significativos como éste: “La Hermandad del Perdón saldrá a las calles, sus hermanos y quienes nos acompañen debemos alzar la voz sin miedo y pedir perdón, dar gracias a Cristo por estar siempre ahí y comprometemos a cambiar con su mensaje en nuestros corazones y nuestras acciones”. Sabias palabras totalmente asumidas por los más de 300 penitentes que salieron.

El Vía Crucis procesional, tan sobrio, respetuoso y, a la vez, espectacular como todos los años. Sólo se dejaba oír el sonido de los tambores, la campanilla y el toque de oración en algunos puntos del itinerario. Como es tradición, la Carrera Oficial se apagó a su paso, rodeando de un dramatismo aún mayor al ya por sí luctuoso y fúnebre Vía Crucis procesional. Algunos cambios fueron necesarios para acceder a ella: bajada por calles Silencio, Murcia, San Leonardo y Javier Sanz para coger General Tamayo y cruzar por ella el Paseo a las 12 de la noche. Una hora después, se recogía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios