UD Almería

Álvaro Giménez, el 9 'inventado'

  • Alfonso García se frota las manos con el nuevo Pichichi de Segunda

  • Llegó a coste cero en verano y saldrá a cambio de 1’5 millones

Álvaro Giménez celebra uno de sus goles del triplete ante el Elche con Corpas y De la Hoz Álvaro Giménez celebra uno de sus goles del triplete ante el Elche con Corpas y De la Hoz

Álvaro Giménez celebra uno de sus goles del triplete ante el Elche con Corpas y De la Hoz / Rafael González (Almería)

Comentarios 0

Hace unos días Miguel Ángel Corona, director deportivo rojiblanco, comentaba que el Almería no estaba en condiciones de fichar a un ‘9’ goleador en el mercado, pero sí de fabricarlo. La fórmula a la que alude está representada en la figura de Álvaro Giménez, que con su triplete ante el Elche (tiene guasa que el primero de su carrera deportiva se lo endose a su club formativo) ha comprado muchas papeletas para acabar como Pichichi el curso

El pasado verano la entidad rojiblanca se vio en la tesitura de acertar en la contratación del delantero centro. Caballero era un hecho que no estaba funcionando y Sekou, al que finalmente se le dio la oportunidad, era un melón por abrir al venir de Tercera. La apuesta fue por un futbolista ya maduro, entonces con 26 años de edad, con una rocambolesca trayectoria iniciada en el Elche con apenas 16 primaveras y que había transcurrido alternando Segunda B con Primera en el Mallorca, previo paso por el Mestalla, para regresar luego a casa y jugar en Primera con el club de su tierra antes de aterrizar en Alcorcón, que tras dos cursos optó por dejarlo marchar.

Al Almería se le puso a tiro un atacante a coste cero que no obstante presentaba discretas cifras goleadoras a lo largo de su carrera. No en vano su mejor curso goleador había sido el recién finalizado, con apenas media docena de dianas. En su descargo cabe señalar que en casi todos esos equipos precedentes jugó volcado en un costado y pocas veces como referencia ofensiva, pero la labor de seguimiento para ver en él la potencialidad que ha tenido es una medalla que debe colgarse el área deportiva.

El anuncio de su contratación llegó con ciertos recelos entre la afición unionista, que siempre esperó otro ‘9’ que complementase al propio Álvaro. Pero su irrupción como delantero centro puro ha sorprendido a propios y extraños (los alfareros lo han paliado con Juan Muñoz pero deben estar mordiéndose las uñas).

Sus 18 tantos hasta la fecha en el presente curso, formando una dupla letal junto a Real, que ya lleva una decena, son casi tantos como los 19 que anteriormente había marcado en su paso por el resto de formaciones. Analizando sus estadísticas personales, Álvaro Giménez ha disputado 211 partidos desde que debutó en la 2007-2008 para un total de 37 tantos materializados, lo que arroja una más que discreta media de 0,17 goles por partido, pero a las órdenes de Fran Fernández, que ha sabido sacarle lo mejor de sus condiciones, se ha convertido en un killer.

Alfonso García se frota ahora las manos ante el negocio que se avecina. No en vano al ariete ilicitano le resta un año más de contrato y sus cifras actuales lo convierten en pieza apetecible para equipos medianos de Primera o potentes de Segunda, con lo que su venta en verano es segura.

El propio presidente rojiblanco la avanzó ante los medios tras el 5-3 al Elche esgrimiendo que era muy difícil retener a delanteros en semejante estado de forma. Lo malo para la entidad es que no podrá rascar más de 1’5 millones de euros, cantidad fijada en su cláusula de rescisión al llegar con la carta de libertad bajo el brazo y contar con un salario bastante ajustado para lo que percibe un ‘9’ al uso en cualquier equipo.

Álvaro saldrá junto con Rioja y ambos dejarán más de tres millones de euros en caja, pero a la dirección deportiva le tocará de nuevo afinar los sentidos para inventarse a otro futbolista que te asegure 20 goles y no siempre toca la lotería.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios