El acta de Vivancos Un crecimiento sostenible

  • Son ya cuatro los puntos llovidos del cielo a la espera de ensamblar las nuevas y valiosas piezas

Sekou, trabado por Toribio. Sekou, trabado por Toribio.

Sekou, trabado por Toribio. / Nacho Cubero

La lógica se impone. Pero mientras lo hace, se va recorriendo camino sin estridencias, de una manera sostenible apoyada en la base actual. Son ya cuatro los puntos llovidos del cielo a la espera de ensamblar las nuevas y valiosas piezas, aunque hay que ser justos y más que del cielo, del trabajo estajanovista de unos jugadores que al menos se están ganando su continuidad en un proyecto que, aun sin participar mucho, les dará rédito futbolístico. Me llamó la atención la escasa calidad del rival. En unos jornadas se podrá calibrar el nivel de una categoría que podría estar mediatizada por el famoso tope salarial.

Si al Málaga le costó vencer en la jornada inaugural en el Sardinero, nos empieza a dar una pista. El tiempo dirá, pero un Almería aseadito pudo encerrar a su oponente sin necesidad de generar juego ofensivo de calidad. Es más, si se hubiera materializado alguna de las ocasiones que tuvieron los de Pedro Emanuel antes del gol de Yoda, quizá estaríamos hablando de la segunda victoria. Así de fácil, porque el contrario solo contó con las gotas de calidad del exrojiblanco, si es que se le puede llamar así al fantasma de jugador que anduvo por Almería. Solo Chema puso algo de cordura. Puede que su salida del terreno de juego en la segunda mitad no fuera la decisión más acertada, pues el Racing, aun sin ser sometido técnicamente, lo pasó mal para defender el resultado que justamente cedió al final.

Una vez que Chema fue sustituido, el esfuerzo de Sekou, junto con los chispazos de Lazo y Aguza pudieron equilibrar la balanza. La conclusión de lo que se vio es clara: si se hubiera competido con los recursos de Alfonso García, se estaría combatiendo con dignidad a la espera de no caer en ningún bache para poder sumar cuando antes los 50 puntos. Si lo que se pretende es ser ambicioso en busca del ascenso, la remodelación que se está llevando a cabo es necesaria, partiendo del esquema y de la buena base con la que se cuenta. Por banda izquierda se va a necesitar a un jugador que desborde y llegue hasta línea de fondo, pues Lazo es un diestro que tiende a partir desde la izquierda para ir yendo al centro, con calidad, como hacía Iniesta, pero que necesita de un extremo o de un lateral por su banda que suba y fije al lateral contrario para encontrar más espacio. A Gaspar solo lo veo voluntarioso, con algún centro interesante. Por banda derecha también se podría hacer otro esfuerzo, pues por mucho ariete que venga (Darwin Núñez y otro más) la delantera no se puede limitar a recibir las asistencias que lleguen de la parcela central ofensiva.

Si desde mi punto de vista intento recomponer la generación de fútbol ofensivo, es porque ya hay que pensar en modo ascenso. Si solo se ambicionara la permanencia, las necesidades serían otras. Por último, un llamamiento a los responsables del club, que tanto bien están intentando hacer; la publicidad de las camisetas no se ve, aunque supongo que se estará esperando a imprimir dicha publicidad en la casaca rojiblanca. A la espera de ilusionantes noticias en la semana venidera, esto pinta muy bien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios