El acta de Vivancos

La inteligencia de Pedro Emanuel

  • Esta nueva etapa de la UD Almería de la ambiciosa y poderosa mano de su excelencia Turki Al-Sheikh contribuirá al desarrollo de nuestra ciudad y provincia

El rostro de Turki Al-Sheikh se dejó ver en alguna pancarta El rostro de Turki Al-Sheikh se dejó ver en alguna pancarta

El rostro de Turki Al-Sheikh se dejó ver en alguna pancarta / Rafael González (Almería)

Quien no tuviera una cierta inquietud a la hora de conocer el once inicial ante el Albacete, no le recorre sangre rojiblanca por sus venas. Todo este proceso de transformación que lleva poco más de dos semanas, aunque parece que fueron dos meses, ha tenido una primera parada tan inesperada como ilusionante. Tras escuchar a Pedro Emanuel en rueda de prensa se entendió la razón de una alineación plagada de jugadores provenientes del curso anterior. Es sencillo, se conocen entre sí, comentó el técnico portugués, que tuvo la inteligencia de no romper la dinámica de grupo que venía viciada, en el buen sentido, de la pasada campaña. Primer tanto a favor del entrenador luso. También clavó Emanuel los tres cambios efectuados durante el partido, cuando no siempre se acierta en esas decisiones tomadas sobre la marcha. Aun así, es preferible dar más importancia a la confección de la plantilla de aquí a comienzos de septiembre, que a la estrategia de los tres choques de agosto. De hecho, en la temporada del ascenso a Primera con Emery se perdieron los tres primeros encuentros, para después ascender con varias jornadas de margen.

Pero si incluso se gana y se convence con el trabajo que perdura en el tiempo, junto a los retoques de juego directo que introdujo el nuevo técnico, mejor que mejor. Además, fue el reconocimiento a un grupo de jugadores con el fin de preservar el buen ambiente del vestuario. Que vendrán nuevos jugadores para elevar el nivel, seguro. Que llegarán cambios en el sistema adaptados a los nuevos fichajes, todavía más seguro. Por cierto, llama la atención el tipo de futbolista que se está buscando y fichando, más propio de un conjunto de baloncesto, por la altura y fortaleza de los nuevos. Por ahí puede ir la idea que se tiene, pero dejemos todo eso para más adelante. Pese a todo hay algo que me inquieta de la contundente victoria y del repaso dado al Albacete, y es si puede hacer cambiar de idea al técnico y al director deportivo acerca de la necesaria remodelación de un club adquirido con el objetivo de ascender más pronto que tarde.

Sin pretender restar mérito alguno al conjunto de gladiadores que se fajaron, con sus toques de calidad, será difícil volver a encontrar a un rival tan desconectado como el Albacete, con un Olabe que en su momento quiso Óscar Fernández y que dio un recital de errores. Es importante lo logrado y cómo se ha hecho, pero cuando vengan los traicioneros puertos de montaña que hay que escalar en esta categoría, si es que se pretende permanecer en ella, y no digamos si se busca el ascenso, hay que estar preparado con abundante munición. Es difícil mantener la cabeza fría con el cúmulo de emociones y anhelos tras el esperanzador desembarco de Turki Al-Sheikh y su flamante proyecto, aún más con la exhibición mostrada a las primeras de cambio, pero todo debe seguir su curso en forma de fichajes importantes. Soy de los que creen en esta nueva etapa de la UD Almería, que contribuirá al desarrollo de nuestra cuidad y provincia, de la ambiciosa y poderosa  mano de su excelencia Turki Al-Sheikh.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios