UD Almería | Albacete Balompié | La crónica Buen partido, buena imagen y gran triunfo (3-0)

  • El Almería comienza con una merecida victoria en una segunda parte perfecta, en la que el VAR se estrena en el Mediterráneo

Corpas trata de marcharse. Corpas trata de marcharse.

Corpas trata de marcharse. / Rafael González

El Almería comenzaba en casa ante el Albacete una temporada llena de incertidumbre. Por un lado, la llegada de los nuevos propietarios y sus promesas de inversión habían hecho ilusionarse a la parroquia, que sueña con reverdecer viejos laureles. Por otra parte, el primer once de la temporada causó cierta extrañeza, puesto que no había ni un fichaje sobre el césped. Real y Álvaro, motores del año pasado, fueron sustituidos ayer por Chema y Sekou, suplentes prácticamente siempre con Fran Fernández

De hecho, la línea de ataque era realmente sorprendente. Sólo Corpas había tenido protagonismo la pasada temporada. Gaspar por la izquierda, Chema en la mediapunta y Sekou arriba eran apuestas del míster y evidencian que el Almería debe reforzarse bien en los días de mercado que quedan, puesto que el míster no confía mucho en algunos de los fichajes de la anterior dirección deportiva. Eso sí, los tres cumplieron con creces.

De primeras quiso hacerse con el esférico el conjunto rojiblanco, como había dicho Pedro Emanuel en la previa. Sin mucha claridad en el juego ni remate en los primeros minutos, sí que salía vencedor en los duelos, lo que inclinaba levemente el juego hacia la meta de Nadal. Pero los rojiblancos no generaban cuando llegaban a las cercanías del área, la defensa visitante no sufría.

El paso de los minutos, con el consiguiente cansancio por la mayor presión rojiblanca, fue igualando las fuerzas. El Almería no pasaba de los buenos propósitos, era vertical hasta llegar al área y ahí se quedaba sin ideas. Balones colgados y centros sin demasiado sentido, lo que no daba opción ni al '¡uy!' por parte de la grada. Descanso sin ninguna ocasión clara y una segunda parte por delante en la que el Albacete presumiblemente debía estar más fresco. 

En 'laliga.com' no aparecen todavía inscritos Peybernes (fichado el 24 de julio), Maras ni Rosic, por lo que no han podido entrar en la lista

Nada de eso, el Almería salió con las fuerzas renovadas. Corpas y Aguza se echaron el equipo a sus espaldas y por la derecha se empezó a crear peligro. El jiennense casi le pone el pase de la muerte a Sekou después de una gran cabalgada y, acto seguido, Chema a punto está de marcar un golazo por la escuadra con un zurdazo desde fuera del área. Eran los mejores minutos del partido y en ese momento hizo acto de aparición el VAR en el Mediterráneo.

Balón colgado al área, barullo con manos albaceteñas y Ais Reig que se va a la pequeña pantalla para ver intencionalidad en esa jugada y señalar penalti. Aguza lo transformó, importante que el centrocampista coja confianza puesto que debe de ser un hombre importante. Ramis sacó de golpe a Susaeta y Peña para potenciar su desaparecido ataque, mientras que Emanuel hizo debutar a Nkaka en busca de dominar la parcela ancha.

Sekou salta con Nadal. Sekou salta con Nadal.

Sekou salta con Nadal.

Precisamente el belga iba a sentenciar el encuentro después de una gran jugada de ataque de todo el Almería. Magnífico contragolpe rojiblanco, que trata de culminar Gaspar, pero rechaza Nadal para que Nkaka llegue desde segunda línea para fusilar. Los casi ocho mil aficionados que poblaban el Mediterráneo estallaron de júblilo, no sólo por el gol y por la victoria que ya se palpaba, sino por las buenas sensaciones que transmitió el equipo, sobre todo tras el descanso.

Ocho minutos de descuento para disfrutar, vibrar en la grada y ver una obra maestra que iba a dibujar Aguza. El centrocampista le quitó las telarañas a la escuadra de Nadal, con un chut de falta desde la frontal. Colofón final a un estreno magnífico que, eso sí, no debe de distraer a la dirección deportiva, que tiene que reforzar principalmente la zona de ataque si el equipo realmente quiere optar a aquello con lo que todo el mundo sueña hoy: la zona alta de la tabla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios