El acta de Vivancos

Los jugadores piden a gritos un cambio

  • La responsabilidad está empezando a recaer sobre la directiva, pues de obcecados es no percatarse del sentir de la plantilla desde aquellas funestas declaraciones de JM Gutiérrez en Soria

Darwin, en una acción. Darwin, en una acción.

Darwin, en una acción. / LFP

No creo en las casualidades. Repasemos la trayectoria de los últimos rivales de la UDA desde que la plantilla rojiblanca comenzó con su dejación de funciones particular, o sea, desde el encuentro frente al Racing. El conjunto cántabro venció en el Estadio Mediterráneo bajo el supuesto efecto Oltra, aunque se vio con claridad cómo los todavía jugadores de JM Gutiérrez se dejaron vencer. Así de claro. Los dos siguientes partidos del Racing tras la “gesta” de Almería se saldaron con dos derrotas (ya no hubo efecto Oltra), aparte de haber logrado su más cercano triunfo allá por el 23 de noviembre de 2019. Ojalá rompan de nuevo la racha en la presente jornada (en el momento de redactar estas líneas comienza el Racing-Zaragoza), pero bendita casualidad, un solo triunfo en el oasis del Mediterráneo.

Luego le tocó la perita en dulce al Huesca, que tampoco está en su mejor momento, pues en los cinco últimos encuentros tan solo ha cosechado una victoria. Oh casualidad, frente el Almería. Aparte de esa “heroicidad”, el conjunto oscense ha conseguido en esta jornada rascarle un punto en su propio estadio al Extremadura, uno de los colistas. Ni que decir tiene que la UDA fue a pasearse a Huesca durante la primera mitad, para luego ir a la desesperada en los minutos finales. Otro partido echado a perder, nunca mejor dicho, por la actitud de los jugadores, ante un rival que como el Racing vio el cielo abierto con el Almería. Ya van dos. El Fuenlabrada llegó a Almería después de obtener 7 de 30 puntos. Otra vez los rojiblancos dieron una lamentable imagen incluyendo varias acciones por parte de algunos jugadores, cuando menos sospechosas. Se logró un punto ante un Fuenlabrada en caída libre. No hay dos sin tres.

Y le tocó el turno al líder, que esperaría como agua de mayo la llegada de los de JM Gutiérrez, pues llevaban una racha irregular con el agravante de caer derrotados en sus dos últimos choques y de mostrar una imagen algo endeble. Pareció ver a los rojiblancos más enchufados en el Carranza, pero aun así me inclino más por haber detectado una actitud, a simple vista digna, que en realidad no dejó exhibir la aptitud que varios jugadores mostraron en un pasado más que reciente.

En resumidas cuentas, todos los rivales a los que la UDA se ha enfrentado desde que los rojiblancos decidieron, por la razón que sea, convocar una huelga encubierta, han encontrado en el Almería a su salvavidas particular, maquillando así sus pobres rachas. Son datos irrefutables que nos indican que algo ocurre, mientras la responsabilidad está empezando a recaer sobre la directiva, pues de obcecados es no percatarse del sentir de la plantilla desde aquellas funestas declaraciones de JM Gutiérrez en Soria. Hablando de declaraciones, las del técnico madrileño en Cádiz tras la derrota sonaban a discurso cansino, a frases hechas, en espera de recibir, de una vez, la estocada deportiva final. La sibilina actitud de Darwin, la descarada forma de errar de Juan Muñoz, no quiero continuar...tan solo un olé por Corpas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios