Festival de Teatro

El Ejido se estremece con 'La Llamada'

  • El público se entregó a los intérpretes de este musical, que se ha convertido en un fenómeno

  • Asistentes de todas las edades estaban entregados al espectáculo desde antes de empezar

El Ejido se estremece con La Llamada. El Ejido se estremece con La Llamada.

El Ejido se estremece con La Llamada. / Javier Alonso.

Sentir diferente o lo que los demás consideran distinto. A través de canciones, monjas y adolescentes que están en un campamento, La Llamada, el musical volvió a lanzar un mensaje de respeto y de tolerancia a los demás. Una obra que ha comenzado su gira nacional en El Ejido y que ha sido una de las representaciones más esperadas por todo tipo de público en el Festival de Teatro.

Antes de comenzar se podía notar en el Auditorio el nerviosismo entre los más jóvenes, que deseaban disfrutar de un musical que se ha convertido en un fenómeno.

Suenan los grillos del campamento La Brújula, y comienza el musical. Con la magnífica voz de Richard Collins-Moore y el acompañamiento de La Banda de Dios, interpretaron el primer tema de Whitney Houston: I wanna dance with somebody.

La razón de que la música de Whitney Houston protagonice la primera actuación es porque a Dios le gusta la gran diva de los años noventa.

Los intérpretes del musical y los miembros de La Banda de Dios. Los intérpretes del musical y los miembros de La Banda de Dios.

Los intérpretes del musical y los miembros de La Banda de Dios. / Javier Alonso.

Una escalera blanca que aparece y desaparece significa la aparición de Dios, que con una imagen algo trasnochada dedica canciones a María (Nerea Rodríguez).

Ante esta situación en la que María ve a Dios, Susana (Lucía Gil), su compañera de litera y amigas, busca el éxito mediante el grupo que han conformado juntas con el nombre de Suma Latina.

Por otro lado, se encuentran la monja Milagros (Roko), cómplice de las niñas y con una contradicción interior entre lo que siente y lo que está haciendo), y la madre superiora Bernarda de los Arcos (Mar Abascal), que intenta poner orden en el campamento a través de sus canciones pasadas de moda.

Nerea Rodríguez destacó por su prodigiosa voz, que arrancó los aplausos espontáneos de un público entregado durante varios momentos del musical. En la interpretación del tema Si esto es fe derrochó parte de su vozarrón, porque es mucho el que tiene, y dio luz propia al teatro.

Los Javis firmaron autógrafos tras acabar la función. Los Javis firmaron autógrafos tras acabar la función.

Los Javis firmaron autógrafos tras acabar la función. / Javier Alonso.

Lucía Gil también estuvo brillante en sus intervenciones musicales y gracias a su desparpajo sobre el escenario obtuvo las carcajadas entre los asistentes.

Roko sacó su lado más cómico, en algunas de las ocasiones mimetizado con la gran Lina Morgan, y su actuación fue sublime. Cantó como siempre, de número 1, pero sobresalió su interpretación a la que el público le otorgó el cum laude por unanimidad. Era salir a escena, moverse o abrir la boca y los asistentes no podían evitar las carcajadas. Eso solamente lo consiguen los más grandes.

A Mar Abascal le tocó un papel más solemne, pero no por ello con menos personalidad y humorístico. Sus expresiones y comportamientos de monja conservadora que intenta ser moderna sacaban las carcajadas de los asistentes. Demostró su buen hacer teatral y su capacidad de conectar con el público.

La llamada de Dios, el amor entre dos mujeres, el error de decisiones tomadas en la vida y un mensaje de diversidad fueron algunos de los temas que se sucedieron en un musical que, además de divertido, tiene mucho para reflexionar. La mano de Javier Calvo y Javier Ambrossi, Los Javis, se aprecia en toda la dirección y texto de la obra.Otras canciones de Whitney Houston que interpretaron fueron Step by step y I have nothing. También sonó Viviremos en la fe, Estoy alegre, Lo hacemos y ya vemos y Todas las flores (Presuntos Implicados).

El público se puso en pie antes de que acabara la última nota del musical y la ovación fue muy extensa por parte de los asistentes, que durante toda la representación estuvieron entregados a la obra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios