DIARIO DE ALMERÍA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus Almería Los Almendros sin luz

  • Vecinos a la desesperada, también en El Puche, mientras Endesa refuerza instalaciones con un tercer centro de transformación en El Quemadero. Sube el consumo en las casas pero también el vinculado al cultivo indoor de marihuana

Trabajos para el montaje de una de las 'casetas de la luz' en Pescadería Trabajos para el montaje de una de las 'casetas de la luz' en Pescadería

Trabajos para el montaje de una de las 'casetas de la luz' en Pescadería

 “Nos sale la rabia y la ira, lo malo de cada persona”. Es el comentario de indignación, aún contenida, de Eva, una vecina de Los Almendros, ante los apagones que está sufriendo el barrio, donde incluso los residentes están llegando a plantearse acciones de protesta en plena cuarentena. Están al límite.

Según explican, los cortes del suministro eléctrico son una constante contra la que también están lidiando, además del confinamiento del estado de alarma. Principalmente, se producen al caer la tarde, cuando en los hogares se necesita más la luz, pero otros días, desde la mañana. La estampa que describen es pues muy similar a la vivida en Pescadería-La Chanca, donde Endesa inició la pasada semana la instalación de dos nuevos centros de transformación como refuerzo a las instalaciones eléctricas. La Chanca

“Nos es casi imposible cumplir con el confinamiento. Nos vemos obligados a salir todos los días para hacer la compra porque, si no, tenemos que tirar el frigorífico”. La conservación de los alimentos es un problema. Cocinarlos, también. “Yo tengo vitro –continúa en este caso Eva, otros prefieren ni facilitar el nombre de pila– pero sin luz, ¿cómo cocino? Tengo un pequeño camping gas, del que estaba tirando, pero la bombona se ha gastado y ahora no puedo salir a comprarla a Decathlon”.

Su vecina tiene un bebé, otra, depende de diálisis y tiene una niña con problemas de ansiedad. La lista de situaciones particulares es larga. Igual que las quejas porque, ahora, además de las molestias, se la juegan. Van intentando buscar ayuda en familiares, amigos o simplemente conocidos que les puedan terminar, por ejemplo, de hacer la comida. A veces, en otros edificios y en otras calles.

En El Puche las incidencias se suceden de igual modo. Hasta tres días seguidos sin suministro eléctrico han sufrido, según ha trasladado CiudadanosCs reclama “Hay situaciones muy graves y luego te viene el recibo. Eso no falla. Sin descuentos o compensaciones por el tiempo que has estado sin luz”, protestan.

El Puche, Los Almendros, Pescadería-La Chanca. O El Quemadero. El problema y las consecuencias son comunes. El consumo en los hogares se ha disparado, pero también el de los enganches ilegales del cultivo indoor de marihuana. Las líneas no lo soportan y el sistema de suministro se interrumpe por medidas de seguridad al objeto de evitar incendios. Luego hay que esperar al enfriamiento y a que lleguen los técnicos para que reparen los daños. 

En diciembre de 2019, Endesa instaló un nuevo centro de transformación exclusivo para Los Almendros, en la que “a pesar de los esfuerzos se siguen registrando incidencias debido a esta práctica ilícita que no solo supone un delito, sino un problema para la seguridad de las personas que viven en estos entornos”, explican desde la Compañía. Endesa sigue trabajando en esta zona reconfigurando las líneas de Baja Tensión, con el fin de "mejorar la calidad de suministro a los clientes, y se mantiene la coordinación con el Ayuntamiento de Almería".

Desde el año 2015 hasta diciembre de 2019, ha invertido tres millones de euros para hacer frente al suministro fraudulento en nuevas instalaciones como la citada de Los Almendros, los dos nuevos centros de transformación en Pescadería-La Chanca, donde los vecinos han presentado una denuncia al Ministerio Fiscal, y suma otra nueva inversión en El Quemadero-La Fuentecica. Otro barrio vulnerable que está padeciendo las consecuencias de los enganches ilegales y la saturación de la red eléctrica.

Los técnicos de Endesa, que trabajan cumpliendo rigurosas medidas de seguridad, han finalizado el viernes la instalación de 300 metros de cableado de Baja Tensión, que se ha instalado de forma aérea gracias a 6 postes de madera que se han colocado para esta finalidad en el entorno de la calle Valdivia, de Pescadería. La primera de las ‘casetas de la luz’, en la calle de los Pescadores, entrará este martes en tiempo récord en servicio, mientras Endesa ultima los trabajos para poder activar en los próximos días el segundo centro de transformación de la plaza AnzueloMás información, Endesa

Parte de los técnicos se han trasladado al barrio de El Quemadero, donde ayer han dado inicio a los trabajos de obra civil para instalar un tercer centro de transformación en la calle Alta de La Fuentecica. De estos tres nuevos centros de transformación se beneficia la red eléctrica en general y, en concreto, los barrios vulnerables para los que, incide la compañía, hay operativa una brigada especial 24 horasBrigada 24 horas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios