Almería

El PP desvela que el PSOE andaluz ofreció El Corte Inglés a cambio de dar la Alcaldía a Nono Amate

  • Cruce de reproches entre los partidos al aprobar en Pleno la resolución del convenio con La Salle

Montaje de Gial en las elecciones de 2007 con El Corte Inglés ubicado en La Salle Montaje de Gial en las elecciones de 2007 con El Corte Inglés ubicado en La Salle

Montaje de Gial en las elecciones de 2007 con El Corte Inglés ubicado en La Salle

El infructuoso convenio para la apertura de El Corte Inglés en la capital ha reabierto viejas heridas en el Pleno celebrado en el Ayuntamiento de Almería, cuyo Salón Noble se ha convertido en escenario de duros reproches entre los partidos sobre por qué, después de quince años, no hay grandes almacenes en el solar del colegio de La Salle de la Rambla. El PP ha desvelado que el PSOE a nivel andaluz, en esos momentos gobernando la Junta de Andalucía, llegó a ofrecer en 2007 tramitar la implantación de El Corte Inglés a cambio de hacer alcalde al entonces candidato socialista Nono Amate.

Lo ha despachado, autorizada de forma previa, según ha dicho sin decir por quién, Ana Martínez Labella, actual concejala de Urbanismo del Partido Popular, pero por aquel entonces peso destacado en Gial, el partido independiente de Juan Megino que la edil ayudó a crear. Aun habiendo perdido peso en las municipales de 2007 –Gial pasó de los cinco concejales que ostentaba en la anterior legislatura a dos–, los resultados en las urnas obtenidos por el alcaldable popular Luis Rogelio Rodríguez-Comendador le hacían necesario el respaldo de los independientes. Al igual que a Amate.

Según ha narrado Martínez Labella, en la primavera de 2007 se produjo en Antequera una reunión entre Megino y Luis Pizarro, secretario de Organización del PSOE andaluz y número dos del partido a nivel regional en aquellas fechas. “Nos ofreció –ha afirmado la concejal en referencia a Gial– desbloquear el convenio de El Corte Inglés a cambio del apoyo de Gial al PSOE y de convertir a Amate en alcalde”.

La concejal ha hecho público este episodio en respuesta a las intervenciones del portavoz de Ciudadanos, Miguel Cazorla, que formaba parte de las listas de Gial en 2007. Martínez Labella ha asegurado que los independientes llegaron a debatir en sus órganos de decisión internos –El Corte Inglés era una de las grandes bazas de la candidatura de Megino al haber ostentado los cuatro años de gobierno de coalición el área de Urbanismo–, a qué partido ofrecían su respaldo: continuar con el PP o dar un golpe de timón favorable a los socialistas. “Llegamos a votar” y, según Martínez Labella, Cazorla era de los inclinados a pactar con el PSOE.

Pleno del Ayuntamiento de Almería Pleno del Ayuntamiento de Almería

Pleno del Ayuntamiento de Almería

“Es lo único que usted personalmente me puede reprochar”, ha apostillado la edil frente a los envites del actual portavoz naranja, que considera que el equipo de gobierno no ha trabajado lo suficiente para poder haber llevado a cabo una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que a día de hoy hubiera hecho posible la presencia de El Corte Inglés en la Rambla.

La respuesta de la responsable de Urbanismo también le ha servido para compensar los dardos lanzados desde la bancada socialista, donde el concejal Eusebio Villanueva dejaba deslizar las “sisas, mordidas y prebendas” que los grandes proyectos pueden tentar, aludiendo la representante del PP también a las “trabas” expuestas por la Junta de Andalucía al convenio de El Corte Inglés de La Salle –primero desde la Consejería de Cultura y después, desde Educación–, así como a la paralización del nuevo PGOU, donde fue incluido este acuerdo y que permanece en el limbo. “El único político almeriense que está en la cárcel es de su partido”, sentenció Martínez Labella en su respuesta a Villanueva, quien cedió el último turno de palabra a la portavoz Adriana Valverde: “Llevan ustedes (PP), un año y medio en la Junta de Andalucía. Si hubieran tenido voluntad de tramitar el convenio, lo hubieran hecho”.

Si el Ayuntamiento ha atendido o no sus deberes contractuales contemplados en el convenio tripartito de El Corte Inglés es otra cuestión relacionada con el pago de intereses que La Salle podría reclamar, al margen de los 1,4 millones que el Ayuntamiento tiene ahora que devolver, después de aprobar hoy, con la abstención del PSOE y Cs, la resolución del convenio.

Ambos partidos temen que los Hermanos de La Salle se embarquen en un litigio que duplique el importe principal y sume sentencias desfavorables a la retahíla de las recibidas por el paseo marítimo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios