Coronavirus Almería Plan activado en Almería ante un posible rebrote de coronavirus

  • Los tres hospitales públicos de la provincia implementan en sus planes de contingencia nuevos protocolos, formación y medidas de actuación

  • Los planes de contingencia se han ido alimentando con nuevas medidas para hacer frente a lo que pueda venir

Sanitarios en las inmediaciones del hospital con gesto cansado en estos días atrás de gran presión asistencial por la COVID-19 Sanitarios en las inmediaciones del hospital con gesto cansado en estos días atrás de gran presión asistencial por la COVID-19

Sanitarios en las inmediaciones del hospital con gesto cansado en estos días atrás de gran presión asistencial por la COVID-19 / Alberto Domínguez Hernández

Una vez pasado el pico de contagios de coronavirus en la provincia, en pleno apogeo la Fase 1 de la Desescalada, y con toda la atención puesta en la evolución de la epidemia en las próximas semanas por el aumento de contactos entre las personas tanto en comercios como en bares y reuniones familiares, los hospitales de la provincia están expectantes y con el plan activado para hacer frente a un posible rebrote. En Almería los centros hospitalario están capacitados, ahora más que hace dos meses, para afrontar, de la mejor manera posible, escenarios similares a los ya experimentados en los dos meses anteriores. Así lo han trasladado a Diario de Almería los responsables de los tres hospitales públicos de la provincia, Hospital Universitario Torrecárdenas en la capital, Hospital de Poniente en El Ejido y Hospital La Inmaculada en Huércal-Overa.

¿Habrá este año una segunda oleada del coronavirus que eleve otra vez la presión asistencial en los centros hospitalarios de Almería? Esa es una incógnita por despejar. Lo que sí se sabe es que el virus aún está presente, que su potencial de contagio es muy alto y que a unos pacientes afecta de forma letal mientas que a otros apenas provoca síntomas. Es esto último quizá lo más inquietante y una de las principales incógnitas que ni sanitarios, ni investigadores, mucho menos los pacientes y familiares logran entender aún.

La capacidad de las plantas Covid y de las Unidades de Cuidados Intensivos está garantizada y hay espacio para poder ampliar cada una de las áreas si fuera necesario, según los gerentes de los hospitales de Almería

En el Hospital Universitario Torrecárdenas todas las actuaciones que se están haciendo en estos días van enfocadas a mantener la suficiente reserva de espacio tanto en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) como en planta Covid, la quinta, para los posibles nuevos ingresos. Tanto un área como otra puede ser ampliadas en caso de necesidad. Como explicó el propio director gerente, Manuel Vida, “los planes de contingencia y desescalada que hicimos incluyen las actuaciones necesarias en el escenario de un posible incremento de casos. También tenemos las medidas establecidas en los planes de contingencia previos con los circuitos diferenciados en urgencias, quirófanos, consultas..., con la reorganización de áreas de hospitalización”. Manuel Vida incide en que aunque el Hospital Universitario Torrecárdenas va muy bien en cuanto a ocupación de pacientes Covid, “se está siempre al tanto por si fuera necesario reactivar de forma inmediata en caso de que se registrara un repunte de casos, como pone de manifiesto la creación del Comité Asesor de Alta Frecuentación Gripe/Covid que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía”.

Atentos a la Comisión para el desescalaje

El gobierno andaluz ha creado una comisión autonómica para el desescalaje de la COVID-19 y un grupo de trabajo ante un eventual rebrote. Esta comisión “ya está trabajando”, y ha puesto en marcha “un grupo de trabajo de alta frecuentación”, también en el marco del departamento que dirige el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, para “estar preparados” ante la posibilidad de que, en la época de otoño-invierno de 2020-2021, coincidiera en la comunidad autónoma una epidemia de gripe con un nuevo brote de coronavirus. Y no ya solo el próximo otoño, sino un pico de contagios y hospitalizaciones en los próximos meses pese a ser verano.

El Hospital de Poniente contempla, en su Plan de Desescalada, actuaciones encaminadas no solo a evitar la propagación y mantener el centro como un espacio seguro, ‘limpio’ sino que además, incluye las actuaciones necesarias para afrontar un escenario de incremento de casos. “Contamos ya con las medidas establecidas en los planes de contingencia y estamos preparados para activar de forma inmediata cualquier acción necesaria. Así, en el área de Urgencias se mantienen circuitos totalmente diferenciados para atender de forma segura ante cualquier complicación en este sentido; mantenemos un área de hospitalización reservada exclusivamente para posibles pacientes Covid, en el Bloque Quirúrgico tenemos establecido el circuito para bloquear quirófano en un tiempo mínimo y; la UCI está preparada para aumentar el número de camas. Igualmente, el laboratorio de microbiología está trabajando al cien por cien. Ahora, estamos tomando medidas muy estrictas para evitar la propagación que es la mejor manera de evadir la necesidad de aplicar estos planes”, como ha explicado el gerente de la Agencia Pública Sanitaria Poniente, Pedro Acosta.

El Hospital La Inmaculada en su Plan Funcional para la Normalización de la Actividad Asistencial contempla espacios tanto a nivel de ingreso hospitalario como de UCI por si se produjera un rebrote de coronavirus. La llamada Área COVID-19, o sexta planta, tendría capacidad para duplicar el número de camas y en la Unidad de Cuidados Intensivos también se ha aumentado la capacidad con posibilidad de otro incremento ante un hipotético rebrote del coronavirus.

Avertencia del ministro Ílla

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que “no es descartable” un segundo brote de la COVID-19 en España, por lo que ha pedido a los ciudadanos que sigan las recomendaciones sanitarias para evitar que haya que volver a una situación de confinamiento estricto, como el que se ha producido desde el estado de alarma de mediados de marzo. Illa ha advertido de que si se produce un rebrote “habrá que detener el proceso de desescalada y eventualmente retroceder si así lo aconseja la situación epidemiológica”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios