Coronavirus Almería La curva pandémica emerge con tres brotes y casi cien positivos en sólo una semana

  • La provincia acapara 12 de los 18 nuevos casos de la estadística andaluza y en los tres últimos días registra 67 nuevos contagios frente a los 60 que suman las otras siete provincias. Tres ingresos en el hospital y otros tres siguen en la UCI y son 117 las personas que no han superado la enfermedad

Mascarillas y geles hidroalcohólicos a la entrada y salida de los comercios Mascarillas y geles hidroalcohólicos a la entrada y salida de los comercios

Mascarillas y geles hidroalcohólicos a la entrada y salida de los comercios / Javier Alonso

La provincia de Almería estaría en la cresta de la segunda ola, si técnicamente se decreta que ya está aquí esa nueva fase de la pandemia, liderando de manera exponencial el crecimiento de los contagios en Andalucía. En las últimas 24 horas han sido 18 los positivos confirmados por PCR en la comunidad y una docena se concentran en los municipios almerienses, principalmente a la comarca del Poniente en la que permanecen activos tres brotes, según la estadística diaria de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. El informe facilitado ayer eleva a 50 los afectados por el contagio masivo surgido entre los trabajadores y familiares de una empresa hortofrutícola ejidense, otros seis con epicentro en el municipio de Adra que se mantienen en cuarentena domiciliaria y vigilancia médica desde hace ya una semana e identifica un nuevo foco en Roquetas que alcanza a cinco personas de un mismo núcleo familiar.

La curva epidemiológica de la provincia retrocede a los momentos más difíciles de la pandemia en lugar de aplanarse como era de esperar tras la desescalada con un fin de semana para olvidar en el que se han acaparado más de la mitad de todos los casos registrados en Andalucía. Los datos referentes a los últimos dos días han sido un jarro de agua fría en la batalla contra la propagación del coronavirus al detectarse 24 nuevos positivos por PCR el domingo que se sumaron a los 31 anunciados la jornada anterior. Nada menos que 55 contagiados por la COVID-19 en dos días (uno más de los que reunían las siete provincias restantes de la comunidad) que ayer se incrementaron hasta los 67 con la suma de la docena de casos de este lunes.

En la última semana han sido casi un centenar de positivos (98) los que se han registrado en la provincia, un inesperado tirón de la estadística vinculado a los tres brotes del Poniente que contrasta con la baja tasa de incidencia con 931 confirmados durante los cuatro meses de batalla contra el coronavirus. El sábado 11 de julio se alcanzó el segundo peor registro de toda la crisis sanitaria en la provincia y habría que remontarse al 27 de marzo para encontrar una jornada con más contagios por coronavirus con 39, siendo muy pocas las ocasiones en las que esta estadística diaria de la Junta ha estado por encima de 20 casos durante una primera fase de la pandemia en la que perdieron la vida 53 personas.

La Delegación Territorial de Salud ha confirmado que mantienen una investigación exhaustiva para determinar el origen y extensión de los contagios del brote de una empresa agroalimentaria ejidense y se han multiplicado las pruebas a los sospechosos por su contacto directo con los afectados. Un exhaustivo rastreo que parte de tres empleados de un mismo centro y turno que ha puesto en cuarentena a casi un centenar de personas. Este brote ha requerido la realización de pruebas masivas en las últimas horas pasando de 17 a 50 los positivos en apenas días después de cientos de test PCR y se ha convertido en el segundo mayor foco de la comunidad tras el que fuera controlado en un centro de acogida de Cruz Roja en Málaga con 109 positivos.

El segundo de los brotes, con epicentro en el municipio de Adra, permanece estabilizado en los seis casos, sin que se hayan producido variaciones durante el fin de semana. La Junta ya informó este domingo de la aparición de un tercero, que se mantiene en investigación y que por el momento arroja cinco contagios en un núcleo familiar de Roquetas. El número de casos activos por la propagación de la COVID-19 en la provincia de Almería ha vuelto a experimentar una subida en las últimas 24 horas y con los doce positivos de ayer ya son 117 personas las que actualmente atraviesan la enfermedad covídica, 61 derivados de los tres focos del Poniente, después de dos jornadas sin que las autoridades sanitarias hayan anotado curaciones en su estadística provincial.

La provincia acumula en su serie histórica 761 curados y 931 positivos, 98 en la última semana -97 mediante la prueba PCR-. Ocho personas permanecen hospitalizadas, una más que el día anterior, y tres de los ingresados se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos si bien el pronóstico no es crítico en ninguno de los casos. A pesar del repunte en las estadísticas por el que la provincia retrocede a los peores momentos de la presión pandémica, desde la Consejería de Salud de la Junta han querido incidir en que la mayoría de los nuevos positivos son asintomáticos o casos leves que son detectados en estadios muy previos y se aíslan de inmediato en casa para evitar posibles rebrotes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios