¿por qué tiene la renta más baja del país?
  • El régimen agrario, la inmigración ilegal y la deslocalización empresarial generan una economía irreal por la que un pueblo joven y dinámico está el último en nivel de riqueza

El paraíso de los pobres: la economía ficticia de Níjar

El paraíso de los pobres: la economía ficticia de Níjar El paraíso de los pobres: la economía ficticia de Níjar

El paraíso de los pobres: la economía ficticia de Níjar

Escrito por

· Iván Gómez

Redactor Jefe

Níjar ha vuelto a ser este año, atendiendo al estudio de Indicadores Urbanos 2022 del Instituto Nacional de Estadística, el municipio de más de 20.000 habitantes con menos renta media anual por habitante. Apenas 7.097 euros, 210 por debajo del ejercicio anterior y cuatro veces menos que Alcorcón que lidera la tabla con 26.367 euros. De un listado de más de 400 localidades, Níjar encabeza el ranking de la miseria. Es el paraíso de los pobres en el que pasar una noche de hotel frente al mar cuesta en verano más de 200 euros. Un municipio joven y dinámico, con menos tasa de paro que la capital, Roquetas o El Ejido y conocido dentro y fuera de España por el parque natural del Cabo de Gata como uno de los enclaves más singulares y privilegiados del Mediterráneo. Es la localidad más extensa en superficie de la provincia con 601 kilómetros cuadrados en la que la artesanía dejó paso al mar de plástico y los lugareños a una inmigración que ya representa casi la mitad del censo.

Ingresos del sector agroalimentario muy superiores a los que se computan y pensiones bajas son determinantes

Las estadísticas presentan explicaciones numéricas que no siempre convalida la realidad sobre el terreno ni mucho menos el sentir de su población porque ese nivel de pobreza es visible en una decena de asentamientos chabolistas que no representan el 95% restante de las calles, barrios y pedanías del término municipal. Con poco más de 33.000 vecinos, el colista nacional de la riqueza está lastrado por una economía ficticia e irreal porque no se encuentra, ni de lejos, entre los pueblos con más paro o menor tasa de actividad del mencionado informe del INE. Hay una serie de factores que merman la renta media de los hogares nijareños y condicionan su posición en la estadística.

Así lo desgranan los economistas almerienses David Uclés y José Ángel Aznar que ponen de manifiesto el peso de la agricultura como factor determinante, además de la preponderante economía sumergida. La mayoría de los trabajadores pertenecen de una u otra forma al régimen agrario que es el que computa con un nivel de renta más bajo. Pero se trata de una valoración económica inferior a la real por lo complejo que resulta medir los ingresos por módulos (en función de la superficie cultivada) de los pequeños empresarios del agroalimentario.

El término municipal de Níjar cuenta con algunas de las mejores playas de la costa mediterránea El término municipal de Níjar cuenta con algunas de las mejores playas de la costa mediterránea

El término municipal de Níjar cuenta con algunas de las mejores playas de la costa mediterránea

Existen ciertas dudas sobre cómo se canalizan los rendimientos económicos de las explotaciones agrarias y sus trabajadores, pero una certeza incontestable: se están infravalorando la renta real. “Los ingresos de la agricultura intensiva son muy superiores a los que aparecen en las estadísticas oficiales y también hay una importante economía sumergida porque muchos trabajadores inmigrantes no cotizan ni dejan dinero que envían a sus países”, argumenta José Ángel Aznar, catedrático de Economía de la UAL. Y destaca otro fenómeno estructural que afecta a la riqueza en los campos de Níjar que inspiraron a Goytisolo. Propietarios y grandes empresas tienen domicilio en Almería, Retamar y Aguadulce, de manera que esos ingresos quedan fuera del término municipal. La deslocalización empresarial -y de las familias de clase media- es otro de los factores que lastran su economía

Al final sólo se suma lo que aporta la mano de obra menos cualificada y los inmigrantes regularizados. Ocurre igual con las empresas de la industria auxiliar que también se localizan mayoritariamente fuera de Níjar. “Esas empresas que generan rentas más altas, de personal más cualificado no aparecen y sí el del peón agrícola que tiene un sueldo bajo para una familia de cuatro o cinco personas”, añade. Los agricultores al ser autónomos pueden cotizar más, pero se agarran al mínimo de módulo y tienen bajas pensiones como ocurre con los trabajadores del manipulado. “Níjar es una zona de entrada de inmigración y eso genera mucha economía informal y sumergida”, añade David Uclés, profesor del ISAM. En este sentido, argumenta que los asentamientos irregulares también bajan el nivel de renta porque muchos de los temporeros echan jornales sin declarar y envían los ingresos a su país quedando ajenos a los indicadores del INE. El cálculo en Níjar no falla: cada diez hectáreas de invernadero son 20 inmigrantes. Pueden estar regularizados, pero también hacen trabajos en otros sectores y cuando generan ingresos no encuentran alicientes para estar en la economía legal.

Uno de los asentamientos chabolistas en los que malviven más de 5.000 inmigrantes Uno de los asentamientos chabolistas en los que malviven más de 5.000 inmigrantes

Uno de los asentamientos chabolistas en los que malviven más de 5.000 inmigrantes / Javier Alonso

“La economía informal se ve favorecida por las rentas bajas, núcleos de población marginales que están fuera de los circuitos legales”, añade David Uclés. La secretaria general de UGT de Almería, Carmen Vidal, también pone el acento en que se trata de un municipio, al igual que Vícar que aparece como segundo colista, que vive de “sectores que son más precarios y temporales”. Y recuerda que el convenio está paralizado y las únicas subidas salariales que se aplican son las del salario mínimo interprofesional. “Hay una importante cantidad de asentamientos de inmigrantes y se conoce y se sabe que puede haber situaciones irregulares”, añade al tiempo que reclama a las administraciones que tomen medidas, soluciones habitacionales como alternativas a los guetos en las que ya se empieza a trabajar con la Mesa de la Vivienda Comunitaria o en las primeras iniciativas de agricultura ética y responsable.

La alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, recalca que “nos dedicamos a la agricultura y a un turismo que es estacional, o tenemos funcionarios ni empresas que contraten a un nivel importante dentro del régimen general, por lo que las pensiones son las más bajas”. Pero no siempre será así. “Las pensiones dependen de la cotización en la vida laboral y vienen de una Almería mucho más pobre, con rentas más bajas que las que hay ahora. El boom de la agricultura se produjo a partir de los ochenta y eso repercutirá en el incremento paulatino en los próximos años”, explica David Uclés. De hecho, hace tan sólo un par de años esa renta media por habitante era todavía más baja y se quedaba en 6.755 euros.

Sobre la estacionalidad, el profesor del ISAM no lo tiene tan claro porque otros destinos como Roquetas también sufren el parón del turismo en invierno como el parque natural de Cabo de Gata-Níjar, pero su economía está más diversificada y se diluye el efecto. La regidora nijareña reclama más servicios e infraestructuras a las administraciones públicas para generar riqueza en esta tierra que se dedicaba al esparto y hoy se riega con agua desalada. Y la Junta de Andalucía destaca, entre otras herramientas de futuro, la importancia del área logística que tendrá la localidad conectada con el AVE. “Tiene posibilidades de presente y futuro y capacidad como ningún otro municipio por el espectacular sector agrario y el incipiente sector turístico”, argumentaba hace unos días la consejera almeriense Carmen Crespo. Las estadísticas señalan a Níjar como el pueblo con menos renta media anual, pero la realidad no es ni mucho menos así. O al menos no lo parece. En todo caso Níjar sería el paraíso de los pobres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios