Polideportivo

Días de molestias y tendinitis

  • La vuelta a la actividad deportiva trae problemas musculares por culpa del confinamiento

  • Las personas mayores necesitan reactivar su cuerpo y mente, abandonar el sofá y la cama

Un grupo de ciclistas, en la mañana del sábado en la carretera de Costacabana. Un grupo de ciclistas, en la mañana del sábado en la carretera de Costacabana.

Un grupo de ciclistas, en la mañana del sábado en la carretera de Costacabana. / Carlos Barba/Efe

Hace dos semanas que volvieron a abrirse las puertas de los hogares para que los españoles volvieran a hacer deporte al aire libre, tras los cincuenta días de confinamiento. Los habituales deportistas sólo tuvieron que engrasar un poco las máquinas, mientras que hubo otra parte de la sociedad que desempolvó la ropa deportiva para volver a sentir adrenalina en sus venas. Tanto derecho tienen los unos como los otros a gozar de la práctica deportiva diaria.

“Esto tiene una parte buena y una mala. La parte buena es que he visto a mucha gente que ha empezado a hacer deporte, al ejercicio diario. Se les ve bastante bien, bastante comprometidos con la vida saludable. Pero el otro efecto es sobre todo en la gente mayor, que ha sufrido un gran deterioro a nivel articular y muscular. Han estado parados mucho tiempo y han sufrido una pérdida de calidad de hueso. Además, también se han acostumbrado a no andar y quieren no salir, se encuentran demasiados cómodos en casa. Han dado carpetazo al ejercicio que deberían de hacer por azúcar, colesterol, tensión o simplemente por pura salud. A esa gente hay que estimularla”, explica el doctor Antonio Ríos, traumatólogo de cabecera de Diario de Almería.

Además de placer, el rato de deporte diario también trae pequeñas dosis de sufrimiento. Y éstas hay que saber llevarlas con sentido común para evitar lesiones deportivas, que lleven a un confinamiento autobligado. “El deportista popular tiene que salir a disfrutar durante las 2 o 3 primeras semanas, olvidarse de marcas y escuchar a su cuerpo. Ahora debemos de hacernos a la nueva situación, pasamos de una atrofia muscular a tratar de estimular la musculatura, los ligamentos, los tendones, los receptores nerviosos, el corazón... No hay que forzar días seguidos los mismos grupos musculares. La fuerza ahora es muy importante, ejercicios de plancha, sentadilla, autocarga... Si nos pasamos vienen las roturas musculares y las tendinitis”, explica el doctor, corredor popular, que ya ha visto lesiones en su consulta: “Lo más habituales es dolor de rótula como consecuencia de la falta de movimientos durante estos días, que nos lleva a una atrofia del cuádriceps y otros músculos. También mucha tendinitis del Aquiles, rotuliano, fascia plantar..., y alguna que otra rotura muscular”.

Esto con respecto al deportista joven o ya veterano, pero sin problemas graves de salud. En los que más incide el doctor Ríos es en las personas mayores, puesto que son las que más sufren a nivel físico y psicológico en este confinamiento. “El primer día hay que dar una vuelta a la manzana o sencillamente salir y ver. Ahora mismo tenemos desconfianza hacia el mundo exterior. Como hay muchas personas mayores solas, es difícil que ellos lo hagan si la familia no les aprieta. Hay abuelos que llevan toda la cuarentena sin salir y estos días han salido solo para venir a la consulta porque rabiaban de dolor. Hace tres meses estaban perfectos y ahora han pegado un bajonazo física y mentalmente”.

Ecografía para aspirar el hematoma de un gemelo roto estos días. Ecografía para aspirar el hematoma de un gemelo roto estos días.

Ecografía para aspirar el hematoma de un gemelo roto estos días.

Con ellos es importante trabajar el nivel mental, recordarles los beneficios que tiene el deporte al nivel que ellos necesitan. Tan importante es protegerse del coronavirus como reactivar cuerpos acostumbrados, por lo menos, a andar. “La información es fundamental para los abuelos, debemos explicarles lo importante que es no dejarse vencer por una silla o por una cama. Hay que empezar con pequeños objetivos diarios: diez minutos un día, quince al siguiente... y poco a poco iremos recuperando a la persona de antes del confinamiento. Si no hacen ninguna actividad, van a empezar otro tipo de enfermedades. Son personas que están como anestesiadas, se encuentran demasiados cómodos sin salir y esto es un problema para personas mayores”, finaliza el doctor Ríos, corredor y triatleta.

"Las personas mayores están como anestesiadas, cómodos sin salir y esto es un gran problema”

En lo único en lo que se muestra pesimista Antonio es en el calendario de carreras de cara a lo que queda de año. “Todos queremos escuchar buenas noticias, pero el virus ha roto nuestras rutinas. Si los Juegos Olímpicos se han curado en salud y los han pospuesto, otras pruebas menos importantes harán lo propio”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios