Fútbol Liga 1|2|3 UD Almería

Juan Carlos Real asume el rol de Soriano

  • Con menos presencia física que el maño pero mayor calidad, el gallego desempeña en la UD Almería el rol de medio llegador que goza de la absoluta confianza de su técnico

Real hace goles y ahora también asiste Real hace goles y ahora también asiste

Real hace goles y ahora también asiste / Carlos Gil (Almería)

Fran Fernández está encontrando en Juan Carlos Real a ese jugador en el que puede confiar, independientemente de cómo se desarrollen los partidos, porque sabe que pocas veces le va a fallar. Desde la época de Fernando Soriano tal vez la UD Almería no tuviese un centrocampista de características muy parecidas. El gallego tiene mayor presencia física que el maño, pero lo compensa con mayores toques de calidad y una virtud compartida por ambos es la de saber leer el juego como nadie.

Eso les permite ocupar racionalmente los espacios sin necesidad de correr como ‘patos mareados’ por el terreno de juego, circunstancia que también les permite abarcar mucho campo, la conocida zona de influencia que ahora se observa en los televisivos gráficos de calor. Además tienen la innata cualidad de ser buenos llegadores desde segunda línea. Sin ser goleadores natos, tienen el gol en su ADN.

Soriano acabó su periplo indálico con 42 dianas en su haber tras una década defendiendo los colores rojiblancos (con un lapso de un curso en Osasuna). Juan Carlos Real, sin ser tampoco un delantero puro, suma 15 tantos desde que debutase en el Fabril, filial del Deportivo de la Coruña, en la campaña 2010-2011. En esas cifras se incluyen los dos goles conseguidos con la UDA, cuenta que estrenó en Los Pajaritos de Soria para contribuir al primer y único triunfo a domicilio del curso hasta la fecha (0-2), participando también en el festín ante Las Palmas (3-0).

Vio doble amarilla en Tarragona y causará baja el sábado (20:00) ante el Extremadura

En el Nou Estadi añadía a esa faceta la de asistente en otra de sus especialidades: el balón parado. El ex del Tenerife, Huesca y Deportivo dio un recital en Tarragona de cómo botar la pelota quieta para dejar en ventaja al compañero en el remate. Primero en un saque de esquina magistralmente cabeceado a la red por Owona y unos minutos después volvía a sacar a relucir el guante de seda que tiene en su pierna diestra para que el central camerunés sumara el segundo de su cuenta particular anticipándose a la marca del adversario.

En ese contexto con Soriano se habrían invertido los papeles, ya que el de Cariñena iba mejor de cabeza, mientras que el coruñés destaca por la ejecución. Firmado este verano para aportar un plus de calidad y asumir galones, está llamado a comandar la reconstrucción del equipo y a lucir el brazalete de capitán más pronto que tarde.

Goza de la confianza de Fran Fernández, quien lo ha alineado como titular en catorce de las quince jornadas disputadas, siendo suplente únicamente en la visita al Wanda Metropolitano para medirse al Rayo Majadahonda (2-0). Sensible será, por tanto, su baja ante el Extremadura el sábado por sanción, ausencia que posiblemente sea cubierta por el colombiano Narváez, que sigue al acecho.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios