FÚTBOL La amistad como el mejor palmarés

  • Los almerienses Dani Cara (CD El Ejido) y Linares (Motril) escenifican la parte más bonita del balompié, los vínculos de hermandad que se crean entre futbolistas

Imagen de los almerienses el pasado sábado. Imagen de los almerienses el pasado sábado.

Imagen de los almerienses el pasado sábado. / Vicente García (Motril (Granada))

En la temporada 2017-2018 llegaron al CF Motril, club que puso su punto de mira en dar el salto a la categoría de bronce. Francisco Javier Linares, conocido como el hombre récord del fútbol español por la acumulación de minutos jugados en el último lustro, llegaba desde el Crevillente, mientras que Dani Cara lo hacía desde el CD El Ejido. Ambos compartieron vestuario hasta el pasado curso 2019-2020, campaña en la que precisamente el cuadro granadino fue eliminado del play off de ascenso a Segunda B por un conjunto celeste al que ha retornado el centrocampista ejidense.

Los caminos de Cara y Linares se separaban deportivamente este verano, pero el vínculo de amistad que ambos forjaron años atrás defendiendo el escudo del Motril, además de su condición de ser paisanos y futbolistas criados en la cantera del desaparecido Club Polideportivo El Ejido, dejaron una imagen para enmarcar el pasado sábado en el encuentro amistoso que disputaron en la localidad de la Costa Tropical el Motril de Linares y el CD El Ejido de Dani Cara, que acabó con un resultado de 2-2.

Dani Cara y Linares durante el partido. Dani Cara y Linares durante el partido.

Dani Cara y Linares durante el partido. / Vicente García (Motril (Granada))

Sobre el verde, una vez que el colegiado pitó el inicio de la contienda, tomaron su rol de rivales, como no podía ser de otra forma, pero cuando el esférico dejó de rodar el de La Mojonera y el ejidense posaron para Vicente García y se hicieron una fotografía que escenificaba, casi sin ser su intención, la parte más bonita del fútbol: los vínculos de hermandad que se crean entre jugadores y que, sean compañeros aún o ya oponentes, siempre se mantienen como un nexo de unión irrompible, típico del deporte rey, de la infinidad de vivencias que se acumulan en un terreno de juego, en un vestuario, en una concentración o de camino en el autobús a un choque de vital importancia. En el balompié se genera otra familia, esa que siempre está para festejar las victorias pero sobre todo para apoyarse en los oscuros momentos de las derrotas.

"Mucha suerte para esta temporada, amigo mío. Linares es de esas personas únicas que te deja el fútbol. Ojalá esta temporada se consiga ese ascenso, Motril". Este fue el mensaje que Dani Cara publicó en su perfil de Twitter pocas horas después del amistoso en el Escribano Castilla, donde dos amigos volvían a reencontrarse, aunque en equipos distintos, y dejaron una instantánea que demuestra que no hay mejor palmarés para un futbolista que las buenas amistades que le da el balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios