FÚTBOL | TERCERA El tiempo apremia para el Poli Almería

  • Pese a los esfuerzos del histórico club capitalino, aún no sabe en qué campo podrá hacer una pretemporada que ya debería haber iniciado

El tiempo apremia para el Poli Almería El tiempo apremia para el Poli Almería

El tiempo apremia para el Poli Almería / Poli Almería (Almería)

Por si ya no fuese de por sí demasiada problemática para el Poli Almería la labor de buscar cada temporada un campo fijo en el que poder entrenar y jugar sus partidos, este verano se ha sumado a su odisea habitual el factor COVID-19. La pandemia obligó a cerrar instalaciones deportivas que abren a un ritmo lento, demasiado para la necesidad de un conjunto almeriense que ya debería haber empezado esta semana a ejercitarse sobre el verde para llegar en las mejores condiciones al inicio del curso en Tercera División, que está previsto para el 18 de octubre.

“Los clubes, de distintas disciplinas deportivas, nos reunimos con el Ayuntamiento de Viator y estamos totalmente a favor de mantener el campo cerrado para las bases, porque aún no se han dicho ni fechas en las que pueden comenzar sus competiciones, pero pedimos que se hiciera una excepción con el sénior del Poli Almería, que tenemos nuestro protocolo propio además del de la RFAF”, comentaba este mismo viernes a este diario Rafael Garay, responsable de Relaciones Institucionales de un histórico club rojiblanco que sigue trabajando a marchas forzadas para encontrar cuanto antes un feudo para la campaña 2020-2021.El que fuese hasta hace poco más de un mes presidente de la entidad capitalina, informa que “ya hemos entregado nuestro protocolo al Patronato Municipal de Deportes y estamos a la espera de que el Ayuntamiento de Almería nos de el visto bueno y poder empezar a entrenar la semana que viene, porque muchos equipos de nuestra categoría ya llevan trabajando desde la semana pasada sobre el césped”. En el que caso de que se alargue dicho OK, ya que el consistorio tendría previsto abrir las puertas de dichas instalaciones municipales a partir del día 15, Garay tiene claro que “si no podemos empezar a entrenar la semana que viene tendremos que enviar una carta a la RFAF para que podamos aplazar los primeros partidos o, si entramos en el subgrupo que hay once equipos, que se reajuste el calendario para ser los primeros en descansar”.

Rafael Garay. Rafael Garay.

Rafael Garay. / D. A. (Almería)

El directivo y socio gestor rojiblanco, que trabaja sin descanso junto a Cristian Úbeda en este tema, reconoce que “hemos preguntado en Benahadux, Roquetas de Mar... No paramos con este tema. En principio nuestra idea era seguir en Viator esta campaña, porque las tasas en Almería son más caras, pero si pudiésemos disponer de dos días en un sitio y otros tantos en otro a la semana, estaríamos conformes, porque lo que queremos es empezar a entrenar ya. Por cercanía está claro que estaría bien el campo del Oriente, el de Los Molinos...”. Además, recalca que “lo lógico es comenzar a entrenar seis semanas antes de la competición y nuestros jugadores no dejan de preguntarnos que cuando vamos a empezar”.

"Si no entrenamos ya la semana que viene tendremos que pedir que nos aplacen la primera jornada"

El Poli Almería, cuando llegue el momento, tendrá que hacer frente, un curso más, a un desembolso más que considerable al no disponer de campo propio. “Cada entrenamiento es una hora y media, necesitamos ejercitarnos cuatro días en semana, lo que nos supondría al mes un gasto de más de 1.500 euros en entrenamientos”, comenta Garay, que también está a la espera de ver qué ocurre con las categorías base rojiblancas. En su opinión, “aunque tenemos dados de alta a todos nuestros equipos, creo que no habrá competiciones, no se ha podido hacer captación porque solamente te permiten jugadores federados -por orden de la Junta de Andalucía- y aún hay que ver qué ocurre con los colegios”.

A día de hoy, mirando de reojo como sus futuros rivales ya se han vuelto a calzar las botas, el Poli Almería sigue a la espera de que le permitan empezar su pretemporada. “Nunca tenemos un verano tranquilo”, comenta Garay, miembro de un Poli Almería que, como de costumbre, sigue afrontando los problemas con coraje, como una entidad forjada en mil batallas que espera establecerse nuevamente en Almería capital algún día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios