Tribuna

Javier Soriano

Coronel en la Reserva

El Ingenio en la memoria histórica

El Ingenio en la memoria histórica El Ingenio en la memoria histórica

El Ingenio en la memoria histórica

La Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía define como Lugar de Memoria Democrática de Andalucía (Artículo 21) aquel espacio, inmueble o paraje que se encuentre en Andalucía y revele interés para la Comunidad Autónoma como patrimonio histórico, sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía, por haberse desarrollado en él hechos de singular relevancia por su significación histórica, simbólica o por su repercusión en la memoria colectiva, vinculados con la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y libertades democráticas, así como con la represión y violencia sobre la población como consecuencia de la resistencia al golpe de estado de 1936, la Dictadura franquista y por la lucha por la recuperación de los valores democráticos hasta la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía de Andalucía el 11 de enero de 1982, y que haya sido inscrito por decisión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía en el Inventario de Lugares de Memoria Democrática de Andalucía.

En este Inventario figuran 3 lugares en Almería: el Monumento a las víctimas del Campo de Mauthausen, los Refugios antiaéreos y la Antigua Cárcel Modelo del Ingenio. El monumento a las víctimas del Campo de Mauthausen, en el parque de las Almadrabillas, junto al antiguo cargadero de mineral, erigido en honor a las víctimas del holocausto nazi, representa la escalera en la que muchos de los prisioneros del campo murieron transportando pesadas piedras, y alrededor de ella se levantan 142 columnas, una por cada víctima almeriense. Los refugios antiaéreos de Almería, rehabilitados en el año 2006, constituyen un testigo vivo de lo acaecido en Almería durante la Guerra Civil. Esta red de refugios fue diseñada a nueve metros de profundidad, extendida por túneles de casi cinco kilómetros de extensión y capacidad para albergar a 34.000 personas, gracias a la labor del arquitecto Guillermo Langle, el ingeniero de canales José Fornieles y el ingeniero de minas Carlos Fernández.

Estos lugares de memoria democrática resultan evidentes. Pero, desde mi punto de vista, la Antigua Cárcel Modelo del Ingenio, de la que sólo se conserva la fachada de la entrada, que cada año sirve de escenario para el recuerdo y homenaje a las víctimas de un solo bando, es un lugar que puede generar más discordia que concordia tal y como está justificado.

Durante toda la Guerra Civil, Almería estuvo controlada por el Frente Popular, donde el Comité Central, órgano de dirección de la ciudad y coordinador de la provincia, controlado por los partidos que integraban el Frente Popular, comenzó una labor de represión desde los primeros días de la Guerra, deteniendo a centenares de personas sólo por ser de ideologías distintas a las frentepopulistas, religiosos, patronos, por venganzas personales o simple sospecha de no asumir los dictados frentepopulista, con el objetivo de liquidar físicamente cualquier oposición.

Pronto quedó saturada la Prisión Provincial, por lo que hubo que habilitar como cárcel el convento de las Adoratrices y los barcos mercantes "Capitán Segarra" y "Astoy Mendi", cuyas bodegas fueron utilizadas como celdas. Aun así, no siendo suficiente, dado el número de personas detenidas, hubo también que habilitar como cárcel la fábrica de azúcar abandonada del barrio de Los Molinos, siendo utilizada como tal por el Comité Central revolucionario durante toda la guerra. Por tanto, la Antigua Cárcel Modelo del Ingenio fue creada por el Frente Popular con fines evidentemente represivos.

De los 691 asesinatos cometidos por los frentepopulistas, que la causa general recoge en Almería, muchos de ellos fueron consecuencia de las "sacas" que tuvieron su origen en la cárcel de El Ingenio. Entre estas "sacas", la de los 300 detenidos que fueron trasladados al Campo de Exterminio de Turón, en donde sólo la intervención de la Cruz Roja Internacional consiguió detener los asesinatos indiscriminados. Es imprescindible, como se indica en la Ley 2/2017, recordar y honrar a quienes sufrieron las consecuencias del conflicto civil. La represión y la violación de los derechos humanos durante el período frentepopulista en Almería revistió una extrema dureza. De esta represión, solamente el 2,5% de los casos fueron personas condenadas a muerte por un tribunal popular. El resto, lo fue sin acusación, juicio y condena, al margen del sistema judicial.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios