UD Almería

De Francisco... a Francisco en el banquillo del Almería

  • El técnico del Huesca, el último que aguantó un año entero en el banquillo rojiblanco

  • En junio pasado fue rival en el milagroso partido de Lugo, contrincante del domingo

FF y Francisco, en el duelo del pasado verano en Lugo. FF y Francisco, en el duelo del pasado verano en Lugo.

FF y Francisco, en el duelo del pasado verano en Lugo.

De Francisco Javier Rodríguez Vílchez a Francisco Javier Fernández Díaz. Para los almerienses, de Francisco a Fran Fernández. Dos entrenadores almerienses, dos entrenadores que llegaron al primer equipo procedentes del filial, dos zapilleros de toda la vida y los dos últimos técnicos que han completado una temporada en el banquillo rojiblanco. Cinco años después, con [Miguel Rivera] JIM, Sergi, [Rivera], Carrillo, Gorosito, Soriano, Ramis y Lucas Alcaraz de por medio, Alfonso García se ahorra el finiquito que ha pagado habitualmente en las últimas temporadas, y deposita su confianza en el mismo hombre que realizó la pretemporada en verano.

El contexto está claro que es diferente, pero es digno de alabar que hayan sido dos técnicos de la casa los que mejor rendimiento hayan dado. De hecho, hubo quien no entendió la destitución de Francisco el 9 de diciembre de 2014 tras perder 5-2 en Ipurua, puesto que entonces el Almería todavía no estaba en puestos de descenso a Segunda y desde entonces comenzó una cuesta abajo que sólo FF ha sido capaz de frenar.

Además de como jugador en el Poli Almería y en la propia UDA, Francisco estuvo tres temporadas en el banquillo del filial en Segunda División B: la primera como segundo entrenador de Alfonsín y las otras dos como principal. Estuvo a punto de clasificarlo para la fase de ascenso a la categoría de plata, algo que conseguiría al año siguiente con Miguel Rivera en el banquillo, aunque no pasó de la primera ronda ante el Guadalajara.

Francisco dirigió a la UDA campaña y un cuarto en Primera, con una salvación que parecía imposible

Los buenos números del técnico, unidos a la sorpresa que causó el adiós de Javi Gracia tras ascender, llevaron a Alfonso y la secretaría técnica a apostar por Francisco para la máxima categoría. Fue una temporada complicadísima, con una plantilla demasiado limitada para la categoría, y con una salvación final de auténtico milagro tras ganar a Espanyol, Betis y Granada, amén de empatar en la última jornada con el Athletic. El club confió en él en los momentos más complicados y Francisco fue capaz de sacarle el máximo jugo a un equipo posiblemente más débil que el que había ascendido la campaña anterior a la máxima categoría. Por eso mismo, no era entendible la rapidez con la que se le destituyó a la campaña siguiente, con un presupuesto más austero y un plantel que era un brindis al sol [con Teerasil y Thievy como estrellas], sobre todo porque era decimoséptimo mediada la primera vuelta, cuando el año anterior había estado prácticamente siempre en zona de descenso.

FF logró el año pasado una hazaña en los 7 últimos partidos y ahora con 35 pelea por la promoción

La llegada de FF fue una solución de urgencia, cuando posiblemente nadie quería hacerse cargo del muerto que había dejado Alcaraz. El zapillero le hizo los primeros axulios al equipo y fue capaz de revivirlo precisamente ante el equipo en el que el año pasado militaba Franciso [el Lugo], con una recta final tan milagrosa como la que había hecho su homólogo un lustro antes. Le valió para hacerse cargo esta temporada de un equipo que no sólo se ha salvado con tranquilidad, sino que todavía está luchando por la promoción de ascenso. Salvo sorpresón que nadie espera, FF terminará la campaña como lo hizo Francisco y todo el mundo confía en su pronta renovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios