Vivir

El 'hermano' almeriense de Burt Lancaster

  • El periodista Tico Medina en su libro 'Almería al sol' dedicó un capítulo a José María Serrano

El 'hermano' almeriense de Burt Lancaster. El 'hermano' almeriense de Burt Lancaster.

El 'hermano' almeriense de Burt Lancaster.

En los años sesenta, en Almería, nadie dudaba de ello. Era un rumor generalizado en la calle. Tanto así, que el periodista granadino Tico Medina en su libro titulado Almería al sol dedicó un capítulo importante de la obra a este singular personaje. El desaparecido periódico Yugo contó en su día parte de esta historia, pero tuvo que ser Sigifredo Ortega Tarancón, director de Radio Juventud de Almería quien a finales de los años cincuenta pusiera sobre la pista del caso al periodista Tico Medina.

El granadino para escribir dicho libro, se desplazó hasta Almería donde permaneció varios meses e hizo numerosos reportajes sobre temas puramente almerienses y de sus personajes. Desde Jesús de Perceval, pasando por Pepe Fernández Richoly, Miguel “El Cojo” y José María Serrano, el hermano secreto de Burt Lancaster.

Todos aquellos almerienses entre los sesenta y cinco y setenta años recuerdan muy bien la figura de este singular personaje a quien solía vérsele por las mañanas en las inmediaciones del Mercado Central a donde acudía conduciendo su isocarro y frecuentemente desayunando en el desaparecido bar “Puerto Rico” ubicado frente a la circunvalación de la plaza.

El periodista Tico Medina lo describió físicamente como un hombre parco en palabras, de mediana estatura, complexión fuerte, de manos grandes y ojos de acero y cuya ocupación profesional era la agricultura. Se dice, que Tico Medina, nada más verle se quedó de una pieza ante el enorme parecido de esta persona con el popular actor norteamericano.

José María Serrano vivía en la zona de la Cruz de Caravaca, concretamente en un paraje donde se encontraba el denominado cortijillo de “Cerdán”. Una tarde, en su encuentro con el periodista, Serrano admitió que su padre se marchó a Norteamérica hacía ya bastantes años en busca de mejores horizontes. Se fue a Nueva York y allí trabajó en diversos oficios y se casó con una mujer norteamericana viviendo en una modesta vivienda en el Harlem Español.

Burt Lancaster. Burt Lancaster.

Burt Lancaster.

Andrés Serrano, así se llamaba su padre tuvo varios hijos con esta mujer. Uno de ellos, un chaval que con el paso de los años se convirtió en un mocetón de elevada estatura con aire pugilístico de mirada penetrante. De su existencia lo conocía todo José María pese a que no sabía leer ni escribir. Su memoria albergaba todo el perfil biográfico de su hermanastro que llegaría a ser una figura legendaria del cine mundial. Según sus propias manifestaciones recogidas en el libro del periodista granadino, Burt Lancaster se llamaba en realidad José Serrano y llegó a conocerlo personalmente.

El encuentro según el hermano almeriense se produjo en 1940, cuando el actor vino a España. Se vieron en Madrid, estaba empezando en el cine y todavía era un desconocido para el gran público. Mientras tanto, el padre, Andrés Serrano enviudó de su esposa norteamericana y regresó a España. Su hijo, Burt o José se quedó en los Estados Unidos bajo la tutela de los familiares de la madre.

Andrés Serrano fijó su residencia en la localidad jienense de Orcera donde unos años más tarde se casó por segunda vez. De este matrimonio nacieron cuatro hijos, entre ellos José María. El padre y su hijo americano siguieron en contacto por carta, por lo que fueron conociendo sucesivamente como el joven que ya se había adentrado en el mundo del cine empezaba a triunfar en el Séptimo Arte.

Uno de los hermanos de José María se fue a los Estados Unidos llegando a convertirse en secretario personal del actor durante unos años, mientras que éste se vino a Almería donde se casó y vivió hasta su muerte. Tuvieron escasa relación. Según relató “el hermano almeriense” a Tico Medina, veía todas las películas de Burt Lancaster que se proyectaban en Almería, recordando que entusiasmado que cuando le vio en “Trapecio” no pudo evitar la emoción y se le saltaron las lágrimas. José María tenía entonces alrededor de cuarenta años. Pese a que este caso no ha tenido la dimensión del asunto “Disney”- el famoso mago del cine al que se le atribuye su origen almeriense- una autentica leyenda urbana, lo cierto es que la historia de José María Serrano tiene unos tintes diferentes aunque la verosimilitud del tema no parece contar con fuentes contrastadas que pudiesen corroborar el caso. Se entiende, que un periodista del prestigio profesional como Tico Medina- en aquellos años una figura nacional- acometiese en su libro esta historia basada solo en rumores o simples conjeturas. Burt Lancaster murió el 20 de octubre de 1994 y fue un actor perteneciente al cine clásico norteamericano.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios