Comercio

Azote al centro con el cierre de Zara del Paseo de Almería

  • Inditex echa la persiana en octubre. Alcalde y comerciantes piden al gigante textil que se lo replantee

Zara en el Paseo de Almería Zara en el Paseo de Almería

Zara en el Paseo de Almería / Rafa González

Es la crónica de un cierre anunciado que llevaba al menos dos años ensombreciendo el Paseo de Almería. Zara, uno los principales motores económicos de la arteria comercial capitalina por excelencia, se marcha. Cierra en octubre y a modo de azote para el sector, que está intentando retener la presencia de la firma con una campaña de recogida de rúbricas que llegará al gigante textil junto a una carta del alcalde, en la que Ramón Fernández-Pacheco solicita a la dirección de Inditex que se replantee la decisión que, a priori, es firme.

Los comentarios sobre el posible cierre inminente de Zara estaban en la calle. Las trabajadoras empezaban a buscar nuevos empleos, pero el grupo Inditex guardaba silencio. Hasta ayer, que confirmaba lo que el comercio del centro ha estado temiendo desde la apertura del Centro Comercial Torrecárdenas.

Las fuentes consultadas han explicado que la salida de Zara del Paseo de Almería está organizada y preparada para materializarse “en breve”, fijando la fecha “a principios de octubre”, al no cumplir con los requisitos del plan estratégico sobre el que trabaja Inditex desde el año 2012, que aceleró en 2017 y que la pandemia de la COVID-19, con nuevas exigencias de mercado, precipita. Vuelca buena parte de los esfuerzos del grupo en la venta online y supondrá el cierre de entre 250 y 300 establecimientos en España en estos dos años y entre 1.000 y 1.200 a nivel mundial. Quieren superficies grandes en las que poder ofrecer “una mejor experiencia” a sus clientes y mantienen aquellas en las que es viable una reorganización.

Es la explicación aportada también por el director general de Inditex, Ramón Reñón, quien comunicó telefónicamente al alcalde la decisión de la compañía. Le llegará en las próximas horas una carta de Fernández-Pacheco en la que el regidor incide en la conversación mantenida y en la que le solicita que reconsidere la marcha de Zara del Paseo.

“Soy conocedor de cambio de tendencias de compraventa que afectan a grandes y pequeños comercios y deja al centro sin los escaparates y la vida que hasta ahora han tenido. Una situación que obliga a todos a adaptarse y, entenderá –añade el regidor–, preocupa a los ciudadanos y a quienes somos sus representantes”. Fernández-Pacheco ofrece al Ayuntamiento como “socio colaborador en todo lo que pretenda emprender en la ciudad” el grupo Inditex y le expone el proyecto cultural de reactivación, el Puerto-Ciudad y los planes de movilidad activa con prioridad del peatón cómo iniciativas de impulso del Paseo de Almería.

La preocupación de los comerciantes del centro les ha llevado a iniciar una campaña de recogida de firmas, tanto físicas en los establecimientos como online a través de la plataforma change. org. La asociación Almería Centro ha pedido colaboración ciudadana, sumando en las primeras horas 300 rúbricas. El cierre de Zara supone un azote a la actividad, ya dolida por la fuga protagonizada en su momento de franquicias que colonizan la principal arteria. La última, hace escasos meses, Springfield.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios