Almería

Fomento sigue sin “petición formal” del Ayuntamiento para la cesión de la estación

  • El Ministerio desconoce el fin al que quiere destinarla el consistorio y condiciona su traspaso: arrendamiento de 20 años sin desafectación o préstamo gratuito para usos públicos “puros”

Fomento sigue sin “petición formal” de cesión de la estación del Ayuntamiento Fomento sigue sin “petición formal” de cesión de la estación del Ayuntamiento

Fomento sigue sin “petición formal” de cesión de la estación del Ayuntamiento / Javier Alonso

La rehabilitación integral de la antigua estación del ferrocarril, una joya arquitectónica del siglo XIX que se mantiene cerrada a cal y canto y sin uso desde principios de siglo, estará culminada antes de que acabe el año después de una merecida inversión de poco más de 2,5 millones de euros por parte del Ministerio de Fomento (ahora de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana) con los fondos adicionales del 1,5% Cultural. La intención del departamento que dirige José Luis Ábalos Meco, tras los trabajos de restauración de las fachadas, cubierta y vestíbulo de uno de los edificios de ADIF más valiosos y singulares del país, es ceder la instalación a la ciudad, si bien emplaza al Ayuntamiento de Almería a presentar una “solicitud formal”

El Ministerio reconoce que se han mantenido reuniones y que incluso el anterior ministro pudo plantear la viabilidad de la cesión de la estación, pero es de obligado cumplimiento un trámite que va más allá de las declaraciones en prensa. “El Ayuntamiento no nos ha enviado una solicitud formal en la que propongan la cesión y en la que se identifique el uso que quieren darle al inmueble. Si de verdad aspiran a la cesión deben hacer una comunicación formal con el Ministerio de Fomento y también con el de Cultura, por la protección histórica del edificio, en la que precisen a qué quieren destinarlo”, recalcan fuentes del departamento del socialista José Luis Ábalos a este periódico. 

Fomento reitera su intención de mantener el compromiso verbal del anterior ministro una vez que finalicen los trabajos, pero bajo una serie de requisitos que están condicionados por la dedicación a la que quieran destinarla. En ningún momento se concibe como un "cheque en blanco" porque si el uso es público-comercial habría que acondicionarla en materia de accesibilidad, por ejemplo, y se tendrían que reforzar los forjados para un uso transitable. También deberá pronunciarse el Ministerio de Cultura sobre la conveniencia y compatibilidad de la actividad con la conservación del inmueble, diseñado por el arquitecto francés Laurent Farge en 1895 en el marco de la línea Guadix-Almería, en base a su catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC).

Los trabajos de rehabilitación de la estación concluirán antes de que acabe el año Los trabajos de rehabilitación de la estación concluirán antes de que acabe el año

Los trabajos de rehabilitación de la estación concluirán antes de que acabe el año / Javier Alonso

Fomento ha precisado que en el consistorio almeriense conocen las dos opciones planteadas para formalizar el préstamo a la ciudad al ser remitidas por carta el 6 de mayo de 2019. Por un lado estaría el arrendamiento con una renta simbólica con un plazo máximo de 20 años -el que está previsto en la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas- que sería posible realizar jurídicamente sin tener que desafectar la estación. Y la segunda opción, menos viable, sería la cesión de uso gratuito con informe favorable de la Dirección General de Patrimonio del Estado y el requisito de que el consistorio sólo podría contemplar los usos dotacionales públicos “puros”, es decir, no lucrativos. Implicaría la desafectación total que se antoja complicada al existir todavía en el edificio instalaciones ferroviarias. “Lo más pausible, a corto plazo, es la cesión de uso por un máximo de 20 años y con una renta que sería más o menos testimonial por la que se excluirían las superficies ocupadas”.

La intervención a la que ha sido sometida la estación, que tendría que haber finalizado en marzo del pasado año, pretende recuperar el edificio (fachada, cubierta y vestíbulo) y consolidar la estructura, pero en esta propuesta inicial de la rehabilitación no se concretaba el uso al que se destinaría más allá de indicar la voluntad de rescatar la importancia para el conjunto de la sociedad, "sirviendo de estímulo para fomentar el turismo y las actividades socioculturales”. En un primer momento se planteó la financiación compartida, un 25% lo aportaría el consistorio, pero la aportación del 1,5% Cultural hizo posible que el Gobierno asumiera el coste íntegro de la actuación en curso. Fue el único convenio sellado por las dos administraciones en liza porque el de la cesión nunca se formalizó y aún hoy sigue en el aire.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios