Fútbol I Tercera División (grupo IX)

Javier Linares División

Linares conecta un centro en pleno partido con el Motril la pasada temporada.

Linares conecta un centro en pleno partido con el Motril la pasada temporada.

Tercera División Española, cuarta categoría del fútbol español o Javier Linares División. Las dos primeras denominaciones son las oficiales, la tercera es la cariñosa, la romántica, la legendaria. En una categoría que se despide después de 90 temporadas de fútbol humilde y obrero, tiene mucho mérito haber acumulado seis como el futbolista que más minutos disputa.

Es el broche de oro, la guinda más dulce que se le puede poner a este pedazo de historia futbolístico, que la Federación Española de Fútbol ha decidido sustituir por unos nuevos grupos, con el deseo de hacerlas más competitivas. Por Tercera, la Tercera de los años 80, han pasado equipos potentísimos. Era una categoría de nivel, no exenta de calidad, que se vio relegada cuando los cuatro grupos de Segunda División B la bajaron un peldaño en el escalón.

En las últimas décadas ha sido la mezcla más pura del fútbol patrio, la que mejor representa la esencia del deporte aficionado. En ella se han mezclado futbolistas que disfrutaban de sus últimas patadas, con otros que venían escalando desde las diferentes canteras. El punto de honor necesario se lo ponían jugadores como el mojonero Linares, que se tomaba cada partido con la misma intensidad y profesionalidad que si se tratara de la final de la Copa del Mundo. Sólo así se alcanza un récord que tiene tanto mérito como un Pichichi y es tan complicado como una Bota de Oro.

“Siento una satisfacción muy grande por conseguir estos números con distintos entrenadores, diferentes clubes y pasando por varias comunidades autónomas. He tenido la suerte de alcanzar algo muy complicado”, dice el lateral diestro motrileño, que en esta última campaña ha jugado 24 partidos, 2.132 minutos. Ni el coronavirus, que a tantos futbolistas les ha obligado a perderse choques esta campaña, ha osado hacerle una zancadilla.

En la Costa Tropical, Linares porta el brazalete de capitán. Son las cuatro últimas temporadas seguidas en el Motril donde, como es normal dados sus números, es el futbolista que más minutos ha jugado en una campaña. Pero el comienzo de su récord también habría que buscarlo en el Crevillente alicantino y en el Huércal Overa. “Cuando miro hacia atrás me siento muy orgulloso, sobre todo, porque todo ha ido poco a poco, con mucho trabajo y esfuerzo. Cada temporada es un año más, la clave es vivir el fútbol con pasión y el entrenamiento invisible”, indica el mojonero que se ha ganado las vacaciones con creces, sobre todo después de lograr la salvación de su club en la promoción: “Esta temporada hemos sufrido mucho. Veníamos acostumbrados a competir en lo más alto de la clasificación años anteriores y verte en la zona media baja ha sido complicado de digerir”.

El mojonero, con el brazalete de capitán. El mojonero, con el brazalete de capitán.

El mojonero, con el brazalete de capitán.

Mientras las piernas recuperan la energía perdida para seguir engrandeciendo su récord, Linares tiene claro que queda gasolina para rato en I, II o III RFEF. “Sigo teniendo la misma ilusión que aquel chico que jugaba en el juvenil del Poli Ejido y cuando me llamaban para entrenar con el primer equipo, no dormía la noche de antes”. Ahora, ya veterano, concilia mejor el sueño antes de los partidos importantes. Eso sí, alguna vez ha repetido el sueño que marcó el inicio de una carrera que merece un monumento en la EXPO del fútbol español: “Nunca olvidaré mi debut con 17 años en el Poli Ejido ante la UD Almería”. Ni la Tercera te olvidará a ti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios