UD LAS PALMAS 2-0 UD ALMERÍA | La Crónica Mala imagen en Las Palmas y Gomes ya huele a chamusquina (2-0)

  • Un doblete de Araújo desnuda las carencias del Almería, nulo en la parcela ofensiva tras 20 millones de euros de inversión en fichajes

  • El técnico luso hizo cinco sustituciones en la segunda mitad que empeoraron incluso la situación

Sadiq estuvo muy desasistido durante todo el encuentro Sadiq estuvo muy desasistido durante todo el encuentro

Sadiq estuvo muy desasistido durante todo el encuentro / LFP (Las Palmas)

Si la propiedad mantiene su instinto impulsivo, José Gomes podría estar viviendo sus últimas horas como técnico indálico. Quizá la cercanía del duelo ante el Cartagena de este miércoles frene a Turki y compañía, pero lo cierto es que se acumulan dos salidas consecutivas ofreciendo una paupérrima imagen individual y colectiva de equipo ramplón y desalmado. Con Pacheta en el mercado y un perfil insuperable por su reciente ascenso con el Elche unido al conocimiento de la categoría, no sería de extrañar algún movimiento de diversión de la directiva en ese sentido, sin descartar el exotismo de turno. 

Lo cierto y verdad es que el fiasco en Logroño no fue un espejismo a tenor del partido desplegado por el Almería en Las Palmas, con lo que la dinámica empieza a ser preocupante. El fulgurante inicio liguero en Lugo, desplegando un fútbol preciosista continuado en buena medida ante el Sporting, está pasándole una gran factura a los de José Gomes, tal vez porque entonces no se calibró en su justa medida que el rival (su técnico fue el primero de la categoría en caer) no estaba para fiestas y concedió enormes facilidades. 

En la visita a las islas el técnico portugués introdujo varios retoques en el once sin cambiar su habitual disposición 1-4-2-3-1. Para empezar mantuvo bajo palos a Fernando (Makaridze no pudo hacer ni un solo entrenamiento durante la semana), recuperando la pareja de centrales Cuenca-Maras, introduciendo a Morlanes junto a Samú Costa en el doble pivote y ubicando a Carvalho en el costado zurdo del ataque, con Villar ejerciendo de segundo delantero por detrás de Sadiq y Aketxe partiendo desde la derecha.

El esquema no funcionó en ningún momento, viéndose los indálicos desarbolados desde el primer instante debido a la presión alta ordenada por Pepe Mel a sus pupilos, lo que atenazó sobremanera la salida de balón visitante. Particularmente sangrantes fueron las continuas penetraciones de Pejiño por la banda precariamente defendida por Balliu, que nunca recibió las necesarias ayudas de Aketxe para frenar las acometidas del extremo, muchas veces ayudado por Dani Castellano, su lateral. 

Esa banda fue una autovía que los canarios supieron explotar. Así, a los siete minutos de juego un buen pase de Sergio Ruiz filtrado entre varios adversarios lo recibía Araújo, marchándose con una facilidad pasmosa de Maras para recortar a Cuenca después en su intento de frenarlo y batir con un tiro raso y seco a Fernando casi a placer.

Otra vez tocaba remar a contracorriente y la sala de máquinas indálica no funcionó como era de esperar. El estreno en la titularidad de Morlanes resultó más bien gris, pudiendo decirse que el equipo echó en falta en varias fases del encuentro el equilibrio que De la Hoz aporta a la zona, por lo que Samú Costa (de los pocos que salvaban los muebles) tuvo que multiplicarse para robar y distribuir la pelota. 

Villar todavía no ha cuajado ni una actuación brillante con el Almería Villar todavía no ha cuajado ni una actuación brillante con el Almería

Villar todavía no ha cuajado ni una actuación brillante con el Almería / LFP (Las Palmas)

Por suerte Las Palmas careció de mayor verticalidad y en el ecuador del partido Vicandi Garrido anulaba por fuera de juego otra buena acción de Pejiño y Araújo en la banda izquierda que requería de la intervención de Fernando. A los 36 minutos era Cuenca quien tenía que realizar un cruce providencial para frenar la progresión del canterano sevillista. 

En la cuenta ofensiva almeriense, apenas anotar un duro disparo raso desde fuera del área ejecutado por Samú Costa que forzó a Vallés a atajarlo, pero ni Juan Villar (casi desaparecido) ni Sadiq le hicieron cosquillas a la zaga amarilla, mientras Aketxe pasaba desapercibido y Carvalho no aportaba desborde alguno por su banda. 

Sorprendente 'solución' de Gomes

La sorprendente solución de Gomes, ya a la hora de juego, fue dar entrada a Petrovic y Robertone por Samú Costa y Juan Villar, siendo inexplicable la sustitución del mediocentro luso (hasta ese momento el más destacado del equipo) salvo que mediase lesión. La esperada reacción no se terminaba de atisbar, sin claridad individual para superar líneas y hacerle daño al rival. 

Mientra tanto, Las Palmas pudo ponerse 2-0 en otra desafortunada acción defensiva de Maras, retratado en un control de Pejiño que habilitó al extremo a lanzar un zurdazo al larguero de la meta defendida por Fernando. Al central serbio no parece haberle sentado nada bien la llamada de su combinado nacional, más desconcentrado esta tarde de lo que acostumbra. 

La puntilla llegaría a falta de un cuarto de hora para el final, en un balón en largo que cabeceaba Araújo para que Kirian se la devolviera con la testa dentro del área y el argentino dibujara una volea inalcanzable para Fernando, en el que será sin duda uno de los tantos más plásticos de la jornada. Justo antes del mazazo Gomes había dispuesto un triple cambio más propio de pretemporada, introduciendo a Villalba, Corpas y Mendes en el lugar de Carvalho, Morlanes y Aketxe. Este Almería no carbura y empiezan a encenderse todas las alarmas tras más de 20 millones de euros de inversión en fichajes

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios