VOLEIBOL

Unicaja renueva a su fisio Jorge Soriano

  • Encara su cuarto año como pieza clave de los servicios médicos ahorradores cargado de ilusión ante su 'debut' en competición europea de clubes

Unicaja renueva a su fisio Jorge Soriano Unicaja renueva a su fisio Jorge Soriano

Unicaja renueva a su fisio Jorge Soriano

Fue con Manolo Berenguel como técnico hace ahora exactamente cuatro años, y no solo con el nijareño, sino con Ignacio Sánchez y ‘Casi’, cuando Jorge Soriano capitaneó a la selección de la Universidad de Almería que se alzó a lo más alto del Campeonato de Europa Universitario en Camerino, Italia. De esa corona en 2015 se pasó a la plata en 2016, en Zagreb, Croacia, otra vez como capitán, de nuevo con los mismos compañeros actuales sobre pista de Unicaja, pero sin Berenguel. En ese momento ‘colgó las zapatillas’, pero se enfundó los guantes para entrar en el organigrama del club ahorrador y desarrollarse profesionalmente junto al mítico Jose Uroz. Ambos hicieron pareja como fisioterapeutas en la secuela del ‘triplete’ y los dos cursos siguientes, una vez culminada la transición, Soriano se quedó solo.

Así, este almeriense que ejerce como tal y que es muy conocido en la ciudad, va a por la que será su cuarta temporada blanquiverde, esta vez con el gran aliciente de vivir la aventura europea desde el ámbito de clubes: “Lo que más me motiva es la competición europea, competición de la que nunca debió irse este club, pero por motivos extradeportivos no se ha podido; mucha ilusión y muchas ganar por volver en lo que para mí será un debut”. Además de eso, más cosas le hace firmar esta renovación: “Sobre todo la motivación que tiene que un club como Unicaja Almería siga confiando en mi trabajo, que siga el presidente y la junta directiva confiando en nuestro trabajo como cuerpo técnico, incluido yo, y qué más motivo que seguir ganando títulos para esta ciudad, para el club, para los aficionados…”.

A la tercera sí fue la vencida en su caso, y en su tercer año se ha estrenado con la Copa del Rey, “un aliciente para que este año pongamos como objetivo primero la Supercopa de España, después hacer un buen año, llegar a las finales, que es lo que se exige en este club, y a ver si por fin no tenemos ese punto de mala suerte con las lesiones y podemos luchar por todas las competiciones”. En el reencuentro con Manolo Berenguel las cosas han rodado: “Ha estado muy bien, ha habido muy buena compenetración, había que ajustar muchas cosas, muchos cambios que ha habido respecto a otros años al ser el primero de Manolo, pero la verdad que muy bien porque él ve el voleibol de una manera que yo también comparto, lo concibo igual, con mucho trabajo y con mucho entrenamiento y así salen los resultados”.

El dinamismo es la tónica dentro de todo el cuerpo técnico, si bien su relación más estrecha es con el doctor José García como pieza del staff médico: “La verdad es vamos cada vez mejor, muy bien, el primer año costaba un poco más entrar en la dinámica del club porque no sabes cómo se trabaja, pero ya nos compenetramos muy bien, estamos en contacto día tras día, intentamos acortar los tiempos de las lesiones de los jugadores e intentamos que no haya esas lesiones para que el equipo pueda seguir entrenando y compitiendo en plenas facultades”. En cuanto a “Manolo, Guille y Enrique, igualmente hay muy buena compenetración y la prueba es que ya estamos trabajando en la nueva temporada; se han producido reuniones  y solo queda a justar un par de cositas y listos para empezar”.

Bajo su experiencia, “la primera toma de contacto es tranquila, conocer a todos los nuevos jugadores, comenzamos a los datos que necesitamos y las pruebas para establecer su estado físico y lesiones que han tenido, intervenciones quirúrgicas, el estado médico también”, ha desvelado antes de añadir que “en la pretemporada hay un momento en el que se acaban las pruebas y empiezan los entrenamientos, y va de menos a más, de una primera semana sin saltos y de entrenamientos más técnicos de balón para subir después las cargas”. Es entonces cuando se alcanza un primer momento crítico “con las sobrecargas y las cosillas normales que son inevitables para preparar bien el inicio de la temporada”. Eso es más llevadero si el estado en el que llegan los jugadores es bueno: “Confío en que lleguen plenos y seguro que así lo harán; ya tienen su trabajo de preparación física previa”.

Su relación de proximidad personal con varios de los miembros de la plantilla le da el suficiente motivo para apostar por su profesionalidad: “Con algunos jugadores no he perdido el contacto durante el verano y sé de buena tinta que siguen con su trabajo en el gimnasio y que llevan una vida activa”. Ese conocimiento de muchos de los miembros de la plantilla, “obviamente a los del año pasado y a los de años anteriores y que han vuelto”, le hace también apostar en el ámbito deportivo por el proyecto 2019-2020: “El plantel que se ha formado, como siempre en Unicaja, es muy competitiva y nos hace exigirnos a todos el máximo nivel para estar al cien por cien y llevar al club donde se merece”. Como base, “ya está todo preparado para la pretemporada, exceptuando los flecos que he dicho y que son relativos a unas pruebas médicas nuevas que vamos a incorporar”.

En el día ‘cero’ echará la vista atrás: “Se dice pronto, pero es mi cuarto año, el tercero en solitario y he evolucionado mucho personal y profesionalmente sobre todo con la experiencia que me da el estar solo ante un equipo de élite”. Eso sí, “la fisioterapia deportiva he avanzado y debes estar al día, junto a la experiencia que ya he citado de lesiones, la prevención de las mismas, el día a día de contacto con los jugadores… todo es lo que te hace evolucionar; aunque he vivido mucho vóley desde bien pequeño, cada día aprendo algo nuevo del entrenador, del segundo, del jugador… de cualquiera, y esos son los valores de Unicaja Costa de Almería”. En ese sentido, y como añadido a su aportación de valor al club, ha hecho este verano “un curso de enfoque clínico y tratamiento en la lesión del deportista, con Rubén Pons, fisioterapeuta que hasta hace un año del Liverpool”.

Un “quiero ser mejor cada día” que afirma al respecto le hace encajar con el modo de ser de un club con el que se dispone a debutar en Europa en ámbito de clubes, una vez que el universitario lo ha encumbrado: “Como a cualquiera, experiencia me ilusiona y me motiva muchísimo; sabemos la dificultad que tiene, pero bueno, nosotros vamos a ir con todas las ganas y mucho trabajo; estuve viendo el sorteo en directo y con el pensamiento ya puesto en la fecha, pero antes tenemos mucho trabajo por delante”. No le preocupa especialmente la acumulación de partidos, ya acostumbrado a “los picos de temporada” en los que hay más trabajo porque hay más cantidad de partidos, los viajes… todo eso repercute en el estado físico de los jugadores, sin ser un problema añadido sino tenerlo en cuenta por fechas”.

Por último, con el equipo debe ir de la mano la afición, y siendo un hombre con un gran número de amistades y contactos en la ciudad, que sabe por dónde respira Almería, se muestra optimista: “Es cierto que cada vez escucho a más gente que quiere venir a vernos, que quiere vivir la Superliga con nosotros, y ahora la vuelta a la competición europea, es cierto que la gente tiene ganas de ver buen voleibol en el Moisés Ruiz”. Dicho esto, lanza el mensaje directo: “Animo a todos a venir, a que se abonen, que los precios son muy asequibles, y a que disfruten tanto de la Superliga como de la Challenge Cup”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios