La almeriense Esther Pascual, ante su partido más especial

Fútbol | Copa de la Reina

La jugadora de La Solana se enfrenta este miércoles al que fuera su equipo hasta hace dos temporadas en la primera eliminatoria de la Copa de la Reina

"Nunca quería encontrarme con la sensación de jugar contra mi equipo de siempre", señala la defensa del conjunto manchego

El Almería femenino comienza ante La Solana su sueño copero

Esther Pascual (i) durante un partido en su primera temporada en el conjunto rojiblanco.
Esther Pascual (i) durante un partido en su primera temporada en el conjunto rojiblanco. / Javier Alonso
Rubén Rozas

12 de septiembre 2023 - 21:36

Almería/Era el mes de julio de 2019 cuando la UD Almería anunciaba el fichaje de la central Esther Pascual (25-04-2003, Viator, Almería) para su equipo femenino procedente de la UD Pavía después de recibir la llamada de Rocío Muñoz, quien entonces era coordinadora de la sección femenino del club unionista. En aquel entonces la defensa almeriense iniciaba una etapa que prolongó durante tres temporadas hasta que el pasado curso puso rumbo al vallisoletano Parquesol para dar el salto a Segunda RFEF, incorporándose durante este verano a La Solana, rival de las rojiblancas este miércoles en la primera eliminatoria de Copa de la Reina.

En aquel momento en el que dejó la disciplina del conjunto indálico ni mucho menos se podía llegar a imaginar que en menos de dos años le tocaría enfrentarse al que fuera su equipo y a las que hace no tanto fueron sus compañeras. Sus palabras así lo reflejan. "Nunca quería encontrarme con la sensación de jugar contra mi equipo de siempre. Tú te vas y no piensas que vas a jugar contra él", explica Esther a Diario de Almería.

Cuando la bola de la UD Almería salió en el sorteo apenas otras cinco restaban por salir. Una de ellas era la de La Solana por lo que la central almeriense tuvo un presentimiento. 'Verás que sale La Solana' llegó a pensar la defensora, tal como reconoce. Y así fue, al conjunto manchego le tocaba enfrentarse a un viejo conocido. Los mensajes no tardaron de llegar al teléfono de Esther Pascual. "En cuanto salieron los cruces estuvimos hablando Pedro, el entrenador del Almería, y yo", menciona la viatoreña. Tampoco faltaron los comentarios de aquellas jugadoras con las que tanto años compartió vestuarios y que hoy serán rivales. "Quién se iba a imaginar que me iba a enfrentar a mi equipo de toda la vida, por así decirlo, de mi ciudad", reitera.

Esther Pascual durante un encuentro de su etapa en el conjunto rojiblanco.
Esther Pascual durante un encuentro de su etapa en el conjunto rojiblanco. / UDA

Tres años que dieron para mucho, hasta el punto de tener pendiente tatuarse un piña, como recuerdo del gran grupo formado, con motivo del ascenso logrado a posteriori. "Cuando se comunicó que el Almería ascendía a Segunda RFEF decidimos hacernos la piña, que teníamos pensado hacerla ya, pero todavía tengo el tatuaje pendiente porque no pude hacérmela ya que estaba en Valladolid", así lo cuenta la central horas antes de subirse al autobús que llevará a La Solana al Estadio de la Juventud Emilio Campra, ese en el que tantas veces jugó Esther Pascual defendiendo los colores rojiblancos del club de su tierra. Un viaje que puede parecer algo largo, pero no para ella, quien asegura que "comparado con el año pasado en Valladolid para mí es corto".

Aunque el irse de casa nunca es fácil y le "dio mucha pena", ya que "en ningún momento pensaba salir de Almería", a día de hoy en absoluto se arrepiente de su decisión. "A día de hoy es de las mejores decisiones, por así decirlo, que en mi vida personal he tomado, sobre todo futbolística", asegura categóricamente la que fuera jugador del conjunto rojiblanco.

Además, el encuentro también supondrá su debut oficial con la camiseta de La Solana después de que este pasado fin de semana no pudieran disputar su primer partido del curso liguero ante la incidencias en el vuelo del que tenía que ser su rival, el Juan Grande canario. Así, sin partido el fin de semana no dudó en viajar hasta Almería para asistir al estreno de Pedro López en el banquillo del conjunto rojiblanco dirigiendo a quienes fueron sus compañeras. "Era el primer partido para ellas, tengo mucha amistad ahí y me hacía mucha ilusión verlas y ver el partido que fue muy intenso", comenta la central almeriense quien hoy contará con el apoyo de su familia que harán que se sienta como si jugara en casa.

La central almeriense se dispone a realizar un pase en largo en un amistoso con La Solana.
La central almeriense se dispone a realizar un pase en largo en un amistoso con La Solana. / Cris Noguera

Todavía adaptándose a esta nueva etapa en su carrera deportiva, la defensa comenta sobre el que ahora es su equipo que "todas las jugadoras en su mayoría han militado en Segunda RFEF", añadiendo que "aquellas que vienen de Primera Nacional vienen con categoría". "Hemos conectado muy bien tanto a nivel de equipo como a nivel de juego, obviamente son los primeros compases de la Liga y, sobre todo, de la estructura de un equipo", señala Esther.

Por otra parte, como todo aquel que de pequeño se inicia en el mundo del fútbol Esther no duda en admitir que "llegar a Primera División" es una de sus metas, queriendo emular en un futuro no tan lejano a aquellas que hace menos de un mes lograron bordar en su camiseta la primera estrella de la historia de la selección española femenina gracias a ese inolvidable gol de la sevillana Olga Carmona ante Inglaterra para levantar el Mundial a miles de kilómetros de nuestro país. Un sueño que no le impide ver la gran dificultad de cumplirlo. Así, a sus veinte años cursa a distancia en la Universidad de Almería el grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte con el que continuar su formación a la par que intenta tocar la élite del fútbol femenino español. Pero antes toca vivir su partido más especial.

La central almeriense persigue un balón con la camiseta arlequinada de la UD Pavía.
La central almeriense persigue un balón con la camiseta arlequinada de la UD Pavía. / D.A.

Lo último