Fútbol I Semifinal de la Supercopa Femenina Lindahl y ¡qué manera de sufrir del Atleti para meterse en la final!

  • La portera rojiblanca, la mejor de su equipo, clave con sus paradas y con su actitud ganadora en la tanda de penaltis (1-1 en el tiempo reglamentario; 3-1 en la tanda) 

  • Levante, primer finalista (3-1)

Las jugadoras rojiblancas se abrazan a su portera para celebrar el pase a la final. Las jugadoras rojiblancas se abrazan a su portera para celebrar el pase a la final.

Las jugadoras rojiblancas se abrazan a su portera para celebrar el pase a la final. / Javier Alonso

El Atlético de Madrid se metió en la final donde le espera el Levante. Lo hizo en un partido muy igualado, sufrido, muy típico de la entidad colchonera. ¡Qué manera de sufrir en el Estadio de los Juegos Mediterráneos! La guardameta Lindahl se hizo grande en la tanda de penaltis, detuvo y empapó de optimismo a sus compañeras, que marcaron tres penaltis por tan solo uno del Barcelona.

El Barcelona salió con más mordiente y poco a poco fue creando peligro sobre la meta atlética. A los 7 minutos las culés pudieron adelantarse por medio de Hermoso, cuyo remate en el primer palo se fue fuera por muy poco. Instantes después, Alexia se adelantó a las defensoras en un saque de esquina y con la puntera fue capaz de dirigir el balón hacia la meta de Lindahl, que tiró de reflejos para evitar el 1-0.

El partido era dominado totalmente por el conjunto catalán. El Atlético de Madrid, al más puro estilo Simeone, defendía con mucho orden, pero no encontraba salidas para las galopadas de Ludmila. La primera intentona de la delantera atlética fue en el minuto 38, con un disparo desde casi 30 metros, que se perdió desviado. No aparecía el conjunto madrileño en ataque, pero su buen hacer defensivo permitía que el 0-0 no se moviera y así se llegó al descanso.

La portera sueca rojiblanca iba a ser la gran protagonista del comienzo de la segunda parte, al sacar dos balones que tenían pinta de gol. Alexia y Aitana tuvieron dos muy buenas ocasiones, pero se encontraron nuevamente con la seguridad de Lindahl, que estaba sosteniendo a su equipo. El Barcelona parecía decidido a desequilibrar el choque al comienzo de esta segunda parte. A los 55, el conjunto culé pidió un penalti sobre Aitana de Meseguer, que la árbitro no pitó.

Diez minutos después, sí que iba a pitar una clara mano de Alexia a disparo de Deyna. Van Dongen no iba a fallar desde el punto de penalti e iba a adelantar al conjunto colchonero (1-0). El partido estaba donde quería el Atlético, defendiendo con orden, a la contra podía matar.

Tounkara trata de frenar a Alexia. Tounkara trata de frenar a Alexia.

Tounkara trata de frenar a Alexia. / Javier Alonso

  

Le costó reaccionar al Barcelona. Sólo los cambios le dieron algo de aire. Oshoala, en una buena cabalgada, chutó demasiado cruzado a falta de diez minutos. Parecía que estaba todo visto para sentencia, que a un Atlético que tiró de manual cholista no se le iba a escapar el pase a la final, pero en el último minuto reglamentario, apareció la calidad. La magia de Alexia, la mejor del partido. La capitana culé realizó una jugada de muchos quilates, fue trabada en la frontal y la falta la puso con su zurda en la cepa del palo de Lindahl. 1-1 justo y prórroga. Más emoción, imposible.

Lindahl se crece en la prórroga y los penaltis 

En la prórroga, el cansancio y el miedo a perder fue la nota predominante. Alexia tuvo el segundo a falta de dos minutos, pero se encontró con Lindahl, que salvó in extremis a las suyas. Los penaltis iban a decidir. Y así la meta rojiblanca fue la mejor. Detuvo uno pero su personalidad y sus centímetros intimidaron a las jugadoras catalanas, que fallaron hasta tres penas máximas. Alia Guagni no falló el penalti decisivo y metió al Atlético en la final, que se jugará el domingo a las 20:00, horas después del Almería-Alavés de Copa del Rey.

Festejo rojiblanco. Festejo rojiblanco.

Festejo rojiblanco. / Javier Alonso

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios