FÚTBOL | FEMENINO

La mayor alegría para la UD Almería en un curso agridulce para el club

  • El equipo de féminas ha dejado a la entidad un sabor más dulce en esta recta final de temporada tras el descenso del filial y el anuncio de la marcha de Fran Fernández

Jugadoras rojiblancas celebrando el ascenso. Jugadoras rojiblancas celebrando el ascenso.

Jugadoras rojiblancas celebrando el ascenso. / Granada Hoy (Almería)

Tanto por la novedad de ser su primer curso en competición, como evidentemente también por la gran temporada que han realizado sus jugadoras, la Unión Deportiva Almería femenino se ha convertido en uno de los valores más positivos de esta temporada 2018-2019 para el club rojiblanco. El ascenso a la Segunda División Nacional por parte de las chicas de Carlos Hinojo ha puesto el sabor dulce de este año a una entidad que estaba despidiendo el curso con el amargo del descenso del filial masculino, que bajó de Segunda B a Tercera, y con toda la polémica de la ya inminente salida del técnico Fran Fernández, algo que no querían la gran mayoría de los aficionados.

Podría decirse que las féminas han sido la mayor alegría para la UDA, sin olvidar los éxitos de los equipos canteranos, claro está, como el del Almería juvenil B que se ha proclamado campeón en el Grupo XIII de la Liga Nacional, aunque no puede ascender ya que el primer equipo está militando ya en la División de Honor, máxima categoría juvenil.

La disputa de la eliminatoria final que las almerienses deberían disputar ante el Real Betis B está en el aire al confirmar el ente federativo, en 'petit comité', que los dos finalistas tendrían, en principio, plaza en la Segunda Nacional

La apuesta por crear una sección femenina ha dado sus mejores frutos, tanto por dar el salto de categoría como por el impulso de visibilidad que ha ganado el balompié femenino en Almería, como ya está ocurriendo en todo el panorama nacional. Eliminar al Granada B y meterse en la final del play off por el ascenso (ya asegurado) ha sido, sin duda, algo histórico, pero también lo fue el duelo de ida ante las granadinas en el Mediterráneo, que acabó con un 1-0 a favor de las locales.

Por primera vez el feudo principal del estadio almeriense abría sus puertas para su equipo de féminas, que tuvieron el apoyo de cerca de 2.000 personas, algo que no se había visto antes en la provincia en relación al fútbol femenino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios