Libertad Quijotesca

Agapito Maestre, pluma y morrion

Maestre escribe sobre la realidad sin olvidar el optimismo razonable que tanto necesitamos para vivir en libertad

Con una estrofa de tres versos, los soldados, mochileros y las mujeres de los Tercios Españoles, nos dejaron un valioso poema para recordarlos, reflexionar y asumir los hechos de la inmensa y compleja historia de España: "España es mi natura, Italia mi ventura, Flandes mi sepultura". Agapito Maestre ha escrito un libro racio-vitalista que relata con veracidad velazqueña y morrión, casco emblemático de los Tercios, muy bien puesto, los hechos que han sucedido en España durante la Pandemia Covid-19: El tiempo roto. Un diario de la Pandemia (Unión Editorial 2021). Tomando la pluma comprometido e inspirado por la virtud orteguiana del filósofo-ciudadano, cuya preocupación constante es escribir para todos los públicos, nos pone coherentemente ante nuestra realidad; porque para resolver los problemas primero hay que reconocerlos. Nos dice A.M. "Admiro a quienes aprenden rápidamente de los fracasos o de las desgracias propias y ajenas". La Pandemia ha vuelto del revés al mundo, los maquillajes se cuartean y salen a la luz los verdaderos rostros de nuestra humanidad, incluso los que se ocultan. En la casa que compartimos y de la que somos responsables como sociedad ciudadana, la Nación Española; el virus ha hecho estragos salvajemente porque la carga vírica no solo estaba en la plaga, la infección cainita de la industria del politiqueo, ajena y despreciativa del gobierno responsable de la democracia española, ha sido y es letal. Reconocido y expuesto el problema; afanémonos en resolverlo por el bien de todos, y el respeto que se merece nuestro hogar y proyecto político común que es España. Tenemos que vivir en libertad, sin miseria intelectual ni material, liberados al fin de las cadenas del sectarismo, amiguismo, odio y aniquilación del enemigo político. Imprescindible el compromiso intelectual y pragmático de pensadores, científicos, creadores en todos los ámbitos. La plaza pública necesita sinceridad y autolimitación, no estratagemas, censura y mentiras. Entonces el progreso será civilizador para interés general. A.M. nos invita a leer uno de los libros más hermosos del brillante humanista mexicano Gabriel Zaid : Cronología del progreso: "No es verdad que todo tiempo pasado fue mejor. Ni que todo lo más reciente es mejor. Ni que el futuro será siempre mejor. Pero cabe desearlo, y trabajar porque así sea, con optimismo razonable".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios