Defender el mundo animal nos parece de lo más coherente. Estar a favor de dejar las especies invasoras a su libre albedrío es justo lo contrario. Claro que los animalistas para eso están: para las defensas numantinas de aquello no normal.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios