El medio y el ambiente

Más de cien mentiras

Daría mucho por ser capaz de escribir así para despertar mentes que no quieren pensar en todo lo que tenemos

Apesar de lo que puede dar a entender el título de este artículo, el mismo no va de política ni de políticos. Este escrito está basado en la letra de la canción de igual título de Joaquín Sabina, y la verdad es que yo daría mucho por ser capaz de escribir algo, aunque fuera de menor claridad, ritmo y aguijonazos mentales, para despertar mentes adormiladas que no quieren pensar en todo lo que tenemos y por lo que merece la pena estar contentos.

Vamos por partes, "Tenemos memoria, tenemos amigos, / Tenemos los trenes (¿en Almería?), la risa, los bares, / Tenemos la duda y la fe, sumo y sigo, …//… Tenemos silencio, tabaco, razones, …//… Tenemos cenizas de revoluciones …//… Saliva, cinismo, locura, deseo". Hasta aquí la 1ª parte de la cita. He remarcado lo de trenes por razones obvias: "los movimientos telúricos que azotan al mundo". Esta última cita es de una entrevista a un diputado por Almería, miembro de la comunidad universitaria. Y del silencio alguien decía: "si no puedes mejorarlo, cállate". A algunas personalidades les vendría bien tomar nota. Del tabaco decir que en Cuba "un puro" no existe, existe "un tabaco" que, para fumarlo, requiere unas circunstancias que ahora mismo no se dan en la sociedad española. Así que tranquilos, que no voy a defender su consumo. Las cenizas casi se han desperdigado todas, y el último verso de esta cita brilla por su ausencia, ya que en ocasiones da la impresión de que hay una epidemia de "apollardamiento" que diría un granaíno castizo, y disculpas por la expresión.

En la 2ª parte de la cita: "… Y un bisnes pendiente con Pedro Botero / Más de cien palabras, más de cien motivos / Para no cortarse de un tajo las venas, / … / Más de cien mentiras que valen la pena …//… Tenemos el lujo de no tener hambre / Ropa de domingo, ninguna bandera, …//… setas en noviembre, fiebre de primavera …" Estos versos son una síntesis maravillosa de cómo exprimir la vida para sacarle hasta la última gota de jugo, aunque éste salga ya amargo de tanto exprimirla, y una eliminación de lo superfluo.

Y como colofón: "Qué importa, lo siento, hasta siempre, te quiero, / Hinchas del atleti, gángsters de Coppola, / Verónica y cuarto de Curro Romero …//… La sed y la rabia, el ruido y las nueces, / Tenemos el agua y, dos veces al día, / El santo milagro del pan y los peces …" O sea, que tenemos contradicciones y complementos, las dos caras de todas las monedas y, entresacando, los sufridores del Atleti y del Faraón de Camas: Curro. Además, tenemos agua, pan y peces. ¿Para qué más motivos por los que soñar, vivir y pelear?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios