Lo que se dice, cómo se dice, cuándo se dice y por qué se dice es fundamental para mantener una conversación entre dos personas. Pero y ¿lo que no se verbaliza? La distancia que tenemos con el otro, la postura, la mirada, los gestos… son indispensables en una conversación cotidiana. En una conversación observamos, quién está prestando atención, la distancia entre ellas (si es una distancia razonable o existe una invasión de la intimidad por ejemplo), la dirección de las cabezas y de sus cuerpos, las miradas, la posición de las manos… todos los signos son mensaje.

Reafirmar brevemente lo que el otro acaba de comunicar. Lo que sí está claro, es que una simple charla con un amigo, está llena de señales y que comunicamos no solamente con nuestras palabras, sino con nuestro cuerpo también.

Mucha gente pensará que dará igual como te comportes en una charla o en una entrevista, que lo importante es el mensaje, el resto es superfluo. Esta afirmación es una creencia errónea, que lleva a muchos al engaño, ¿verdad?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios