A MI amigo Paco, entusiasta de la Historia donde los haya, me manifestaba su curiosidad por conocer la Historia y los acontecimientos que habían formado parte de los pueblos de la provincia de Almería; para Paco, conocer los antepasados, era poder dar explicación a muchas situaciones del presente. Yo mismo tengo que manifestar mi pasión por la Historia local y confieso que mis artículos han ido por esa línea; ya que pienso, que la divulgación de este género llega más al lector mediante la prensa. En esta ocasión hemos consultado las obras: "Historia de Zurgena," de los autores José García, Josefina Varela y Pedro Segura, y "Toponimia del Valle Medio del Almanzora", del profesor García Ramos, que como alumno que fui suyo, son muchos los gratos recuerdos que guardo de su persona; y con algún que otro apunte de nuestra propia cosecha. Zurgena tiene una extensión aproximada de 70 Kilómetros cuadrados, no sabemos si seguirá comercializando el mármol que se extraía de las canteras del Tranco, limítrofes con Lubrin, En la actualidad ha cambiado su sistema social y económico, convirtiéndose en un pueblo de servicios con una abundante población de origen británico. El topónimo Zurgena, cuya forma más antigua fue: Sugena o Surgena, y que más tarde evolucionaria a Zurgena, hace referencia a los topónimos terminados en eno, ino, ena, que proceden de regiones muy romanizadas y formaban parte de Iberos, Bastetanos y Turdetanos, estas terminaciones denotan nombres de lugar o gentilicios, por lo que pudo ser un gentilicio (Villa Suricana o Villa Surgana): la villa de Suricus que en latin es sirio, perfectamente podría ser la villa de alguno de aquellos que procedían de oriente (sirios, fenicios…..) El profesor García Ramos, asegura que en la época de los moriscos la villa fue saqueada por el capitán turco Farax Aben Farax, que tenía su cuartel general o presidio en Zurgena, llegándose a pensar, en un primer momento, que su significado podía ser acuartelamiento, aunque esta teoría, afirma el autor, gozaba de poca credibilidad. La villa de Zurgena ha sido desde el 130 a C un enclave de frontera, de límite entre culturas, donde los topónimos a través de los siglos han recogido límites y mojones, como son Fines y Filabres; asi pues, partiendo de este punto de vista se barajó una filosofía de las mentalidades, con dos formas de pensamiento: idealista y materialista; entre el idealista, estarían los que alegan razones de tipo etnológico, buscando accidentes geográficos como un rio, que tiende a unir, y que da pie a una convicción de un alma común de un pueblo; y por el contrario los que alegarían razones de tipo económico, llevándoles a poner el límite en la cumbre de los montes; por tanto Zurgena se puede definir como extremo finis, por lo que debemos de entender, según Sánchez Albornoz, que el concepto de frontera es esencial para el conocimiento de España y sus diferencias etnológicas entre pueblos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios