UD Almería

El coronavirus infecta al Almería

La sede rojiblanca, preparándose para ser desinfectada. La sede rojiblanca, preparándose para ser desinfectada.

La sede rojiblanca, preparándose para ser desinfectada. / Rafael González

La burbuja del fútbol parece que ha explotado. Por desgracia. Fuenlabrada, Madrid y ahora Almería, Sevilla y Zaragoza. Por ese orden se conocieron ayer positivos en los tres clubes: los dos primeros con la mirada puesta en los play off de ascenso a Primera División y el segundo en la Liga Europa, que sigue otros protocolos.

Centrándonos en el Almería, a primera hora de la mañana saltó la sorpresa. Un miembro de la plantilla dio positivo en los test de coronavirus efectuados el pasado lunes a todos los integrantes del club. Rápidamente la propia Unión Deportiva Almería avisó tanto a LaLiga como a las autoridades sanitarias y municipales, para actuar de forma coordinada y que hubiera el menor riesgo de contagio posible. Aunque la identidad no ha trascendido por motivos de protección de datos, fuentes sanitarias confirmaron a este periódico que se trata de un futbolista de la primera plantilla, que fue puesto en cuarentena domiciliaria y que por la tarde no acudió a realizarse la segunda tanda de test a los laboratorios Synlab. Por fortuna, y es lo más importante, se encuentra asintomático y su estado de salud es bueno.

El equipo acababa de ponerse a trabajar de la mano del nuevo entrenador, Jose Gomes, pensando en el choque ante el Girona del play off de ascenso y atento a la resolución que podía tomar el Comité de Competición sobre el caso Fuenlabrada. Sin embargo, ahora de buenas a primeras se ha encontrado con un positivo que trastoca todos los planes, puesto que los entrenamientos fueron suspendidos de inmediato y el recinto del Estadio de los Juegos Mediterráneos, cerrado para ser desinfectado.

Mohamed El Assy, CEO del club, también se hizo las pruebas, como otros trabajadores del club. Mohamed El Assy, CEO del club, también se hizo las pruebas, como otros trabajadores del club.

Mohamed El Assy, CEO del club, también se hizo las pruebas, como otros trabajadores del club.

Los profesionales del club rojiblanco acudieron en la tarde de ayer miércoles a los laboratorios donde se están realizando las pruebas para detectar el coronavirus, con el objeto de ver si la infección es aislada o se había transmitido ya a más miembros de la plantilla. Jugadores y demás profesionales del club, excepto el caso confirmado por la mañana, se realizaron los test correspondientes y deben de aguardar en sus domicilios a los resultados para ver si pueden entrenar o, como en el Fuenlabrada, deben de permanecer aislados a la espera de superar la infección, con unos plazos que van a girar en torno a la semana y media o dos semanas, entre diez y quince días.

Darwin y el propio entrenador de la UDA, José Gomes, atendieron durante unos segundos a los medios de comunicación presentes en la zona. No se llegaron ni a parar, para tratar de minimizar riesgos y no romper la pertinente distancia de seguridad de dos metros, pero sí llegaron a decir que todos están tranquilos y que no saben qué pasará con la competición, que lo primero ahora es aislar al foco del contagio.

De esta manera, la UDA está a la espera de que esta misma mañana se conozca los resultados de las pruebas para analizar si la situación está mínimamente controlada o es necesario establecer una cuarentena más amplia y estricta, similar a la del Fuenlabrada en un hotel de La Coruña. De la misma manera, los rojiblancos están atentos a lo que ocurre en Zaragoza, donde también se ha detectado un positivo. Urge disputar el play off para dar por terminada la temporada, pero todo se ha torcido en el último segundo.

¿Qué medidas dice el protocolo que se tomen?

Desde primera de ayer, en cuanto se tuvo constancia del positivo, la Unión Deportiva Almería informó a las autoridades y se rigió a rajatabla por el protocolo establecido por LaLiga, RFEF y el Consejo Superior de Deportes.

El primer paso fue poner en cuarentena al rojiblanco contagiado por coronavirus y al resto de compañeros se les aisló como medida de precaución. De momento, los test han arrojado este único positivo, pero este virus es así de traicionero y puede saltar con suma facilidad. Ante eso, prima el distanciamiento social y las medidas de seguridad extremas. Por ello, como precaución y a pesar de haber dado negativo el pasado lunes, toda la comitiva indálica está en cuarentena y en la tarde de ayer pasó una segunda tanda de test.

Estos dictaminarán si hay más de un contagio (lo que sería un foco y haría más extensa la cuarentena) o si sólo sería un futbolista el que ha contraído el coronavirus, lo que permitiría al resto de la plantilla volverse a entrenar, extremando eso sí las medidas de seguridad y siendo revisados por PCR cada dos días. Para ello, el Estadio de los Juegos Mediterráneos también fue cerrado ayer mismo y se está procediendo a su total desinfección, que llevará a que no se pueda usar hasta el próximo lunes.

Un operario, desinfectando el PMD. Un operario, desinfectando el PMD.

Un operario, desinfectando el PMD.

Así las cosas, aunque lo que prima es la salud y lo más importante es superar la enfermedad por parte del infectado, la Unión Deportiva Almería también mira de reojo a las decisiones que tomen las autoridades pertinentes con respecto al play off de ascenso, donde están también el Zaragoza, el Girona y todo hace indicar que el Elche.

En principio, ayer era el día indicado para que se decidiera la fecha para la primera eliminatoria de la promoción, pero ésta se va a retrasar visto lo visto. El positivo del Almería y el del Zaragoza complica más todavía el play off y pone en máxima alerta a todo el mundo del fútbol español, puesto que ya son tres contagios en Segunda y dos en competiciones europeas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios