UD Almería

El necesario puñetazo sobre la mesa de José Gomes

  • El portugués, todo mesura cuando se pone ante el micrófono, el sábado por la noche exigió de forma vehemente ese mismo respeto que él mostró pese a la indignación con la actuación arbitral

  • Está por ver si su uso de la libertad de expresión tendrá sanción, mientras que López Toca y Sagués Oscoz salen indemnes

  • El VAR escribe el epitafio del fútbol

Imagen del enfado de José Gomes. Imagen del enfado de José Gomes.

Imagen del enfado de José Gomes. / LaLiga

La indignación después del penalti señalado por López Toca, a instancias del VAR, frente al Leganés se mantiene en la parroquia rojiblanca. Pero esta sensación es ligeramente diferente a la experimentada segundos después del 1-1 que estableció Juan Muñoz. No sólo porque ya han pasado varias horas y al final el tiempo enfría los sentimientos más calientes, sino porque José Gomes evitó esa sensación de desamparo que siente cualquier hincha ante la impunidad arbitral en errores tan flagrantes y dañinos.

Las redes sociales pasaron de arder contra López Toca a llenarse de imágenes como la que ilustra esta noticia: José Gomes, enfadado, mirando a cámara sin rubor y señalando claramante al poco respeto que se le tiene al Almería de Turki Al-Sheikh como el causante de las últimas polémicas arbitrales y, concretamente, la del penalti inventado de Maras sobre Bustinza. El presidente rojiblanco no dejó sólo a su míster y también lanzó por tuiter un mensaje claro: ocho puntos le han quitado los colegiados al Almería, que le permitirían estar a estas alturas en zona de ascenso.

El discurso del portugués fue vehemente, con voz elevada y con la válvula del enfado destapada. Sin embargo, no hubo ni un solo pero que ponerle a su discurso, entre otras cosas, porque sólo exigió respeto para su club. Ni habló de manos negras, ni de predisposición arbitral ni sus palabras fueron una crítica, sencillamente expresó su hartazgo (como tantos otros profesionales del fútbol) con un VAR que se está usando horrorosamente mal para cambiar la esencia del fútbol. Es más, Gomes dijo que López Toca había acertado en un primer momento al señalar falta de Bustinza sobre Maras (que es lo que casi todo el mundo ve en esa imagen y lo único que podía ser punible de señalarse), pero cambia de opinión porque Sagués Oscoz le incita a ello.

Esas palabras llenaron de orgullo a los aficionados, que se sintieron amparados por su club. Era necesaria una rueda de prensa como ésta ante un fallo tan clamoroso, sobre todo porque ya llueve sobre mojado y el Almería, hasta la fecha, había permanecido impasible. El gol anulado a Sadiq en Butarque, el increíble libre indirecto frente al Sabadell (el cual ejecutó de forma incorrecta el cuadro arlequinado, pero terminó siendo el 2-2), el penalti señalado también por Maras ante el Mallorca, las expulsiones de Sadiq en Vallecas y Fuenlabrada... Esa sensación de que el Almería de Al-Sheikh molesta se hace evidente ante tanto fallo arbitral, sobre todo comparándolos con los arbitrajes mucho más placenteros que sufren los que le preceden en la tabla, particularmente el conjunto balear.

¿Habrá sanción?

Ahora, lo que está por ver son las consecuencias de las palabras de José Gomes. Lo que parece claro es que el VAR no va a mejorar en España, puesto que no hay intención de ello y el Almería no tiene la fuerza suficiente para ejercer presión. Seguirán cometiéndose los mismos errores y el Comité Técnico de Árbitros dará capotazos mágicos y sus profesionales saldrán indemnes pese a los fallos. Por contra, sí se analizarán con pelos y señales las declaraciones del portugués en la citada rueda de prensa y tratarán de buscar hasta el más mínimo resquicio de posibilidad de sanción. Como ocurrió, por ejemplo, con Álvaro Cervera.

Los profesionales del fútbol no pueden expresarse libremente y ellos mismos reconocen que no quieren hablar por miedo a perderse varios partidos. Ante cualquier atisbo de crítica, los censores salen a relucir y tapan sus propios errores con castigos hacia los demás. Habrá que ver si el comité sanciona a Gomes de cara a los encuentros que vienen, en los que el Almería tiene que aislarse de la polémica que cada semana le genera el VAR para intentar recortar los cuatros puntos que ahora le distancian de la zona de ascenso directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios