UD ALMERÍA 0-1 SEVILLA | COPA DEL REY | LA CRÓNICA Si hay que perder que sea así (0-1)

  • Los rojiblancos resisten, compiten hasta el último minuto, pero caen con la cabeza bien alta ante un cuadro hispalense que tuvo que sudar de lo lindo y que encontró el gol en una jugada a balón parado en el 66'

Ramazani fue de los jugadores rojiblancos más activos en ataque. Ramazani fue de los jugadores rojiblancos más activos en ataque.

Ramazani fue de los jugadores rojiblancos más activos en ataque. / Javier Alonso (Almería)

Con la cabeza más que alta se despidió la Unión Deportiva Almería de la Copa del Rey, dando la cara en cuartos ante un Sevilla, al que hizo pedir la hora en el Mediterráneo, que se convirtió en el primer semifinalista gracias a un gol de Ocampos en el 66'. Lo dio todo el cuadro de José Gomes sobre el terreno de juego hasta el pitido final pero se quedó a las puertas de repetir lo que hizo diez años antes.

Una década después, el conjunto rojiblanco volvía a tener la oportunidad de clasificarse para unas semifinales del Torneo del KO, algo que ya lograría en 2011 con José Luis Oltra. Después de dejar en el camino en esta presente competición copera a L' Hospitalet (1-4), Numancia (1-2), Deportivo Alavés (5-0) y Atlético Osasuna (0-0, 5-4 en penaltis), los de José Gomes afrontaban el complicado reto de superar la eliminatoria al poderoso Sevilla, equipo que entrena Julen Lopetegui, que está en cuarta posición en LaLiga, tiene pendiente de disputar los octavos de final de la Liga de Campeones y que llegaba a los cuartos de la Copa también con un paso firme en este torneo.

Pese a que Gomes dejó claro que la prioridad es el ascenso a Primera, no cabe duda de que no se iba a tirar la posibilidad de seguir dando mucha guerra en la Copa, algo que generó una creciente ilusión en una afición unionista también contenta por las recientes incorporaciones del cierre del mercado invernal, destacando la llegada de la joven perla uruguaya Brian Rodríguez. Bajo este ambiente, el Almería se preparaba para una contienda en la que tenía mucho que ganar y nada que perder.

Como se esperaba, la UDA presentó un once completamente distinto al que se vio en liga frente al Castellón, con Sadiq, su futbolista de moda, en el banquillo. La posición del nigeriano, que acumulaba 13 goles, 8 de ellos marcados en cinco partidos de este 2021, la ocupó de inicio Villar, referencia ofensiva en un 4-2-3-1, con Ramazani y Lazo en bandas, Robertone, Petrovic y Villalba en la media y una línea defensiva formada por Buñuel, Akieme, De la Hoz y Akieme, con Fernando, el héroe de la anterior eliminatoria, bajo palos. Fueron los once elegidos para plantar cara a un oponente que solamente había perdido un partido de los últimos quince que había jugado.

Tras unos pocos minutos de tanteo y pausa, tocando atrás a la espera de la presión almeriense y que se abriesen huecos, el cuadro sevillista atrincheró a los locales. Los de Lopetegui buscaban el gol rápido y avisaron con varios acercamientos. En el 4', Akieme bloqueó un centro del ex rojiblanco Aleix Vidal, que un minuto más tarde probó suerte con potente disparo raso que atrapó Fernando. Casi sin tiempo para que el Almería recuperara el aliento, remate de Diego Carlos en un córner que se marchó por encima del larguero. Apretaba el Sevilla, que estaba cómodo, y los rojiblancos sufrían pero aguantaban el tipo, aunque no les duraba la pelota.

Fernando despeja en una jugada de ataque sevillista. Fernando despeja en una jugada de ataque sevillista.

Fernando despeja en una jugada de ataque sevillista. / Javier Alonso (Almería)

Los almerienses pararon el primer arreón hispalense rozando el minuto 17, gozando de una oportunidad a balón parado que desperdició Robertone sacando rápido, tratando de sorprender desde lejos a Bono. En el 21' tuvo que entrar el VAR, en una acción en la que el esférico dio en la mano de Petrovic en el área y que, por suerte, se consideró como involuntaria para los de Gomes, que empezaban a activarse. Así, en el 23' llegó la primera llegada clara rojiblanca, que acabó con un disparo de media distancia de Akieme con la zurda. Se marchó fuera, al igual que un centro-chut de Villar en el 30'. El Sevilla ya había perdido su comodidad, pero rozó el 0-1 en el 33', en una ocasión de De Jong en la que Fernando fue salvador de una UDA que estaba compitiendo, destacando la gran labor de sus laterales, y que se marchó con el sueño copero intacto a un descanso al que pudo llegar por delante si Ramazani, en el 43', hubiese acertado a meta vacía tras un error garrafal de Bono. 

Tal vez Gomes pecara en exceso de conservadurismo para meter a los pesos pesados. Todo se le trastocó cuando el Sevilla marcaba mientras tenía a Sadiq y Corpas en la banda preparados para entrar

Comenzó la segunda parte con mucha intensidad. Lazo tuvo una clara en el 47' y De la Hoz salvó el 0-1 un minuto más tarde en la réplica sevillista, protagonizada por Munir, que entró por Gudelj siendo el primer cambio del partido. El Sevilla tuvo la más clara en el 54', en un remate de cabeza de Koundé, su jugador más incisivo, que se topó con el larguero. Resistía la UD Almería, bien plantada sobre el césped esperando su momento, avisando que estaba en el partido en el 57', con un disparo de Akieme. No quería el Sevilla que los rojiblancos se les subiesen a las barbas y Lopetegui dio entrada a Suso y a En-Nesyri, artillería pesada. Al Almería, que estaba haciendo bien sus labores de contención, le hacía ya falta refresco. Y cuando estaban preparados Sadiq y Corpas para entrar al campo, llegó el tanto del Sevilla. Suso puso un guante al área, tras un saque de córner en corto, y remató Ocampos para hacer el 0-1 (66'). La UDA pagó caro su primer fallo en la marca. 

No le quedaba otra a los de Gomes que tirar de épica en un choque que no estaba para nada perdido, pero que estaba muy cuesta arriba. La UDA no dejó de competir, y de qué manera. No arrojaban la toalla los rojiblancos, ya con Samú sobre el verde, volcados en busca del empate en la recta final. Pudo sentenciar Munir en el 83', pero Fernando estuvo sublime para evitar el 0-2. Aún le quedaba vida al conjunto almeriense, pero no su insistencia no tuvo premio ante un Sevilla que acabó defendiendo. Ahora toca a los almerienses centrarse totalmente en la liga, donde las cosas van viento en popa en su rumbo hacia el ansiado ascenso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios