UD Almería

Dos proyectos bomba del Almería con escasa mecha

A algunos jugadores, no  a  todos, se les vio afectados al caer eliminados por el Girona. Ramazani sí lloró.

A algunos jugadores, no a todos, se les vio afectados al caer eliminados por el Girona. Ramazani sí lloró. / Javier Alonso

Volvió el público al Estadio de los Juegos Mediterráneos para ver el epílogo del segundo proyecto de la era Turki. Y como buenos mandatarios del fútbol actual, han tropezado dos veces en la misma piedra. Mucho dinero invertido, muchas flores de los rivales, pero a la hora de la verdad, el equipo da el gatillazo.

Al proyecto bomba de Turki Al-Sheikh le falta mecha. Prende al comienzo de temporada, pero conforme va llegando al final, poco a poco la llama se va apagando. ¿Por qué? Falta de buena materia prima. Son muchas las voces que coinciden en que con esta plantilla, el Almería habría acabado en mitad de la tabla en Primera División. Pero para jugar en Segunda, se necesita otro tipo de jugador. No es casualidad que almerienses como Salva Sevilla o Nino coleccionen ascensos, mientras que el equipo representativo de su provincia se estrelle dos veces con la misma muralla y en el mismo sitio. ¿Conclusión? Hay que invertir en rodear la muralla, no en estamparse con ella hasta que en algún momento se resquebraje y caiga.

Piedra angular

Como sucedió el año pasado con Gomes, que llegó para el play off, lo normal es que Rubi conduzca el nuevo proyecto. Un hombre que ya subió con el Huesca, sabe el camino a seguir. A buen seguro que tiene una cartera de jugadores interesantes, que le pueden aportar la experiencia que le ha faltado esta temporada al Almería. En la parcela de fichajes, debe de llevar la voz cantante. Por supuesto la política indálica es la de firmar jóvenes jugadores y revalorizarlos. Pero ellos no pueden llevar la presión, tienen que apoyarse en la veteranía de compañeros que conozcan los intríngulis de la categoría.

Buena base

La plantilla tiene una base interesante y Rubi así lo dejó ver en la última rueda de prensa. Sería conveniente que la dirección deportiva se afanara en mantenerla y que sólo saliera quienes no han tenido la cabeza en el equipo en las últimas jornadas. Aunque hubo disculpas públicas [muy bien hecho por ambos, cierto es], el encontronazo entre Sadiq y Brian ante el Albacete denota que el grupo no era una piña. Para tratar de subir, más vale un vestuario humilde y aguerrido, que una colección de nóminas altos y egos por las nubes.

La plantilla estará de vacaciones hasta la segunda semana de julio, cuando se iniciará la pretemporada

Lección del aficionado

Lo mejor. Más de un año sin acudir al Mediterráneo, decepcionado por el 3-0 de la ida, y ahí estuvo animando sin perder la confianza en su equipo. Ellos cimentaron la remontada, que no fraguó porque el equipo no estaba lo fino que exigía la situación. ¿Vaso medio lleno? Si a la tercera llega la vencida, lo normal es que el Mediterráneo esté lleno para celebrar el ascenso.

Ivanildo charla con algunos aficionados, que estuvieron apoyando hasta el final. Ivanildo charla con algunos aficionados, que estuvieron apoyando hasta el final.

Ivanildo charla con algunos aficionados, que estuvieron apoyando hasta el final. / Javier Alonso

¿Y Turki?

Desde su llegada Turki Al-Sheikh ha roto el estereotipo de jeque caprichoso y mandón, que utiliza al equipo como un juguete. Además, su conducta durante la pandemia con la ciudad de Almería ha sido digna de mencionar. Disgustado tiene que estar, normal. Es probable y hasta necesario que haga algún cambio en la parcela deportiva, pero no puede volverse loco y deshilachar todo lo hilado. En su llegada comentó que era un proyecto a largo plazo, mínimo de tres años en adelante, por lo que con paciencia y poniéndose en buenas manos para confeccionar la plantilla, va a conseguir su objetivo. Además, cuenta con el cariño de los aficionados, que no es poco visto lo visto con otros jeques o grandes mecenas. Por delante, también el plan de hacer un Estadio de los Juegos Mediterráneos de cinco estrellas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios