Almería

El Ayuntamiento pide a la Junta esta semana la playa para perros

  • La escogida por su ubicación es la franja de costa de la desembocadura del río Andarax

Una mujer transporta en un carrito a su perro por la arena de la playa. Una mujer transporta en un carrito a su perro por la arena de la playa.

Una mujer transporta en un carrito a su perro por la arena de la playa.

Las gestiones oportunas están en marcha para poder habilitar este mismo año, como pretende el Ayuntamiento de la capital, la primera playa reservada en exclusividad al baño y esparcimiento de los perros. El Consistorio almeriense remitirá esta misma semana la solicitud pertinente a la Junta de Andalucía, como administración competente, al objeto de conseguir la autorización necesaria de la que es uno de los compromisos electorales del Partido Popular. Y también uno de las exigencias de Ciudadanos incluidas en los presupuestos municipales de 2018. La idea es habililtarla en la playa de El Bobar, situada en la desembocadura del río Andarax.

La Concejalía de Servicios Municipales ha confirmado la intención del equipo de gobierno de remitir antes de que finalice esta semana el escrito de petición para transformar este tramo de litoral en una playa canina, dotada de papeleras con bolsas para la recogida de heces y otros servicios especialmente pensados para los animales de compañía y, sobre todo, para contar con la colaboración de sus propietarios a la hora de mantener las condiciones higiénico sanitarias oportunas.

Si es aceptada la solicitud, será zona de baño canina desde noviembre hasta abril

No es la primera vez que el Ayuntamiento anuncia la playa de perros. Tampoco este tramo del litoral. De hecho fue la primera opción municipal, descartada después por los cantos rodados que desaconsejaban los veterinarios, inclinándose el equipo de gobierno por un tramo de costa situado entre Costacabana y El Alquián.

La ubicación se retoma ahora al sobresalir otras cuestiones, como la cercanía a la ciudad, desechando Servicios Municipales, área responsable de playas, otras posibilidades más retiradas del núcleo urbano. Además, según las consideraciones trasladadas, se encuentra muy próxima del primer parque canino, situado dentro del parque del Andarax, y prima, también, la facilidad a la hora de desarrollar las tareas de limpieza, que serán reforzadas al objeto de prestar a los propietarios y sus perros un área de esparcimiento y baño convenientemente atendida.

La playa no podrá ser durante todo el año de uso canino. La normativa andaluza no lo permite, por lo que realmente es una ampliación de los meses en los que se permite la presencia de perros en la playa en la nueva ordenanza municipal sobre tenencia de animales. La playa de El Bobar, según han explicado desde el Consistorio, será exclusiva para el recreo de los perros desde el mes de noviembre hasta el mes de abril, ya que no puede coincidir este uso con el Plan Municipal de Playas activo, el cual, precisamente, ha sido ampliado para mayor disfrute de la ciudadanía en general y los turistas ante las bonanzas climáticas de Almería.

El propósito es pues poder ofrecer este mes de noviembre este nuevo punto de encuentro costero, que se sumará a los parques caninos que en los últimos años ha creado el Ayuntamiento capitalino. Inaugurado en el año 2012, el primero fue el recinto del parque del Andarax al que se han sumado durante esta Corporación otros dos parques caninos, con una inversión total de más de 80.000 euros. El de Nueva Andalucía y el de El Toyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios